martes, 11 de febrero de 2020

La culebra real de California en Gran Canaria: una situación preocupante con un atisbo de esperanza.

      El año 2019 ha sido muy malo en la lucha contra la invasión de la culebra real de California (Lampropeltis getula californiae). Se han capturado 1.090 individuos, que aunque no son muchos más de los que se recogiero el año anterior (en 2018 se alcanzó la cifra de 1.079 culebras capturadas), estas capturas se realizaron en una superficie mucho mayor. De los dos núcleos iniciales, Amagro en Gáldar y San Roque-Valsequillo, hoy puede hablarse de cuatro zonas importantes, añadiendo el Barranco de la Data o de Los Palmitos en San Bartolomé de Tirajana, y el Bco. de Guiniguada en Las Palmas de Gran Canaria. Además hay muchas capturas en otros puntos, como la carretera de El Madroñal-San Mateo, Cercado Espino, Barranquillo Andrés, Fataga e incluso el Puerto de Mogán y Veneguera (confirmar en https://www.lifelampropeltis.com/index.php/capturas/capturas-2). Esta enorme dispersión ha hecho pensar en una mano negra que se encarga de la expansión, e incluso en que las serpientes utilizan los vehículos, camiones, coches particulares, etc., para desplazarse a puntos tan alejados. No debemos olvidar que Mercalaspalmas, a donde llegan y de donde salen cientos de vehículos todos los días, está justo al lado de un importante núcleo de capturas. Sea como sea, la cuestión es que la cosa pinta muy mal, y desde hace tiempo se habla ya de control y no de erradicación de la especie.

 Lugares de captura durante el año 2019. Fueron en total 1.090 ejemplares capturados.
 
 Situación de Mercalaspalmas y puntos de captura en la zona de Marzagan.
 
Evolución de las capturas desde 2013.

      Pero en este último mes se ha tenido un atisbo de optimismo en este negro panorama.
Acaba de aparecer un artículo titulado "Acetaminophen as an oral toxicant for invasive California kingsnakes (Lampropeltis californiae) on Gran Canaria, Canary Islands, Spain", publicado en el número 11 de la revista Management of Biological Invasions (ver en https://www.reabic.net/journals/mbi/2020/Accepted/MBI_2020_Friebohle_etal_correctedproof.pdf). Los autores, Jake Friebohle, Shane R. Siers y Chad E. Montgomery, han estudiado el uso de este compuesto, el acetaminofen, también conocido como paracetamol, muy empleado en la farmacopea humana, para eliminar invasiones producidas por serpientes. Esta sustancia es tóxica para las serpientes. Los autores también avisan de que hay que tomar precauciones ya que para que las serpientes tomen el veneno se utilizan ratones neonatales que se mueren al ser tratados con el tóxico, y que después se emplean como cebo para las serpientes. Las culebras, una vez notan el envenenamiento regurgitan el cebo en una alta proporción, por lo que éste queda en el medio y puede tener efecto sobre otros animales. Los científicos creen que puede ser un sistema para controlar la población en la isla, aunque aconsejan utilizar otros sistemas para apoyar el efecto de este tóxico.


miércoles, 29 de enero de 2020

Documental sobre el efecto de las cabras asilvestradas en Anaga y Teno. No se puede decir más claro y bonito.

    Mucho se ha dicho y hablado sobre el efecto de las cabras salvajes sobre los ecosistemas canarios. Para comprobarlo basta con ver el estado en que se encuentran hoy las cumbres de Fuerteventura o de Lanzarote. Pero esto no está en discusión, o no debería estar. Lo más discutido es el método que se debe aplicar para eliminar estos animales con la rapidez y eficacia necesarias, con menos gasto económico, con menos sufrimiento para los propios animales, etc.
Acaba de aparecer un corto documental de poco más de 11 minutos dedicado a este problema en las zonas de Teno y Anaga, en la isla de Tenerife, realizado por la productra RICI Comunicación y Promociónmpara TVE. Este documnetal se emitió hoy, 29 de enero, en el programa de la 2, La aventura del saber (gracias Juan Luis) (ver en http://www.rtve.es/alacarta/videos/la-aventura-del-saber/aventura-del-saber-29-01-20/5495857/) . La belleza de las imágenes, las explicaciones de técnicos y agricultores de Teno y Anaga, hablan por si mismos.
    Imaginamos que deben servir para concienciar a los gestores, para explicar el problema al público en general, pero no servirá para que todo el mundo opine de la misma manera. Al menos debe fortalecer a los políticos en su toma de decisiones, debe hacerles más valientes para tomar la decisión correcta.


lunes, 27 de enero de 2020

Nueva entrega de las lecciones del Dr. Invadator. Hoy, los mapas de distribución.

