domingo, 11 de enero de 2015

Más novedades editoriales: Impacto de la introducción de la abeja doméstica (Apis mellifera, Apidae) en el Parque Nacional del Teide (Tenerife, Islas Canarias), de A. Valido, M.C. Rodríguez Rodríguez y P. Jordano.

Empezamos el año con muchas e interesantes publicaciones. En este caso traemos al blog el artículo Impacto de la introducción de la abeja doméstica (Apis mellifera, Apidae) en el Parque Nacional del Teide (Tenerife, Islas Canarias), publicado en la revista Ecosistemas por A. Valido, M.C. Rodríguez Rodríguez y P. Jordano accesible en la red en la siguiente dirección http://www.revistaecosistemas.net/index.php/ecosistemas/article/view/986.
Este interesantísmo trabajo habla del impacto que produce todos los años la colocación en el Parque Nacional del Teide de 3000 colmenas de abejas (unos 100 millones de insectos), con lo que ello representa de competencia con los polinizadores autóctonos de la zona (otros insectos, aves, lagartos, etc.). Al parecer, la abeja doméstica (Apis mellifera) es una polinizadora poco eficaz, y esto representa un transtorno para la biología reproductiva de algunas especies del entorno, la gran mayoría endémicas y exclusivas del Parque. Los ejemplos que citan los autores, el tajinaste rojo del Teide (Echium wildpretii) y la retama blanca (Spartocytisus supranubius), como especies damnificadas, son bastante elocuentes.
La propuesta de los científicos es bastante clara: "Por todo ello, y en base a los resultados obtenidos, se recomienda eliminar completamente la presencia de colmenas en el interior del Parque Nacional del Teide con el fin de proteger su flora y fauna endémica."
Desde este blog, nos sumamos a la propuesta. Un Parque Nacional puede ser usado, y el del Teide lo es más que nungún otro (turismo, caza, escalada, etc.), pero si este uso afecta al medio no debe realizarse. Se entiende que en este tipo de espacios la prioridad es la conservación. Además, en otras zonas de la cumbre tinerfeña pueden encontrarse zonas de similares características para instalar las colmenas. Hay que priorizar y gestionar.

Imágenes de las primeras páginas del artículo. En la gráfica se representan las autorizaciones e instalaciones de colmenas en el Parque Nacional del Teide. Es interesante notar que la oferta supera en mucho la demanda, prueba de la evidente voluntad del gestor de promocionar el uso del Parque como zona de asiento de colmenas. Si la demanda de asientos de colmena fuera el motor de esta utilización ésta sería mayor que la oferta. O al menos así funciona el mercado. Si se llegase a cubrir toda la oferta autorizada los efectos serían todavía peores a los encontrados por los autores de este estudio. Todo esto parecen pruebas de una mala gestión.

DEJE SUS COMENTARIOS, SU OPINIÓN NOS INTERESA

LEAVE YOUR COMMENTS, your opinion matters

Las especies invasoras en el año internacional de la Biodiversidad