sábado, 21 de abril de 2018

Se necesita más investigación para gestionar mejor: el caso de Lanzarote.

    Hace algunas semanas se llevó a cabo en el Cabildo de Lanzarote un curso denomido 'Flora Invasora en Lanzarote' de la Reserva de la Biosfera (http://www.cabildodelanzarote.com/tema.asp?sec=Noticias&idCont=20721&idTema=17; http://www.asolan.com/wp-content/uploads/2018/03/Informaci%C3%B3n-Curso-flora-invasora-Abr18-pdf.pdf). A partir de este curso que tiene como subtítulos "Identificación de las especies invasoras más extendidas en Lanzarote (TOP-20)", se publicó en la prensa lanzaroteña, más concretamente en el Diario de Lanzarote (https://www.diariodelanzarote.com/noticia/detectadas-en-lanzarote-59-especies-de-flora-invasora-algunas-un-%E2%80%9Cgrave-peligro%E2%80%9D) un artículo firmado por M.J. Tabar que trata sobre este tema.
    En este texto se presentan algunas ideas con las que estamos totalmente de acuerdo y que han sido objeto de muchas entradas y comentarios en este mismo blog: en este problema no hay plantas buenas o malas, hay que estudiar cada caso por separado; la jardinería es un foco importante de introducción de plantas potencialmente invasoras en un territorio; la traslocación de especies es también un problema importante. Pero también muestra quizá el problema más importante de todos, la falta de conocimiento científico sobre muchos puntos que son fundamentales para la gestión de estas plantas.
    En dicho texto se indican las 5 especies que "necesitan de una erradicación prioritaria": Pennisetum setaceum, Rumex lunaria, Pseudorlaya pumila, Argyranthemum frutescens y Leucaena leucocephala.
Sobre la primera y la última no hay nada que objetar. Ambas han demostrado su capacidad colonizadora e invasiva en el resto de las Islas. Aún así, no estarían de más trabajos sobre su capacidad de colonización de zonas áridas, ya que aunque se integren en ambientes humanizados, con un aporte hídrico superior al que tienen los ecosistemas naturales (cauces, bordes de carretera, etc.), no se sabe bien cuáles son sus límites de aridez.
El resto ofrecen serías dudas de que realmente sean invasoras en Lanzarote.
    + Sobre Rumex lunaria ya hemos comentado este caso y las dudas que existen de que realmente sea intoducida en la Isla (http://invasionesbiologicas.blogspot.com.es/search/label/Rumex%20lunaria).
     Esta planta se considera una planta introducida en Lanzarote como forrajera, por fuentes orales, de hecho hay teorías que dicen que la llevaron a Lanzarote desde El Hierro, y por eso le llaman allí calcosa. El momento de la supuesta introducción creo que es discutible. Gunther Kunkel realizó un inventario de la vida vegetal del Parque Nacional de Timanfaya en 1978 y no la cita. Y Kunkel era muy meticuloso. En un trabajo de1996 sobre la vida vegetal de las lavas históricas de Canarias, con especial referencia a Timanfaya (GONZÁLEZ-MANCEBO, J.M. et al., 1996. La Vida Vegetal en las Lavas Históricas de Canarias. Parque Nacional de Timanfaya. Organismo Autónomo Parques Nacionales, Ministerio de Medio Ambiente), todavía no cita la vinagrera en todo el Parque. En 1982, y de nuevo Kunkel, la cita como plantada en el mirador del Rio y creciendo, espontánea, en riscos inaccesibles de Famara, es decir, natural.
     Es decir, se haya introducido o no como forrajera en tiempos modernos, que parece que sí, la vinagrera o calcolsa, Rumex lunaria, debió ser una planta natural en Lanzarote. No hay razones para pensar que no creciese en esa Isla como lo hace en el resto. Se propaga fácilmente y se dan las condiciones para que crezca de manera natural. En todo caso, si se hubiese extinguido de la Isla, lo que se hizo hace 30 o 40 años es reintroducirla. Es una planta que crece perfectamente en malpaises recientes, y así lo hace en todas las Islas. Es una primocolonizadora excelente. No es de extrañar que una vez haya alcanzado Timanfaya se haya adaptado y crezca rápidamente.
Reitero que es una opinión, pero que se necesitaría algún tipo de estudio (de carbones, arqueológico, genético) para contrastarla.
    Lo que no es evitable, es que esta planta, o cualquier otra, cambie el paisaje volcánico del Parque de Timanfaya por uno vegetal. Eso es una sucesión ecológica primaria que ni se puede ni se debe evitar.
      + Algo similar ocurre con Pseudorlaya pumila. Es una planta natural del norte de África, justo en frente de Canarias, y como algunas otras plantas que se han encontrado ultimamente (Echium horridum, por ejemplo), pueden ser llegadas naturales a Canarias. El proceso de colonización de las Islas no se detiene nunca y no es descartable que esta planta llegara a Canarias de forma natural (pegada en el plumaje de aves, por ejemplo). No debe impedirse este proceso que también es natural.
     + La magarza Argyranthemum frutescens, seguramente la subsp. frutescens, endémica de La Palma, El Hierro, Gran Canaria y Tenerife, ha escapado de jardines, como ocurre en todas las islas donde se cultiva e incluso en otros lugares del Planeta. No está clara su capacidad invasora de ambientes naturales o seminaturales.