Hacía tiempo que no teníamos noticias del prestigioso Doctor. Seguro que estaba muy atareado investigando la manera de trabajar menos. En este caso nos habla de una herramienta de primer orden para comprender la distribución de especies, ya sean introducidas o nativas. En este mundo actual, donde las imágenes van ganando la partida, resultan de un interés muy grande para entender y hacer entender la dinámica de las introducciones e invasiones.
Recordamos que este blog no se hace responsable de las opiniones del Dr. Invadator ni de sus prácticas.
Un poco de autocrítica nunca viene mal.

martes, 7 de enero de 2020

Seguimos con la restauración ecológica y las especies exóticas introducidas: las plantaciones del Monumento Natural de Amagro.

    Al contrario de los alcornocales de Osorio, cuyo origen es su plantación como fuente de recursos para el campesino, las plantaciones realizadas en los años 70 en la Montaña de Amagro no tienen más sentido que una política equivocada de "reforestaciones" utilizando especies exóticas. La idea era buena: plantar especies arbóreas y arbustivas para preservar el suelo, quizá con un objetivo hidrológico, relacionado con la extensión de la agricultura intensiva bajo plástico de plataneras, tomateras, etc., que se propagó en aquellas mismas fechas. El error fue el método escogido para la reforestación: el aterrazamiento mediante maquinaria pesada, y las especies utilizadas: especies exóticas, no más resistentes a las condiciones climáticas locales que muchas especies autóctonas. De hecho, las plantaciones recientes de sabinas, acebuches, almácigos, gaydiles, etc., están teniendo similares resultados.

 Parte de las plantaciones de la cara noreste de Amagro

     Las especies exóticas utilizadas fueron varias: Acacia cyclops, la denominada popularmente acacia majorera, Tetraclinis articulata, Pinus halepensis, Cupressus macrocarpa, e incluso algunos pinos canarios.

 Grupo de Tetraclinis articulata (color verde oscuro) y Acacia cyclops (con ramas secas y de color verde amarillento) en la ladera noreste de Amagro.

 Detalle de la inflorescencia femenina de Tetraclinis articulata. No hemos encontrado plántulas ni juveniles de esta especie en la zona, pero se conoce su asilvetramiento en otros puntos de la isla.

 Juvenil de Acacia cyclops. Aunque la acacia majorera parece estar en peor estado que el resto de especies utilizadas en la plantación, su capacidad de dispersión la hace muy problemática.

 Ejemplar de Pinus halepensis. El porte achaparrado de esta y del resto de especies indica las difíciles condiciones de viento que resisten las plantas deen la zona

 Un grupo de cipreses de california, Cupressus macrocarpa.

 Un pino canario en primer término. Su aspecto y el porte habla de las malas condicines en que se encuentra. Curiosamente, este árbol crece en la zona donde abunda Cistus monspelensis, el juagarzo, especie compañera del pinar en otros ambientes de la Isla.

Estas plantas se han mentenido en los lugares con mejores suelos y con orientaciones más adecuadas, dificultando la progresión natural de los mejores terrenos de Amagro y la presencia de especies endémicas en peligro de extinción. Pero en aquellos lugares donde las plantaciones no fueron exitosas, el efecto del aterrazamiento ha ocasionado graves daños a la regeneración natural e incluso ha fomentado lo que se quería evitar, la erosión del suelo.

  Zona aterrazada y erosionada en la cara norte de Amagro. La ladera de la derecha, sin aterrazar y cubierta de tabaibas dulces (Euphorbia balsamifera), y sin grandes muestras de erosión, prueba la mala elección del método para el mantenimiento del suelo.


Argyranthemum lidii, una especie endémica de Gran Canaria que, junto a otras presentes en Amagro en las zonas de plantaciones (Limonium sventenii, Crambe tamadabensis), son muy raras y se consideran en peligro de extinción.

