martes, 30 de agosto de 2016

Sesuvium verrucosum, una nueva especie introducida en Gran Canaria con potencial invasor.

La especie Sesuvium verrucosum es una planta nativa del cuadrante noroeste de América del Norte (México y Estados Unidos de América), que también está presente en algunas zonas de Sudamérica (Brasil), y que se ha citado como introducida en otras partes del Mundo como Arabia y Hawaii (http://www.llifle.com/Encyclopedia/SUCCULENTS/Family/Aizoaceae/28896/Sesuvium_verrucosum; http://plants.usda.gov/core/profile?symbol=SEVE2). En México recibe el nombre común de romerillo, y en inglés se conoce como Western Seapurslane (http://www.naturalista.mx/taxa/60112-Sesuvium-verrucosum). No ha sido citada, que nosotros sepamos, en Canarias (http://www.gobiernodecanarias.org/medioambiente/piac/descargas/Biodiversidad/Listas-Especies/Lista_Especies_Silvestres.pdf) pero crece abundantemente en una localidad del sur de Gran Canaria: en la parte baja del Barranco del Toro y en La Playa de Las Burras donde termina dicho barranco (ver imagen adjunta). La potencialidad invasora de la especie se demuestra en el gran número distinto de hábitats que ocupa, tanto en sus lugares de origen (crece en muchos suelos, desde solución salina a alcalina y en diferentes tipos de hábitat, en la costa y el interior, incluyendo las marismas salinas y otros humedales, pisos álcalinos, y en el desierto, según http://www.naturalista.mx/taxa/60112-Sesuvium-verrucosum), como en Gran Canaria, donde la especie se comporta como psamófila en dicha playa, cubre parte del fondo del barranco, inundado periódicamente con aguas salobres y nitrófilas, forma parte de la vegetación viaria o ruderal, etc. En las imágenes que acompañan esta entrada es posible apreciar esta amplitud ecológica.
Habrá que estar atentos a la evolución de esta nueva especie en Gran Canaria, su potencial puede hacer que se extienda por la isla mucho más que otra especie del mismo género, Sesuvium portulacastrum, mucho más ligada a zonas salobres y costeras. Una más que vigilar.

 Señalada en rojo la distribución de la población localizada de Sesuvium verrucosum en Gran Canaria. La playa donde desemboca el barranco del Toro es la de Las Burras

 Detalle de la flor y hojas de Sesuvium verrucosum. La flor carece de pétalos y la parte interna de los sépalos adquieren el color violeta llamativo. Los numerosos estambres de fiament también coloreado rodean un pistilo redondeado que produce una cápsula dehiscente que alberga numerosas semillas de color negro. Las hojas son carnosas, abrazan el tallo, su color es verde grisáceo y estan recubiertas por papilas transparentes.

 Aspecto de una rama de la especie

 Ejemplares de Sesuvium verrucosum creciendo sobre una pequeña duna en la Playa de Las Burras

En los bordes del barranco, Sesuvium verrucosum se acompaña de otras espcies introducidas como Maireana brevifolia.

 Otro aspecto de la planta.

 Cauce del Barranco del Toro cubierto por Sesuvium verrucosum, Atriplex semibaccata y Heliotropium curassavicum, dos especies también exóticas, la última localizada recientemente en la isla.


Detalle de Sesuvium verrucosum junto a Heliotropium curassavicum en el cauce del Barranco del Toro.

lunes, 15 de agosto de 2016

La Finca de Osorio (Gran Canaria), un paraiso para la flora introducida.

