viernes, 7 de febrero de 2014

Más sobre la suelta de perdices en Gran Canaria. Porque las cosas se pueden hacer bien.

Quiero incluir en esta entrada las opinones de un seguidor del blog, Manuel Méndez Bordón, que complementan perfectamemte las vertidas en la entrada anterior. Manuel, perfecto conocedor de la caza en la isla, nos hace una serie de comentarios que sin duda enriquecen la discusión:

"Las sueltas no son ilegales en tanto en cuanto cómo usted muy bien especifica en el segundo punto la ley las contempla en aquellos terrenos sometidos a algún tipo de régimen cinegético previamente a que se creara la ley. Los terrenos de caza controlada son asimilables a la idea de cotos sociales... salvo algunas diferencias a matizar dada las peculiaridades de nuestro territorio.
No aparece una relación específica de cotos, porque obviamente al tratarse de perdices criadas con el dinero de todos (de todos los cazadores, licencias y tarjetas de caza controlada) se deben liberar en terrenos de caza controlada.
En los terrenos de caza controlada sí han habido desde hace bastantes años sueltas permitidas y legales, si tiene alguna duda respecto a la diferencia entre los terrenos de caza controlada, cotos privados, cotos sociales, etc. Puede resolverlas echándole un vistazo a la ley de caza. Así que es cierto que de manera previa se venían realizando dichas sueltas en terrenos cinegéticos, ergo no es ilegal.
Respecto a las zonas de sueltas... hay unos itinerarios establecidos... ¿los conoce usted? en teoría todos en terrenos de caza controlada, otra cuestión sería si se están respetando dichos itinerarios... pero eso depende de la buena o mala praxis de algunos funcionarios del cabildo.
3º la perdiz es una especie alóctona, pero no invasora, y no hay ningún estudio de cierto rigor que analice las consecuencias de su introducción en nuestro archipiélago... y cómo usted muy bien sabe, nunca habrá un estudio riguroso que determine que existan daños o problemas asociados por la presencia de perdiz en nuestra flora o vegetación, pues se trata de un ave esencialmente granívora...
Desde un punto de vista de gestión económica de los recursos empleados en materia de gestión cinegética si podríamos decir mucho y de la utilidad de las sueltas y de estas perdices en concreto de su no-seguimiento su no-anillamiento de su escaso índice de supervivencia, del derroche de dinero en su cría y mantenimiento... de la mala praxis de los funcionarios del cabildo en el reparto y sueltas de estos animales. De la falta de medidas previas de acondicionamiento del medio, etc... de todo esto podemos decir mucho... pero de su potencial peligro cómo especie invasora en nuestra biodiversidad o los daños que pueda generar... creo que más bien poco podría decirse dado que el impacto de estos animales en nuestros ecosistemas es prácticamente despreciable o nulo.
Rwsumiendo:
1º No son ilegales estas sueltas.
2º No es una especie dañina en los ecosistemas canarios.
3º Es un derroche de dinero y están absoutamente mal hechas, obviando todos los procedimientos elementales a tener en cuenta en la repoblación con especies cinegéticas (o no cinegeticas).
http://www.csic.es/web/guest/noticias-y-multimedia?p_p_id=contentviewerservice_WAR_alfresco_packportlet&p_p_lifecycle=1&p_p_state=maximized&p_p_mode=view&p_p_col_id=column-1&p_p_col_pos=1&p_p_col_count=2&_contentviewerservice_WAR_alfresco_packportlet_struts_action=%2Fcontentviewer%2Fview&_contentviewerservice_WAR_alfresco_packportlet_nodeRef=workspace%3A%2F%2FSpacesStore%2F85594969-3d3e-4afc-848f-fcd2320df8c2&_contentviewerservice_WAR_alfresco_packportlet_gsa_index=false&_contentviewerservice_WAR_alfresco_packportlet_title=noticias&contentType=news No sirven para nada y pueden perjudicar a las poblaciones silvestres.
5º Pero de todo esto lo más lamentable es ver a la consejera con un disfraz de leoparda que le queda pequeño y las botas quechua del decathlon. Yo le sugeriría haber esperado unas semanas, pintarse unos bigotitos de felina en la cara e irse así al carnaval, también podría levarse allí las 3200 perdices que dicen soltaran y soltarlas una a una desde alguna carroza en la plaza de Sta Catalina como si fueran "palomas de la paz". Habría sido apoteósico y habría tenido toda la atención que tanto ha querido reclamar con esas ridículas imágenes. Además así habrían tenido un fin productivo, algunas miles de familias capitalinas tendrían para hacerse un gustoso caldo de "gallina" para pasar la resaca carnavalera... y así de paso no engordamos los gatitos que vagabundean por nuestros montes, que ya estarán dando buena cuenta de ellas..."
Queda dicho y gracias a Manuel Méndez Bordón. 
Esto o lo arreglamos entre todos o no hay nada que hacer. No hay dos bandos, y la impresión es que nos toman el pelo a unos y a otros.
Trabajo que cita Manuel Méndez en su comentario. "Liberar perdices de granja perjudica a sus poblaciones silvestres", es el explícito título de este artículo del CSIC.

DEJE SUS COMENTARIOS, SU OPINIÓN NOS INTERESA

LEAVE YOUR COMMENTS, your opinion matters

Las especies invasoras en el año internacional de la Biodiversidad