    ¿Se debe actuar en estas zonas? Sin duda. La erosión y la presencia muy cercana y abundante de especies invasoras, como Pennistum setaceum o Lampropeltis getula, ya dentro del espacio y en progreso, precisan de actuaciones, repoblando con especies autóctonas las cárcavas y espacios erosionados, fomentando las especies en peligro, eliminando las introducidas con potencial invasor.
Se debe actuar con fineza, como un cirujano, sin producir impactos mayores de los que se quieren evitar. Sin olvidar la acción de los conejos, muy intensa en toda la montaña, y de algún asentamiento humano que se han consolidado en los últimos años

martes, 31 de diciembre de 2019

Intervenir o no en el medio: la eterna pregunta. El caso de los núcleos de alcornoques en zonas de monte verde de Gran Canaria.

    La restauración ecológica es un término bien conocido y utilizado para restaurar humedales, zonas mineras, grandes construcciones, como carreteras, presas, etc. Pero en todos estos casos se trata de lugares muy degradados que tienen esta consideración para todo el mundo, técnicos, científicos y ciudadanos en general. Pero esta percepción no es siempre compartida. Cuando se trata de restaurar lugares aparentemente "naturales", como campos abandonados, repoblaciones forestales, cultivos arbóreos, etc., la cosa se complica. ¿Es necesario restaurar ecológicamente las áreas acupadas por castañares que ya no se aprovechan, por plantaciones de pinares alóctonos, e incluso plantaciones de pinos autóctonos mal hubicados? Aquí ya hay grandes dudas y sensibles diferencias entre técnicos, cientificos y entre la gente en general.
    En ocasiones se tiene la idea de que la naturaleza es muy fuerte, y que con el tiempo volverá a ocupar su lugar, sin la necesidad de que intervenga la mano del hombre. Es más, si se intenta intervenir, aclarando zonas arboladas, eliminando especies exóticas, se topa con la oposición de algunos técnicos, medios de comunicación, y de diferentes colectivos que tienen la idea de que cualquier árbol debe ser conservado, que cualquier animal debe preservarse. Y a pesar de que estas ideas son claramente equivocadas (nótese la incongruencia de no permitir que se maten cabras pero sí serpientes, o que no se deje cortar un eucalipto que crece junto a una carretera y no se tenga inconveniente en cortar cientos de ellos para producir madera o papel), tienen mucha fuerza sobre los gestores, y éstos evitan tomar decisiones de este tipo, a pesar de tener el asesoramiento de sus propios técnicos.
    Para reforzar la apuesta por la restauracion ecológica, tal como ha sido claramente definida  por los organismos responsables del medio ambiente estatal (ver https://ieeb.fundacion-biodiversidad.es/sites/default/files/guia_practica_re_0.pdf), son necesarios trabajos científicos que prueben la necesidad de estas intervenciones. En esta vía debe interpretarse un artículo científico que acaba de ser publicado en la prestigiosa revista Forest Systems: Arévalo, JR, Naranjo-Cigala, A, Salas-Pascual, M, Padrón, EM, González-García, AM (2019). Species composition and structure of an exotic Quercus suber stand on the island of Gran Canaria (Canary Islands). Forest Systems, Volume 28, Issue 3, e014. https://doi.org/10.5424/fs/2019283-14887
    En este trabajo se estudian 13 parcelas en zona de monte verde, dominadas en la actualidad por el alcornoque (Quercus suber). En este estudio se analiza la estructura y la composición de especies en cada uno de estos lugares, y se obtiene una conclusión clara: no hay una evidencia clara de que la laurisilva se esté recuperando en estas zonas, al contrario, la población de alcornoques se mantiene, apareciendo como dominante en todas las clases de edad y tamaños.
    Es más, parece que se favorece la aparición de otras especies exóticas, y se favorecen unas especies frente a otras. Por ejemplo, son frecuentes Olea cerasiformis y Laurus novocanariensis, pero no se aprecia regeneración de otras especies comunes en la zona, como Erica arborea o Arbutus canariensis.
    Es importante resaltar que este estudio es válido para esta especie en estas zonas, pero no es generalizable para otras especies en este o en otro ambiente. Por jemplo, parece diferente el comportamiento que ofrece el castañero (Castanea sativa) en la propia zona del estudio, mientras que es similar el efecto que producen las especies del género Pinus en el seno del monte verde.
    El hecho de que la especie que produce la afección no esté en ninguna lista de especies exóticas invasoras, nos hace pensar en que estas listas no son siempre útiles para comprender el comportamiento invasor de algunas especies en  determinadas condiciones. Hay muchas especies que pueden actuar como invasoras localmente, caso de Quercus suber en Osorio o en el Barranco de Los Cernícalos, o de Pinus pinea en Pinus Dulces (Tamadaba).