En Gran Canaria todo el mundo conoce la finca de Osorio. Se trata de una lugar privilegiado en donde, desde hace décadas, se intenta llevar  a cabo una labor de restauración del monte verde, a la vez que sirve de centro didáctico, de aula de la naturaleza, siendo el lugar de visita de gran cantidad de centros docentes, grupos de aficionados a la naturaleza, centro etnográfico, ganadero, etc. En resumen, un lugar emblemático para la conservación medioambiental en la isla de Gran Canaria. De ahí que sea muy importante tener en cuenta la problemática de las invasiones bilógicas en este lugar. En este blog ya hemos dedicado alguna entrada a este asunto (http://invasionesbiologicas.blogspot.com.es/2011/06/las-especies-exoticas-invasoras-y-la.html), pero vale la pena recordar y ampliar lo dicho hace ya 5 años.
En la finca, antiguamente agrícola, se mezclan especies introducidas propias de esta actividad: frutales como el castaño (Castanea sativa) cuyos ejemplares más viejos están secándose pero no faltan jemplares jóvenes que mantengan la población naturalizada; árboles a medio camino entre ornamentales y productores de comida para el ganado, como los alcornoques y los robles (Quercus suber y Q. robur), que se propagan tanto a partir de bellotas como por rebrotes de raíz, con otras especies puramente ornamentales, entre las que destacan por su abundancia Ligustrum japonicum y Robinia pseudoacacia. El primero es sin duda el más peligroso, ya que crece con gran facilidad entre los bosquetes de laureles canarios que están regenerando la laurisilva natural de la zona. Las hojas de esta especie son similares a las del laurel, por lo que muchas veces puede pasar desapercibido. Sólo ahora, en los meses de verano, cuando Ligustrum japonicum florece, puede apreciarse claramente el grado de abundancia de la planta en toda la finca. Su forma de propagación parece ser la dispersión de sus semillas, en las que pueden tener una labor importante la gran cantidad de aves que se encuentran en el bosque, incluidas, como curiosidad, un buen número de gallinas.
Robinia pseudoacacia se propaga de distinta forma, sobre todo a partir de brotes de raíz, por lo que su forma de extenderse es siempre a partir de ejemplares más adultos plantados en las orillas de los caminos.
Otras especies arbóreas o arbustivas introducidas en la finca son Ailanthus altissima, Pinus halepensis, Rosa sp., Ulmus minor, Populus alba, Pittosporum undulatumEucaliptus spp. y muy recientemente hemos encontrado Myoporum laetum, una especie de uso ornamental e invasora.
Algo hay que hacer para que la finca de Osorio no se convierta en un arboretum, donde las especies autóctonas, plantadas o naturales, compitan con las introducidas. Hay que realizar un proyecto para la finca, al igual que se hace con un espacio natural protegido, considerando qué parte de la misma se considera de uso didáctico, cuál de uso científico, etc., y trabajar no sólo en la reintroducción de flora autóctona, sino en la eliminación de las plantas introducidas que puedan dar al traste con esa planificación y con el gran trabajo (y costoso) que se ha llevado hasta el presente.

Inflorescencia de Ligustrum japonicum. En la isma imagen pueden apreciarse las hojas, similares a las del acebiño (Ilex canariensis) también plantado en la finca, o a las del laurel canario (Laurus novocanariensis)

 Ligustrum japonicum en floración, creciendo entre otros árboles, autóctonos e introducidos.

 Ejemplar joven de Ligustrum japonicum, nacido muy probablemente de semilla.

 Grupo de Robinia pseudoacacia, creciendo a la orilla de la pista de entrada a la finca, a partir de brotes de raíz de ejemplares más adultos.

 Características espinas en la base de las hojas compuestas de Robinia pseudoacacia. Este carácter nos puede ayudar a determinar la planta cuando, como ahora, no está en floración.

 Ejemplar de Myoporum laetum creciendo entre un bosquete de laureles y fayas (Morella faya) en Osorio.
Hoja de Myoporum laetum con la multitud de glándulas traslúcidas de sus hojas. Este es también un carácter diafnóstico que nos prmite determinar la especie sin dificultades.


 Ejemplares juveniles de roble (Quercus robur) crciendo en el suelo de la finca, junto a brezos y barbusanos. Este tipo de regeneración mantiene estable la población de robles, castaños y alcornoques.

Ailanthus altissima, otro árbol ornamental que se dispersa fácilmente de semilla y de raíz, considerado en todo el mundo como una de las especies más invasoras y presente en la finca.

jueves, 4 de agosto de 2016

Lantana camara, una especie introducida invasora de importancia en algunas zonas de Gran Canaria

Lantana camara es una planta de origen americano, de uso ornamental muy extendido en todo el Mundo. Este hecho ha propiciado que se encuentre asilvestrada en grandes zonas intertropicales donde es una de las plantas con mayor potencial invasor, incluyéndose en la lista 100 of the World's Worst Invasive Alien Species, de la IUCN (http://www.iucngisd.org/gisd/100_worst.php). En Canarias se considera introducida segura en 6 de las 7 islas mayores del Archipíélago, estando sin citar sólo en El Hierro. En la Base de Datos de Especies Introducidas de Canarias se considera que afecta especialmente a dos espacios naturales en las Islas: el Paisaje Protegido de Tafira y el Parque Natural de Anaga (http://www.interreg-bionatura.com/especies/pdf/Lantana%20camara.pdf).
A pesar de estos datos, la planta no está incluida en el catálogo nacional de especies exóticas invasoras (http://www.magrama.gob.es/es/biodiversidad/temas/conservacion-de-especies/especies-exoticas-invasoras/#).
En Gran Canaria la planta está asilvestrada en múltiples lugares de la isla, tanto en el norte como en el sur, ligada casi siempre a urbanizaciones, parques o jardines donde se cultiva, pero es especialmente abundante entre Arucas y Firgas, cubriendo grandes zonas, ya sea en solitario o acompañada de la zarza Rubus ulmifolius. Esta zona queda reflejada en la imagen de Google hearth que acompaña esta entrada.
Las zonas invadidas son en su mayoría campos de cultivo abandonados o bordes de caminos y pistas, aunque se da la circunstancia de que en algunas zonas donde crece esta planta se están realizando repoblaciones de especies endémicas de la laurisilva canaria en peligro de extinción, como Isoplexis chalcantha, Sideritis discolor, Sambucus nigra subsp. palmensis, etc. 
Dada la extensión y la importancia de las zonas invadidas por esta planta y su enorme potencial invasor, sería deseable que apareciera en el listado autonómico de especies invasoras que se está preparando en la actualidad.

