jueves, 3 de marzo de 2016

La cochinilla grana (Dactylopius opuntiae) llega a La Palma. Una buena-mala noticia.

La cochinilla grana, Dactylopius opuntiae, es un pequeño insecto del grupo de las cochinillas o coccínidos, pariente próximo de la cochinilla del carmín, Dactylopius coccus, conocida y cultivada en Canarias desde hace muchos años. Esta cochinilla es mucho más agresiva que su congénere cultivada y es capaz de acabar con las cactáceas del género Opuntia y Nopalea (para más información sobre ambas cochinillas, su biología, diferencias, etc. pueden consultar el siguiente artículo disponible en la red: http://www.magrama.gob.es/ministerio/pags/Biblioteca/Revistas/pdf_Plagas%2FBSVP_36_01_23_36.pdf). Esta cochinilla grana más agresiva ya se detectó en la Península Ibérica e incluso se emplea en el control bilógico de la tunera más común en Canarias y en la Península, Opuntia maxima (=O. ficus-indica u O. ficus-barbarica) (http://www.revistaquercus.es/noticia.asp?ref=6109&cadena=chumbera&como=2). En la Península, como puede ocurrir aquí, los medios se debaten entre considerar esta posibilidad de que la nueva cochinilla acabe con las tuneras como algo positivo o negativo. Mientras los técnicos y algunos grupos ecologistas lo consideran una buena manera de luchar contra esta planta invasora, otros sectores de la sociedad piden que se actúe para impedir que desaparezcan las tuneras, tan relacionadas con tradiciones y usos de las tierras mediterráneas (sirva como ejemplo este artículo de un periódico de Cádiz: http://www.diariodecadiz.es/article/provincia/2162044/objetivo/salvar/las/chumberas.html).
En ningún sitio he podido encontrar si esta cochinilla grana puede atacar a la tunera india, Opuntia dillenii, ya que aunque se cita como plantas hospedadora las del género Opuntia, no recuerdo haber visto nunca tuneras indias atacadas por ningún tipo de cochinilla.
En Canarias, la primera isla a la que ha llegado esta nueva plaga ha sido La Palma, donde se extiende por el Sur, desde Fuencaliente hasta la zona de Puente Roto (Mazo), avanzando, según parece, unos 7 km al año. Toda esta información la extraemos de un artículo de elapuron.com que nos ha hecho llegar nuestro ya corresponsal desde hace años Juan Luis Rodríguez Luengo (http://www.elapuron.com/blogs/naturaleza/1977/rquiem-entre-las-espinas/). En este artículo el autor se lamenta de que nadie haga nada por evitar la pérdida de este recurso ligado a nuestra cultura reciente, pero cabe pensar en si es posible hacer algo, ya que la tunera común está catalogada como especie exótica invasora en el Catálogo nacional (https://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-2013-8565) y no se puede intentar salvar a una especie a la que la norma intenta erradicar de los ecosistemas naturales y seminaturales. De ahí que en parte esta cochinilla está haciendo el trabajo que las instituciones deberían hacer, y que nos preguntemos si es realmente una mala o una buena noticia este anuncio de la llegada de la cochinilla grana a las islas.

En la imagen de arriba grupo de hembras adultas de Dactylopius coccus, la cochinilla del carmín. Abajo infestación de Dactylopius opuntiae, la cochinilla grana, mucho más dañina para las tuneras. Imagen tomada de la web el apuron.com: http://www.elapuron.com/blogs/naturaleza/1977/rquiem-entre-las-espinas/

 A la izquierda larvas móviles de D. opuntiae, mientras que a la derecha se aprecia una larva fija de D. coccus, esta inmovilidad limita el daño que produce en la planta hospedante.
A la izquierda hembras adultas de D. coccus y a la derecha hembra de D. apuntiae, de menor tamaño y con mechones de sedas rígidas en el abdomen. Estas imágenes y las anteriores son extraidas del artículo de Rodrígo, Catalá-Oltra y Granero sobre estas dos especies en la Comunidad Valenciana (http://www.magrama.gob.es/ministerio/pags/Biblioteca/Revistas/pdf_Plagas%2FBSVP_36_01_23_36.pdf)

DEJE SUS COMENTARIOS, SU OPINIÓN NOS INTERESA

LEAVE YOUR COMMENTS, your opinion matters

Las especies invasoras en el año internacional de la Biodiversidad