domingo, 7 de julio de 2013

Nuevas publicaciones sobre plantas introducidas en Canarias. Se hace necesaria una reflexión.

Acaba de ver la luz el último número de la revista Botánica Macaronésica, editada por el Jardín Botánico Viera y Clavijo de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria. El número completo es accesible en esta dirección: http://descargas.grancanaria.com/jardincanario/revista_botanica_macaronesica_N28.pdf). Este número está dedicado en gran parte a la memoria de Tomás Sánchez Velázquez, compañero de profesión y de caminatas aprendiendo de su enorme conocimiento sobre los helechos de Canarias. Felicitamos desde aquí la iniciativa de la revista, y sobre todo de Águedo Marrero, con el que había trabajado y compartido mucho tiempo. Desde este blog nos unimos en su recuerdo a todas las personas que lo conocieron.

En este número 28 de la revista se publican dos artículos de interés para el tema de las especies exóticas invasoras:
* Adiciones a la flora vascular de Fuerteventura (Islas Canarias) III, de Stephan Scholz, Jorge Alfredo Reyes-Beyancort y Wolfredo Wildpret de la Torre. (Botánica Macaronésica 28: 99-116)
* Nuevos xenófitos de elevada capacidad invasora para la flora canaria, de A. Siverio Núñez, E. Sobrino Vesperinas, H.A. Rodríguez de la Torre, J.A. Reyes-Betancort y A. Santos Guerra. (Botánica Macaronésica, 28: 165-173). 
En ambos artículos se citan nuevas especies de plantas introducidas en Canarias.
En el primero, la lista de nuevas citas es la siguiente:
Malephora crocea, naturalizada, nueva para Fuerteventura

 Malephora crocea

Amaranthus powelli, exótica casual, nueva para Canarias
Schinus terebinthifolius, naturalizada, nueva para Canarias
Carthamus caeruleus, naturalizada, nueva para Fuerteventura
Osteospermum ecklonis, exótica casual, nueva para Canarias
Senecio angulatus, exótica casual, nueva para Fuerteventura

 Senecio angulatus

Brassica oleracea, naturalizada, nueva para Fuerteventura
Sinapis flexuosa, naturalizada, nueva para Fuerteventura
Chenopodium glaucum, exótica casual, nueva para Fuerteventura
Lagenaria siceraria, exótica casual, nueva para Canarias
Ocimum basilicum, exótica casual, nueva para Canarias
Desmanthus virgatus, naturalizada, reencontrada en Fuerteventura
Leucaena leucocephala, naturalizada, nueva para Fuerteventura

 Leucaena leucocephala

Polygonum equisetiforme, naturalizada, nueva para Fuerteventura
Turnera ulmifolia, naturalizada, nueva para Canarias
Washingtonia robusta, naturalizada, nueva para Canarias

 Grupo de Washingtonia robusta en Salto del Negro, Gran Canaria

Leptochloa uninervia, exótica casual, nueva para Canarias
Setaria pumila, exótica casual, nueva para Fuerteventura
Además se citan dos especies autóctonas de otras islas del Archipiélago, Argyrenthemum frutescens y Schizogyne sericea que se han asilvestrado en Fuerteventura tras su cultivo como ornamentales.

En el segundo trabajo se consideran novedades las siguientes especies:
Amaranthus albus, nueva para Tenerife. “naturalizada sobre cubierta de picón, en los parterres ajardinados bajo riego”

Chenopodium glaucum, nueva para Tenerife
Acalipha brachystachya, España, “jardín público con humedad edáfica proporcionado por riego localizado…”
Hydrocotyle bowiesioides, nueva para Canarias y para España, “sobre céspedes ornamentales”, “en jardines urbanos”
Arctotheca caléndula, nueva para Canarias, “céspedes deportivos..”
Youngia japonica, nueva para Canarias y para España, “céspedes ornamentales”
Cyperus gracilis, nueva para Canarias y para España, “sobre tapiz vegetal de Dichondra repens en jardín público”
Pycreus mundii, nueva para Canarias, “sobre céspedes deportivos”
Kylinga brevifolia, nueva para Canarias, “sobre céspedes deportivos”
Paspalum notatum, nueva para Canarias, “sobre céspedes ornamentales”
Sclerophylax spinescens, nueva para Tenerife.

 Sclerophylax spinescens, hasta ahora conocida en Gran Canaria y Fuerteventura, ya alcanzó la isla de Tenerife.

De estos trabajos y de las citas que refieren se puede extraer una reflexión que es interesante sobre todo para los técnicos que trabajan o puedan trabajar algún día en este campo de las invasiones biológicas. En el artículo encabezado por Stephan Scholz, se hace una importante diferenciación entre especies naturalizadas y exóticas casuales. Además, las especies referidas como naturalizadas se localizan en lugares alterados, como cauces de barrancos, campos abandonados, etc., donde las plantas prosperan por sus propios medios compitiendo con el resto de la vegetación por los recursos, el espacio, etc. En su mayoría no se trata de ambientes naturales o seminaturales, pero sí en proceso de naturalización.
En cambio, en el segundo trabajo, en la mayor parte de las nuevas citas se trata de especies que todavía no han salido de los jardines, parterres o céspedes deportivos. Son pues introducciones a partir de contaminaciones de semillas, o de semillas producidas in situ, que germinan en esas especiales condiciones. Los ambientes son totalmente humanizados, con riego, cortacésped, etc.
Estas diferencias deben tenerse en cuenta sobre todo a la hora de recopilar todas estas citas en próximos catálogos de especies introducidas. No deberían registrarse del mismo modo todas las novedades que puedan existir. Se debería hacer una calificación más minuciosa a la hora de catalogar especies como introducidas o no, y aplicar criterios homogéneos a la hora de decidir si una planta está naturalizada o no.
Si se introducen todas las citas sin ningún criterio en futuros catálogos se corre el riesgo de desvirtuar las estadísticas futuras sobre el núemero de plantas silvestres existentes en Canarias y la proporción de especies exóticas que crecen en las islas.

Dejando a un lado estas cuestiones, ambos trabajos nos permiten comprobar cómo las especies exóticas van aumentando sus territorios y cuál es el procedimientos por los que se producen estas introducciones en la actualidad: la jardinería.
Enhorabuena a los autores y a la revista.




2 comentarios :

AdayBicho dijo...

Jolin pues si que hay plantas introducidas!

MSP dijo...

Pues sí Aday. Por suerte no todas son invasoras, y se limitan a crecer en zonas humanizadas, no siendo un peligro para la vegetación autóctona. Pero el número de introducidas rondará las 1000 especies.
Saludos

DEJE SUS COMENTARIOS, SU OPINIÓN NOS INTERESA

LEAVE YOUR COMMENTS, your opinion matters

Las especies invasoras en el año internacional de la Biodiversidad