 Las zonas en rojo son las ocupadas por el matorral formado, entre otras especies, por Lantana camara.

Detalle de las flores y frutos de Lantana camara. Las flores son variables en color, y los frutos maduran tomando un color oscuro, similar al de las zarzamoras, por lo que muy probablemente sea dispersado por las aves. Para el hombre los frutos son tóxicos.
 
 Matorral de Lantana camara con escobón (Chamaecytisus proliferus subsp. canariae), helechos (Pteridium aquilinum), etc.

 Lantana camara cubriendo las plantaciones de Isoplexis chalcantha cerca de Los Chorros, en Firgas.

miércoles, 20 de julio de 2016

Novedades editoriales: nº 22 de El Indiferente y plantas introducidas en La Palma.

El verano siempre es una buena época para leer, y parece que no nos va a faltar material para ello. Acaban de aparecer dos publicaciones interesantes desde el punto de vista de las especies introducidas en Canarias. Se trata del número 22 de la revista de divulgación científica El InDiferente, pulicada por el ayuntamiento de La Orotava (http://www.laorotava.es/images/areas/medioambiente/indiferente/indiferente22.pdf) y de un artículo sobre nuevas citas de plantas introducidas en La Palma aparecido en Collectea Botanica y escrito por R. Otto y F. Verloove (http://collectaneabotanica.revistas.csic.es/index.php/collectaneabotanica/article/view/239/275).
En en número de El InDiferente indicado aparecen varios artículos de gran interés relacionados con las especies invasoras en Canarias, incluso podría pensarse en casi un monográfico sobre el tema. En estos artículos los grupos de investigación actualmente constituidos en las universidades canarias, cabildos, etc., nos presentan sus trabajos. El índice de esta revista incluye los siguientes artículos:


"Impacto de las cabras asilvestradas. Resultados obtenidos por el proyecto LIFE + Inagua". De G. Viera Ruiz, M. Martínez Pérez y J. Naranjo Suárez, páginas 114-125.

"Culebra real de California. Una intrusa en el Jardín de las Hespérides". De R. Gallo Barneto, M.A. Cabrera Pérez, M.A. Peña Estévez, C. Patiño Matínez y C. Monzón Argüelo, páginas 126-141

"Gatos en islas. Un problema global de conservación". Por F. M. Medina, E. Bonnaud, E. Vidal y M. Nogales, páginas 142-153

"El conejo europeo. Efectos de una especie invasora en Canarias". De M. López Darias, Á. Palomares, J.L. Rodríguez-Luengo, A. Martín, F.M. Medina, V. Garzón-Machado, M.J. Del Arco Aguilar, J. Cubas, M. Nogales, Á.B. Fernández, J. Leal, N. Díaz-Luis, V. Bello-Rodríguez, Á. García, R. Chinea, M. Durbán Villalonga, J.L. Martín, M. Marrero Gómez, P.L. Pérez de Paz y J.M. González Mancebo, páginas 168-193.

Es difícil destacar un trabajo entre estos, ya que sin duda los autores de estos artículos presentan información suficiente como para que el lector se percate de la importancia del problema. El trabajo dedicado al conejo europeo es de gran importancia por el grupo de magníficos investigadores que lo firman, y por el gran interés de los datos que presentan. Después de su lectura es difícil no considerar el efecto del conejo sobre los ecosistemas canarios como el principal que los altera y afecta.

El segundo trabajo comentado es una recopilación de nuevas citas de especies vegetales introducidas en la isla de La Palma. Los autores que ya nos han proporcionado otros artículos similares ( http://bibliografiainvasiones.blogspot.com.es/search/label/Verloove), presentan varios listados de nuevas citas que suman un total de 153 taxones que separa en especies naturalizadas y/o potencialmente invasoras (59; 39 nuevas para La Palma y 20 para Canarias) y efímeras (94; 57 nuevas para La Palma y 37 para Canarias). 