Una de las zonas del alcornocal, prospectadas en la Finca de Osorio (Teror, Gran Canaria). Como se observa en la imagen, el bosquete está creado por ejemplares de diversas clases de edad, desde los más viejos, seguramente plantados, hasta los más jóvenes árboles de varios metros de altura, generados de manera natural a partir de las bellotas o de rebrotes de raíz.

Plántula germinada a partir de una bellota.

Rebrote de raíz. Las dos formas de expansión del alcornoque parcen tener similar importancia. Con ambas logran mantenerse en el lugar e ir ganando territorio en la zona.

 Con ambos mecanismos, se logran densidades muy importantes de ejemplares juveniles y plántulas, que cubren casi por completo el suelo del alcornocal, como se aprecia en esta imagen de unas de las parcelas analizadas.




 En estas condiciones sólo el laurel, Laurus novocanariensis, aparece con una regularidad apreciable, aunque en muy pocas ocasiones consigue tamaños similares a los de los alcornoques.

    Es importante resaltar que el alcornoque, Quercus suber, es una especie ingeniera, es decir, es capaz de transformar las condiciones del lugar donde crece (suelo, cobertura, etc.) para favorecer su asentamiento en la zona.





domingo, 15 de diciembre de 2019

Ajardinamiento de zonas rurales. Mucho cuidado, por favor.

    Si la inclusión de especies exóticas invasoras en los ajardinamientos urbanos es un problema importante, causante de un buen número de introducciones de plantas exóticas en el medio, utilizar este tipo de plantas para embellecer algunos puntos en zonas rurales es mucho más problemático. Pero se siguen realizando ajardinamientos en estos lugares próximos a las comunidades naturales o seminaturales, utilizando especies incluso clasificadas como invasoras e incluidas en el catálogo español de especies exóticas invasoras.
    Y esto se sigue haciendo por dos motivos claros: por desconocimiento de la norma e inlcuso de las especies plantadas; y por el poco cuidado que precisas estas plantas que soportan sequías, lluvias cuantiosas, y que no tienen apenas depredadores.
    Sirva como ejemplo un pequeño jardín asentado en una curva, existente en el barrio de El Rincón, en el municipio grancanario de Teror, justo en el límite con el Espacio Natural Protegido del Parque Rural de Doramas. En una pequeña superficie, menos de 250 m2, se apiñan especies exóticas invasoras, junto a endemismos canarios, unos fuera de lugar, como Marcetella moquiniana, y otros dentro de su zona potencial de crecimiento, caso de Solanum vespertilio, e incluso posibles hibridos entre especies grancanarias.

 Imagen de la zona ajardinada mencionada en la entrada. Pueden verse en la fotografía; Paraserianthes lophantha, Opuntia ficus-indica, Agave attenuata, Crassula argentea, Solanum marginatum, Tithonia diversifolia, Hedera helix, Aloe vera, Dracaena draco, Marcetella moquiniana, Rosmarinus officinalis.

 Localización de la zona comentada. El área de viviendas por debajo del localizador es el barrio de El Rincón, en Teror. POr encima del jadín, y de color verde oscuro, el Parque Rural de Doramas y la Finca de Osorio.


 A continuación añadimos un pequeño listado en imágenes de las especies presentes en esta zona ajardinada.

Solanum marginatum, utilizado como ornamental y asilvestrado en algunos caminos de la zona.

 Carpobrotus edulis y Hedera helix. Las especies tapizantes utilizadas en el ajardinamiento. La primera incluida en el catálogo español de especies exóticas invasoras, que ya estaba en vigor cuando se realizó la plantación.

 Austrocylindropuntia subulata. A pesar de que en el catálogo de especies exóticas invasoras no aparece, puede interpretarse que se incluye en el género Cylindropuntia que sí se indica en dicho catálogo.

