viernes, 12 de julio de 2013

Bryophyllum daigremontianum y Bryophyllum delagoënse en Gran Canaria, ejemplos de especies introducidas con potencial invasor.

El género Bryophyllum se considera en ocasiones una sección de otro género, Kalanchoe, por lo que estas dos especies son conocidas también como Kalanchoe daigremontiana y Kalanchoe delagoënsis.
Se trata de dos especies bien conocidas en la jardinería insular, de donde consiguen escaparse fácilmente gracias a su capacidad para generar propágulos en los bordes de sus hojas. De ahí su peculiar nombre ingles de "Mother of Millions" (madre de millones).
Estas plantas son pues perfectas candidatas a ser capaces de invadir determinados hábitats en los que pueden llegar a ser competitivas y desplazar a la vegetación autóctona. Esto ya ha ocurrido en algunas islas de la costa australiana, como Abrolhos Islands (confirmar en http://www.newcrops.uq.edu.au/listing/species_pages_B/Bryophyllum_delagoense.htm).
Otro aspecto que le confiere esta capacidad invasiva es su carácter venenoso. Bryophyllum delagöense contiene un glucósido cardiotónico, la bufadienolida, que produce fallos cardíacos en animales herbívoros (ver http://en.wikipedia.org/wiki/Kalanchoe_delagoensis).
Son pues, especies de fácil dispersión que no pueden ser consumidas por los herbívoros, y que resisten condiciones de aridez muy altas. En definitiva, candidatas a producir transtornos en los lugares donde se asienten. Pero no esperen ver campos cubiertos de estas plantas. Los lugares donde se han encontrado, al menos en la Isla de Gran Canaria, son pequeños enclaves, ocupando grietas terrosas en la base de riscos en zonas potenciales del bosque termófilo (acebuchales, lentiscales, etc.). Estos hábitats son importantes lugares de refugio de numerosas especies endémicas (Micromeria varia ssp. canariensis, Habenaria tridactylites, Scilla haemorrhoidalis, etc.) con las que estas especies compiten con ventaja. Su control no es fácil, ya que al mover la planta, caen los propágulos nacidos en el borde de sus hojas, lo que facilita su propagación. Son necesarias varias campañas de erradicación para eliminarlas completamente.
Bryophyllum daigremontianum, con hojas anchas, triangulares, y opuestas. En las laderas sobre el Barranco del Guiniguada (Las Palmas de Gran Canaria)
 Bryophyllum delagoënse, con hojas cilíndricas y alternas. En los Altos de Siete Puertas (Las Palmas de Gran Canaria-Santa Brígida)
 Altos de Siete Puertas, hábitat típico donde aparecen ambas especies. Acebuchales en progresión cerca de zonas humanizadas.
 Grieta ocupada totalmente por juveniles de Bryophyllum delagoënse. Entre ellos intenta crecer Lavandula canariensis

DEJE SUS COMENTARIOS, SU OPINIÓN NOS INTERESA

LEAVE YOUR COMMENTS, your opinion matters

Las especies invasoras en el año internacional de la Biodiversidad