miércoles, 5 de febrero de 2014

Y al final se sacaron la foto (saltándose la norma)

Hoy aparece en la prensa la noticia, muy pequeña, junto a las fotos, muy grandes, de la suelta de perdices rojas en varios puntos de la isla. Se consuma así lo que apuntaban hace algunas semanas, sobre la suelta de especies cinegéticas en Gran Canaria. Recordamos lo que se indicaba en la entrada anterior dedicada a este tema:
1º.- No se pueden soltar conejos ni perdices por ser especies alóctonas no catalogadas objeto de aprovechamiento cinegético afectadas por la prohibición del artículo 52.2 de la Ley 42/2007
En el caso de que se discuta si conejos y perdices afectan o no al medio (cosa que creo está bastante clara):
2º.- No se pueden soltar en los cotos donde no estuvieran autorizadas sus sueltas antes de  la entrada en vigor de la ley anterior.
¿Están las zonas donde se van a soltar autorizadas antes de esa fecha? No lo sabemos por dos motivos:
* No sabemos dónde se van a soltar
y
* No existe el listado de los cotos autorizados, tal como indica la norma
Aún existiendo este listado y cumpliendo con la norma, el Cabildo no debería soltar estas especies por:
3º.- Las instituciones deben fomentar la sustitución de estas especies alóctonas por otras autóctonas. Es decir, si lo pueden hacer, que lo hagan los cotos o las sociedades desde su ámbito, y no una administración pública.
Antes una foto que cumplir la ley.
Ya veremos si hacen lo mismo con los conejos, mucho más perjudiciales para el medio que las modestas 1000 perdices rojas que se soltaron hoy (¿hay alguna duda?).
Esta es una de las fotos que se buscaba con la iniciativa. Si el deseo fuese realmente el fomento de la caza los protagonistas de la imagen serían los animales, y no los políticos. La sacamos del periódico local Canarias7, y es una de las muchas que acompañan el escaso párrafo de la noticia (ver en http://www.canarias7.es/articulo.cfm?id=325189 o en http://www.laprovincia.es/gran-canaria/2014/02/05/perdices-rojas-levantan-vuelo/588005.html).



3 comentarios :

Menluiles dijo...

1º y 2º punto.

Las sueltas no son ilegales en tanto en cuanto cómo usted muy bien especifica en el segundo punto la ley las contempla en aquellos terrenos sometidos a algún tipo de régimen cinegético previamente a que se creara la ley. Los terrenos de caza controlada son asimilables a la idea de cotos sociales... salvo algunas diferencias a matizar dada las peculiaridades de nuestro territorio.

No aparece una relación específica de cotos, porque obviamente al tratarse de perdices criadas con el dinero de todos (de todos los cazadores, licencias y tarjetas de caza controlada) se deben liberar en terrenos de caza controlada.

En los terrenos de caza controlada si han habido desde hace bastantes años sueltas permitidas y legales, si tiene alguna duda respecto a la diferencia entre los terrenos de caza controlada, cotos privados, cotos sociales, etc. Puede resolverlas echándole un vistazo a la ley de caza. Así que es cierto que de manera previa se venían realizando dichas sueltas en terrenos cinegéticos, ergo no es ilegal.

Respecto a las zonas de sueltas... hay unos itinerarios establecidos... ¿los conoce usted? en teoría todos en terrenos de caza controlada, otra cuestión sería si se están respetando dichos itinerarios... pero eso depende de la buena o mala praxis de algunos funcionarios del cabildo.

3º la perdiz es una especie alóctona, pero no invasora, y no hay ningún estudio de cierto rigor que analice las consecuencias de su introducción en nuestro archipiélago... y cómo usted muy bien sabe, nunca habrá un estudio riguroso que determine que existan daños o problemas asociados por la presencia de perdiz en nuestra flora o vegetación, pues se trata de un ave esencialmente granívora...