 Tithonia diversifolia. Esta especie no consta como asilvestrada en Gran Canaria, pero se cultiva en la zona comentada y en muchos otros puntos de la isla, por lo que muy posiblemente se encuentre ya asilvestrada.

 Paraserianthes lophantha. Sin duda es la especie más peligrosa del conjunto. Se asilvestra e invade fácilmente áreas de monte verde en Gran Canaria y en otras islas. Es común en la parte alta de Firgas, Arucas, Guía, Moya y otros municipios del norte grancanario. No está presente en Osorio, por lo que este núcleo de ejemplares representa un serio problema para el entorno, ya que puede implicar la aparición de la especie en una zona de alta calidad ambiental.

Muy posiblemente, un híbrido entre Echium decaisnei y E. callithyrsum. Las hojas anchas que le acompañan son de una especie de Brugmansia que no se ha podido determinar por falta de floración.

    Sin duda es necesario formar a los responsables del ajardinamiento en los diferentes municipios rurales de Canarias, así como eliminar las especies peligrosas por su capacidad de dispersión e invasión de ambientes naturales.

sábado, 30 de noviembre de 2019

Nueva publicación sobre los géneros Agave y Furcraea en Canarias: muchas novedades y precisiones.

    Acaba de aparecer en la revista Plant Ecology and Evolution, un artículo titulado "A synopsis of feral Agave and Furcraea (Agavaceae, Asparagaceae s. lat.) in the Canary Islands (Spain)", de los autores Filip Verloove, Joachim Thiede, Águedo Marrero Rodríguez, Marcos Salas-Pascual, Jorge Alfredo Reyes-Betancort, Elizabeth Ojeda-Land y Gideon F. Smith. (Plant Ecology and Evolution 152 (3): 470–498, 2019; https://doi.org/10.5091/plecevo.2019.1634).
    Se trata de una revisión de los géneros Agave y Furcraea, las denominadas popularmente piteras, en Canarias. Hasta el momento se habían citado en las Islas 5 especies de Agave y 1 de Furcraea: Agave americana, Agave attenuata, Agave fourcroydes, Agave sisalana, Agave ferox y Furcraea foetida. En este trabajo se eleva el número hasta las 12 especies de Agave y 3 de Furcraea. En el siguiente cuadro se indican las especies presentes en Canarias, su distribución, si representan una novedad para Canarias o para alguna de las Islas del Archipiélago y la categoría de su potencialidad como invasora, según lo expuesto por Blackburn y colaboradores (Blackburn T.M., Pyšek P., Bacher S., Carlton J.T., Duncan R.P., Jarošík V., Wilson J.R.U., Richardson D.M. (2011) A proposed unified framework for biological invasions. Trends in Ecology & Evolution 26(7): 333–339)
A No transportado más allá de los límites del rango nativo
B1 Individuos transportados más allá de los límites del rango nativo, y en cautiverio o cuarentena (es decir, individuos provistos de condiciones adecuadas para ellos, pero existen medidas explícitas de contención)
B2 Individuos transportados más allá de los límites del rango nativo y en cultivo (es decir, individuos provistos de condiciones adecuadas para ellos, pero las medidas explícitas para prevenir la dispersión son, en el mejor de los casos, limitadas)
B3 Individuos transportados más allá de los límites del rango nativo y liberados directamente en un entorno nuevo
C0 Individuos liberados en la naturaleza (es decir, fuera del cautiverio o cultivo) en el lugar donde se introdujeron, pero incapaces de sobrevivir durante un período significativo
C1 Individuos que sobreviven en la naturaleza (es decir, fuera del cautiverio o cultivo) en el lugar donde se introdujeron, sin reproducción
C2 Individuos que sobreviven en la naturaleza en el lugar donde se introdujeron, la reproducción ocurre, pero la población no es autosuficiente
C3 Individuos que sobreviven en la naturaleza en el lugar donde se introducen, se produce la reproducción y la población es autosuficiente
D1 Población autosuficiente en la naturaleza, con individuos que sobreviven a una distancia significativa del punto original de introducción
D2 Población autosuficiente en la naturaleza, con individuos que sobreviven y se reproducen a una distancia significativa del punto original de introducción
E Especies totalmente invasoras, con individuos dispersándose, sobreviviendo y reproduciéndose en múltiples sitios a través de un espectro mayor o menor de hábitats y extensión de ocurrencia

    Hay que indicar que estas categorías no son caractrísticas de cada especie, sino que son las fases en que se ecuentra su introducción en este momento, es decir, una especie puede tener ahora una categoría y dentro de algunos años puede tener otra, y también una especie puede tener diferentes categorías en distintos lugares.


