domingo, 4 de enero de 2015

2015. Año nuevo, problemas viejos

Empezamos el año nuevo, el 2015, y este tiempo de vacaciones nos ha permitido movernos por nuestra isla de Gran Canaria, y darnos cuenta de que el tiempo pasa y el problema crece. Los principales problemas medioambientales, en lo que concierne a las invasiones biológicas, no se frenan, se acrecientan. El más importante, al menos en Gran Canaria y según nuestro parecer, es el producido por el rabo de gato, Pennisetum setaceum. Darse una vuelta por la zona Oeste de Gran Canaria, Entre Agaete y La Aldea, desde la costa hasta el interior del Barranco de La Aldea, es caer en una profunda depresión. La invasión de Pennisetum setaceum avanza desde la costa hasta los 500 m sobre el nivel del mar, y nada parece detenerle. Ya no sólo peligran la gran cantidad de especies que crecen en las zonas bajas de este sector (Gonospermum oshanahanii, Descurainia artemisoides, Limonium vigaroense, Limonium benmageci, etc.), además está empezando a escalar por los riscos de la zona, riquísimos en flora endémica, empezando a poner en aprietos las poblaciones de Crambe scoparia, Micromeria leucantha, Dendriopoterium pulidoii, etc. Una larga lista de especies que ya estaban en peligro y que con la presión que representa la existencia de Pennisetum verán mermadas sus posibilidades de supervivencia.
Pennisetum setaceum creciendo en grietas de paredones cerca de la Presa de Parralillo, junto a Prenanthes pendula, Crambe scoparia, Dendriopoterium pulidoii, Micromeria leucantha, y otras muchas especies endémicas grancanarias en peligro.

Pennisetum setaceum creciendo en los riscos en las proximidades de la Presa de Siberio. En esta localidad pone en peligro poblaciones de Allogappapus viscossisimus, Parolinia filifolia, etc.

Otro importante problema es la presencia de la culebra real de California, Lampropeltis getula californiae. De esta especie se han recogido en el año 2014, 685 ejemplares (confrmar en http://www.lifelampropeltis.com/index.php/capturas/capturas-2). Ha sido el año con mayor número de capturas desde 2007 en que se empezaron a realizar ¿Es esta una buena o una mala noticia? Siempre es bueno que se siga trabajando en este aspecto, pero un mayor numero de capturas con un esfuerzo semejante al realizado el pasado año puede representar un aumento de la población de estos reptiles en la isla. Si comparamos las imágenes de lo capturado hasta el 31 de diciembre de 2014 con las realizadas el año 2013, hasta el 14 de noviembre, parece claro que la zona de capturas se amplía. Esperemos que cuando termine el proyecto LIFE+Lampropeltis no decaiga el esfuerzo de las entidades públicas para por lo menos controlar esta invasión.
Capturas a 31-12-2014

Seguimos con la entrada de nuevas especies invasoras o potencialmente invasoras en todas las islas. Recordemos los casos del gorgojo Diaprepes abbreviatus, plaga del plátano introducida en Gran Canaria, o el hayazgo de Salvinia molesta en esta misma isla.
Balsa de agua totalmente cubierta por Salvinia molesta

Otros problemas no parecen tener visos de solución, como la gestión de la caza con respecto a las especies alóctonas.
Es cierto que en este año que terminó han visto la luz una buena cantidad de artículos y estudios relacionados con las invasiones biológicas y la introducción de especies alóctonas, pero es tiempo ya de pasar de la investigación a la acción, y no parece que estos tiempos de recortes y de escasez de recursos económicos se presten mucho a ello.
Perdonen el pesimismo, pero ya dijimos que acabamos de volver de una excursión por el Barranco de La Aldea.

5 comentarios :

Aday Bicho dijo...

Cierto es lo que dices, la única manera que veo de evitar estas introducciones es no permitir la entrada de plantas ni animales sin previamente hacer un riguroso análisis y estudio de si puede convertirse o no en una plaga. Y claro esto no lo van a hacer ya que ni controlan las que ya están introducidas. A ver si algún día las cosas cambian.

ASHEGA dijo...

El problema es que los responsables se pasan mas tiempo en "conversacion" que en "conservaccion", y cuando arrancan ya no hay quien lo pare.

Saludos,

Cesar

MSP dijo...

Hola Aday, y gracias por tu comentario. Como bien dices las claves son dos, evitar más introducciones y controlar lo que hay dentro. Y lo primero se hace fácil si se cambian las listas negras (lo que no puede entrar), por listas blancas (lo único que puede entrar), y se aumentan los controles en frontera. Para lo segundo es cuestión de dinero, voluntad política y tiempo. Y de todo falta.
Gracias de nuevo y feliz año nuevo.

Carmelo dijo...

El rabo gato este lo tengo hasta en la entrada de mi casa en pleno hormigón, no hay forma de eliminarlo, arrancas uno y sale un millón. Que las autoridades tomen medidas y dejen de ponerse de perfil como siempre, imposible no hay nada si hay voluntad.
Un saludo

MSP dijo...

Hola Carmelo, y gracias por el comentario. Efectivamente nada es imposible, pero es muy difícil eliminar el rabo de gato. Pero hay que empezar por alún lado y las administraciones públicas ya tardan en dar el primer paso.
Un cordial saludo

DEJE SUS COMENTARIOS, SU OPINIÓN NOS INTERESA

LEAVE YOUR COMMENTS, your opinion matters

Las especies invasoras en el año internacional de la Biodiversidad