Naturalizadas y/o potencialmente invasoras (P=nuevas para La Palma; C=nuevas para Canarias)
Amaranthus blitoides P
A. deflexus P
Aptenia cordifolia P
Argemone ochroleuca P
Begonia schmidtiana C
Capsella rubella P
Cardamine hamiltonii P
Centratherum punctatum C
Cerastium fontanum subsp. vulgare P
Chasmanthe floribunda  C
Chenopodium probstii C
Commelina latifolia var. latifolia C
Dichondra micrantha P
Dysphania anthelmintica P
Epilobium ciliatum C
Erigeron sumatrensis P
Erodium neuradifolium P
Eucalyptus globulus P
Euphorbia hypericifolia P
E. maculata P
Gamochaeta antillana P
Geranium pyrenaicum C
Hedychium coronarium C
Hypochaeris radicata P
Kalanchoe daigremontiana P
K. delagoensis P
K. ×houghtonii C
Kickxia commutata subsp. graeca P
K. spuria subsp. Integrifolia C
Lactuca viminea subsp. ramosissima C
Landoltia punctata C
Malvastrum coromandelianum subsp. capitatospicatum C
Oenothera jamesii P
Orobanche nana P
Oxalis latifolia P
Papaver hybridum P
P. setigerum P
Pilea microphylla C
Podranea ricasoliana C
Polygonum arenastrum C
Portulaca granulatostellulata P
P. nicaraguensis P
P. nítida P
P. papillatostellulata P
Rumex crispus subsp. crispus P
R. pulcher subsp. pulcher C
R. ×pratensis C
Sechium edule P
Sida spinosa var. angustifolia C
Silene nocturna P
Solanum abutiloides P
S. alatum P
S. decipiens C
Sonchus tenerrimus P
Spergularia marina P
Stellaria pallida P
Tragopogon porrifolius subsp. australis P
Tribulus terrestris P
Trifolium repens subsp. repens P

 Efímeras
Nuevas para Canarias
Ajuga reptas
Avena hispánica
Bellis perennis
Buddleja davidii
Canna glauca
Carica papaya
Chaenorhinum minus
Chenopodium opulifolium
Citrullus lanatus
Coccoloba uvifera
Crassula tetragona
Cucumis melo
Cucurbita moschata
Cuphea hyssopifolia
Digitaria nuda
Eichhornia crassipes
Euphorbia leucocephala
Euphorbia tirucalli
Felicia amoena subsp. amoena
Kalonchoe fedtschenkoi
Lotus corniculatus
Maurandrya barclaiana
Medicago x varia
Melampodium montanum
Nerium oleander
Oxalis adenophylla
Pascalia glauca
Passiflora mollissima
Phacelia tanacetifolia
Plerandra elegantissima
Rumex cristatus
Sagina apetala subsp. erecta
Silene armería
Tradescantia sillamontana
Trifolium occidentale
Xanthium cf. saccharatum
Zoysia pacifica

Nuevas para La Palma
Acacia cyclops
Acalypha supera
Acanthus mollis
Agave attenuata
Aloe maculata
Amaranthus blitum subsp. emarginatus
Amaranthus graecizans subsp. sylvestris
Amaranthus muricatus
Amarillys belladona
Anacyclus clavatus
Antigonon leptopus
Avena strigosa
Brassica nigra
Cascabela thevetia
Chlorophytum comosum
Coffea arabica
Crasula ovata
Euphorbia cyathophora
Farfugium japonicum
Fumaria officinalis
Grevillea robusta
Guizotia abyssinica
Helianthus annus
Hydrilla verticillata
Impatiens sodenii
Lobelia erinus
Malcolmia marítima
Malva nicaeensis
Medicago sativa
Melilotus albus
Mentha xpiperita var. citrata
Morus alba
Ocimum basilicum
Opuntia monacantha
Pallenis spinosa subsp. maroccana
Passiflora edulis
Phalaris minor
Plumbago auriculata
Portulaca oleracea
Schinus molle
Schinus terebenthifolius
Senecio angulatus
Senna bicapsularis
Sisymbrium orientale
Solandra máxima
Solanum bonariense
Solanum chenopodioides
Solanum mauritianum
Tecoma stans
Tecomaria capensis
Tradescantia pallida
Trifolium suffocatum
Ulmus minor
Veronica pérsica
Vicia sativa subsp. sativa
Xanthium spinosum

Un trabajo magnífico que puede plantear serios problemas a los encargados de realizar los listados de especies presentes en Canarias.

DEJE SUS COMENTARIOS, SU OPINIÓN NOS INTERESA

LEAVE YOUR COMMENTS, your opinion matters

Las especies invasoras en el año internacional de la Biodiversidad