Taxon
Distribución/nuevo para….
Categoría
Agave americana
C, F, G, H, L, P, T
E
A. fourcroydes
C, F, G, L, P, T
E
A. sisalana
C, F, L, P, T
E
A. angustifolia
C, F, T/nuevo para Canarias
C3
A. attenuata
C, F, P, T/nuevo para Tenerife
C1
A. franzosinii
C/nuevo para Canarias
C2
A. lechuguilla
C/nuevo para Canarias
C1
A. macroacantha
F, P/nuevo para Canarias
C1
A. murpheyi
C/nuevo para Canarias
C3
A. salmiana
C, T/var. salmiana nuevo para Canarias, var. ferox nuevo para Tenerife
C3
A. aff. tequilana
C/nuevo para Canarias
C3
A. titanota
C/nuevo para Canarias
C1
Furcraea foetida
C, F, P, T/nuevo para Gran Canaria
E
F. hexapetala
T/nuevo para Canarias
C3
F. selloana
C, T/nuevo para Canarias
C3


    En el artículo se presenta una clave para identificar las distintas especies de cada género estudiado, así como una serie de localidades donde podemos ver a cada especie.
    Sin duda es apreciable el aumento de especies de ambos géneros que se encuentran en las Islas. Algunas especies hace ya tiempo que se encuentran asilvestradas en Canarias, pero otras son plantas que se emplean desde hace poco tiempo como ornamentales. La potencialidad de estos géneros para extenderse es muy grande, ya que muchas producen bulbillos en sus inflorescencias que son capaces de arraigar y expandir la especie (Agave sisalana, A. fourcroydes, A. vivipara, Furcraea foetida), y otras producen estolones de raíz como forma asexual de multiplicación (A. americana, A. franzosinii, A. salmiana, etc.). Este trabajo, junto con los recientes dedicados a las cactáceas americanas y su presencia en Canarias deben servir para entender la necesidad de regulación y control de las plantas crasas en Canarias.

 Agave americana, la especie más abundante y frecuente en cualquier isla del Archipiélago.


 Agave franzosinii, una pitera similar a A. americana pero mucho más grande, entre otras diferencias. En la imagen superior un ejemplar cultivado y en la inmediata a este texto la comparación entre las hojas de esta pitera y A. americana (A. franzosinii es más azulada que A. americana, más verdosa)


 
 Agave fourcroydes, con hojas rectas y dentadas.

 Bordes de las hojas de Agave sisalana, generalmente sin dientes, aunque existe la variedad armata (en la imagen), con algunos dientes.

 Similares a las anteriores, pero con hojas azuladas, son los ejemplares que se han agrupado en el grupo muy diverso de A. tequilana.



 Las 3 imágenes anteriores pertenecen a Agave salmiana, más frecuente de lo que pueda parecer, al menos en el norte de Gran Canaria. Se diferncia bien de A. americana cuando está en flor, ya que su inflorescencia (el pitón) tiene menos ramificaciones y se encuentran más hacia el extremo y con brácteas grandes. Las dos primeras imágenes corresponden a la variedad salmiana, y la tercera a la variedad ferox (= A. ferox), mucho más rara en la naturaleza (en la imagen, ejemplar del Jardín Canario Viera y Clavijo.

 Ejemplar cultivado de Agave vivipara. Esta especie se ha empezado a cultvar en las últimas décadas y está en las primeras fases de su introducción. Ya está creciendo en las zonas donde fue plantado y se expande por puntos no muy alejados de ese lugar. La producción de bulbillos es su técnica de dispersión.

 Agave attenuata perfectamente asilvestrado en el barranco de Guiniguada (Gran Canaria). Muy cultivado y presente en ambientes seminaturales por la mala gestión de restos de podas y limpiezas de jardines. No se expande con rapidez ya que sólo puede ganar superficie mediante los estolones que produce.
 Furcraea selloana

 Furcraea foetida


DEJE SUS COMENTARIOS, SU OPINIÓN NOS INTERESA

LEAVE YOUR COMMENTS, your opinion matters

Las especies invasoras en el año internacional de la Biodiversidad