Desde un punto de vista de gestión económica de los recursos empleados en materia de gestión cinegética si podríamos decir mucho y de la utilidad de las sueltas y de estas perdices en concreto de su no-seguimiento su no-anillamiento de su escaso índice de supervivencia, del derroche de dinero en su cría y mantenimiento... de la mala praxis de los funcionarios del cabildo en el reparto y sueltas de estos animales. De la falta de medidas previas de acondicionamiento del medio, etc... de todo esto podemos decir mucho... pero de su potencial peligro cómo especie invasora en nuestra biodiversidad o los daños que pueda generar... creo que más bien poco podría decirse dado que el impacto de estos animales en nuestros ecosistemas es prácticamente despreciable o nulo.

Menluiles dijo...

1º No son ilegales estas sueltas.
2º No es una especie dañina en los ecosistemas canarios.
3º Es un derroche de dinero y están absoutamente mal hechas, obviando todos los procedimientos elementales a tener en cuenta en la repoblación con especies cinegéticas (o no cinegeticas).
4º http://www.csic.es/web/guest/noticias-y-multimedia?p_p_id=contentviewerservice_WAR_alfresco_packportlet&p_p_lifecycle=1&p_p_state=maximized&p_p_mode=view&p_p_col_id=column-1&p_p_col_pos=1&p_p_col_count=2&_contentviewerservice_WAR_alfresco_packportlet_struts_action=%2Fcontentviewer%2Fview&_contentviewerservice_WAR_alfresco_packportlet_nodeRef=workspace%3A%2F%2FSpacesStore%2F85594969-3d3e-4afc-848f-fcd2320df8c2&_contentviewerservice_WAR_alfresco_packportlet_gsa_index=false&_contentviewerservice_WAR_alfresco_packportlet_title=noticias&contentType=news No sirven para nada y pueden perjudicar a las poblaciones silvestres.
5º Pero de todo esto lo más lamentable es ver a la consejera con un disfraz de leoparda que le queda pequeño y las botas quechua del decathlon. Yo le sugeriría haber esperado unas semanas, pintarse unos bigotitos de felina en la cara e irse así al carnaval, también podría levarse allí las 3200 perdices que dicen soltaran y soltarlas una a una desde alguna carroza en la plaza de Sta Catalina como si fueran "palomas de la paz". Habría sido apoteósico y habría tenido toda la atención que tanto ha querido reclamar con esas ridículas imágenes. Además así habrían tenido un fin productivo, algunas miles de familias capitalinas tendrían para hacerse un gustoso caldo de "gallina" para pasar la resaca carnavalera... y así de paso no engordamos los gatitos que vagabundean por nuestros montes, que ya estarán dando buena cuenta de ellas...

Un saludo

MSP dijo...

Hola Menluiles, y muchas gracias por sus comentarios. Quizá estemos frente a un problema normativo, no legal, es decir, las varias normas que regulan estas actividades se contradicen en ocasiones. Por un lado la Ley de Caza, por otro lado el Plan Insular de Caza (que esta suelta se salta a la torera), la Ley de Biodiversidad, y ahora el decreto de especies exóticas invasoras. En esta última no queda claro, según su lectura y las explicaciones que usted me da, muy atinadas, en qué lugares puede realizarse una suelta. hay que tener en cuenta que en la mente del legislador no estaban las sueltas de perdices o conejos, que en la península nunca se piensan como especies aloctonas, sino en los peces de agua dulce.
Con su permiso, si me lo da, puedo copiar sus comentarios y colocarlos en el blog como una entrada, que creo será de gran interés para los usuarios del blog. Todo lo dicho es válido para las perdices pero, ¿qué puede ocurrir con el caso de los conejos, en el que se complica aún más el tema, dado su carácter de dañino para medio y agricultura, e incluso para la propia caza al realizarse con individuos híbridos y semi-domesticados? Realmente es un tema muy interesante que estos del cabildo ni se plantean.
Quedo a la espera para que me de permiso para incluir sus comentarios como entadas.
Un saludo y muchas gracias por sus opiniones.

DEJE SUS COMENTARIOS, SU OPINIÓN NOS INTERESA

LEAVE YOUR COMMENTS, your opinion matters

Las especies invasoras en el año internacional de la Biodiversidad