Otra cosa son las omisiones. En esta lista faltan algunas especies invasoras, sobre todo Nicotiana glauca, que está perfectamente instalada en el Parque Nacional y que es el principal problema para los ecosistemas de este tipo. No se incluye, seguramente, por que se eliminó del Catálogo Nacional de Especies Exóticas e Invasoras, precisamente por la falta de trabajos científicos que indicaran su carácter invasor en la Península Ibérica y Baleares, pero no en Canarias, como bien indica la propia sentencia que la sacó del listado. En Lanzarote debería estar entre las 5 más prioritarias para su gestión. Otra omisión importante es la de Pelargonium capitatum, la malvarrosa, extendida también en el Parque Nacional.

En definitiva, para empezar a gestionar una especie como invasora es necesario tener información científica sobre cómo tratarla y sobre todo de si realmente es necesario hacerlo. No es mucho el dinero que se tiene para esta labor y es necesario distribuirlo con eficacia. Y no podemos ni debemos evitar los procesos naturales. Tan antiecológico es producir introducciones y expansiones de algunas especies como evitar las colonizaciones naturales de una isla o de un territorio.

Colonización de Rumex lunaria en el volcán Teneguía (La Palma), imagen tomada de http://age.ieg.csic.es/v2/recursos_didacticos/teneguia.php?TB_iframe=true&height=450&width=800&title=Volcanes%20de%20Tenegu%C3%ADa%20(Canarias)



 Nicotiana glauca en Timanfaya. Imagen tomada de
http://paqquita.blogspot.com.es/2017/02/flores-lxv-lanzarote-ix-dias-21-28.html

6 comentarios :

Gema Luengo dijo...

Puesto a dudar de Kunkel, dudemos de todos
W.Wildpret, E.Beltrán Tejera, J.M.González-Mancebo & A.Centellas Bodas, Pelargonium capitatum y Rumex lunaria, dos plantas invasoras en el Parque Nacional de Timanfaya (Lanzarote, Islas Canarias).
(..)En la actualidad sus poblaciones se asientan preferentemente en las fachadas sometidas a la mayor influencia del viento húmedo y hasta tal punto se produce su expansión, que amenazan con cubrir de verde amplias superficies del Parque en un futuro inmediato. Es de señalar que en el catálogo de Kunkel (op.cit.), no se cita la presencia de esta especie que, a partir de 1990 experimentó un considerable incremento, y junto, en menor medida, a Pelargonium capitatum y Nicotiana glauca, constituye ya una verda-dera alarma. Por tal motivo, la Dirección del Parque ha comenzado los trabajos de eli-minación progresiva, trabajos que entrañan cierta complejidad en aquellas laderas internas de los cráteres de fuerte pendiente, del complejo Timanfaya.

Marcos Salas Pascual dijo...

Hola Gema, gracias por participar en el blog. La apreciación de estos autores se basa en lo mismo que cualquier otra, no es una certeza, es una idea preconcebida. Hay que comprobarla, y eso es lo que hay que hacer, estudiar primero, ya que hay dudas (la cita de Kunkel de Famara, la existencia del hábitat propicio para la planta en Lanzarote,y la posibilidad de expansión natural de esta planta. Si en Lanzarote hubo brezos y fayas, ¿porqué no pudo haber vinagreras? Esperemos que pronto podamos saber científicamente este hecho. Graias de nuevo por sus comentarios.

David Nuez dijo...

Totalmente de acuerdo con Marcos, la isla también ha sufrido una fuerte antropización. La vinagreta es una especie muy apetecido por el ganado y su no presencia en determinado momento pudiese deberse a esa demanda. Con el tiempo este factor ha aflorado, al encontrarse en territorio protegido y esté volviendo a colonizar.
En Fuerteventura, he preguntado a un ganadero (La Oliva), y no la conocía, pero su madre la recordaba de verla en el jardín de su casa, es decir no la conocía silvestre debido a la presión ganadera sobre la misma.

Marcos Salas Pascual dijo...

Gracias David por el comentario y por la noticia de que Rumex lunaria se conocía hace tiempo en Fuerteventura. De alguna manera tenemos que salir de la ciencia del "yo creo" o "yo pienso". Debemos comprobar las cosas antes de gastarnos dinero en algo. UN saludo y gracias de nuevo por el comentario.

Pedro Luis García Yánez dijo...

Acabo de ver esta noticia:http://www.laprovincia.es/lanzarote/2018/05/01/invasion-lanzarote/1053497.html, online no se ve entera, como compré el periódico si leí la noticia. Y además de que ni nombran a la malvarosa ni al tabaco moro, leyéndolo da la impresión de que lo importante es que la sucesión ecológica y vegetal no siga, que el parque siga igual para siempre, algo contrario al mismo fin científico y educativo de ser un laboratorio perfecto para ver esa misma sucesión ecológica. Un saludo.

Marcos Salas Pascual dijo...

Hola Pedro Luis. Gracias por tus comentarios. Efectivamente deja ambas especies fuera. Seguramente por su dificultad en ser gestionadas. Y no de la vinagrera pude ser cierto, puede ser invasora, pero hay que cerciorarse primero, ya que hay serias dudas sobre ese tema. Un saludo y gracias de nuevo por tu participación en el blog.

DEJE SUS COMENTARIOS, SU OPINIÓN NOS INTERESA

LEAVE YOUR COMMENTS, your opinion matters

Las especies invasoras en el año internacional de la Biodiversidad