lunes, 18 de abril de 2016

Orthezia insignis, una cochinilla introducida que afecta a especies endémicas de Canarias e Islas Salvajes

Las cochinillas son un grupo de insectos caracterizados por convertirse en plagas de vegetales. Son muy conocidas en Canarias las cochinillas de las tuneras (Dactylopius coccus y D. opuntiae) a las que dedicamos recientemente una entrada (http://invasionesbiologicas.blogspot.com.es/2016/03/la-cochinilla-grana-dactylopius.html). Pero no son estas las únicas cochinillas que pueden encontrarse en las Islas. Recientemente, en una visita al Sitio de Interés Científico de Jinámar (Gran Canaria) encontramos varios ejemplares de la planta Schizogyne sericea, la dama o salado, que padecían una aparente enfermedad que les daba un aspecto ennegrecido, como si se hubiesen quemado (ver las imágenes que acompañan esta entrada). Algún ejemplar ya estaba muerto y había sido sacado de la zona. En principio no averiguamos qué había causado esta grave afección a esta planta, pero hace pocos días, en el extremo opuesto de la isla de Gran Canaria, en el Barranco de El Juncal, en el municipio de Agaete, volvimos a encontrar otras plantas con estos mismos síntomas y sí pudimos recoger alguna rama de la planta y analizarla posteriormente. Comprobamos entonces, gracias a la colaboración de Aday (http://artropodolandia.blogspot.com.es/), que los daños se debían a la acción de una cochinilla que muy probablemente sea Orthezia insignis (= Insignorthezia insignis), la llamada cochinilla menor de los cítricos, cochinilla del croton o Jacaranda bug. Se trata de un insecto de origen caribeño considerado una plaga importante en casi todo el mundo, aunque en la Lista de Especies silvestres de Canarias se le considere introducido probable. Los principales listados internacionales de especies exóticas invasoras lo consideran como tal (comprobar en http://www.cabi.org/isc/datasheet/37938; http://www.issg.org/database/species/ecology.asp?si=1462&lang=EN). Esta especie ya saltó a la información pública cuando en el pasado año se produjo una plaga de la misma en árboles urbanos de Santa Cruz de Tenerife, en concreto en jacarandas (Jacaranda mimosifolia) (http://www.diariodeavisos.com/2015/03/consistorio-inicia-extraccion-jacarandas-mendez-nunez/), que obligó a cortar 66 ejemplares de esta especie.
Es curioso que, a pesar de que se trata de una plaga reconocida, en ocasiones se ha propuesto como forma de control biológico de otras especies invasoras como Lantana camara (http://www.cabi.org/isc/FullTextPDF/2013/20133341292.pdf).
Pero todo esto incrementa su importancia si pensamos que Schizogyne sericea es una planta endémica de Canarias y de las Islas Salvajes, muy importante en los ecosistemas costeros de todas las Islas. El hecho de que una cochinilla tan agresiva como Orthezia insignis pueda afectar al salado debe ponernos en alerta sobre la capacidad de las plagas agrícolas para afectar a otras especies endémicas o autóctonas y desaconseja su uso en la lucha biológica contra otras especies invasoras.
Hay que hacer notar que las plantas afectadas se encontraban relativamente lejos de cualquier zona cultivada.
Si ha visto algún caso similar de ejemplares de Schizogyne afectados, por favor, remítanos esa información para comprobar el estado de la cuesyión en la actualidad. Gracias.


 Imagen de Orthezia insignis (=Insignorthezia insignis) tomada de http://www.nbair.res.in/Biocontrol_Agents/Insects/Orthezia%20insignis.htm

Tres imágenes de los ejemplares de Schizogyne sericea afectados en el Sitio de Interés Científico de Jinámar (Gran Canaria).  El tercero fue cortado en su mayor parte.




  Imágenes tomadas a partir de material recolectado en el Bco. de El Juncal (Agaete, Gran Canaria). En la última se aprecian, a la lupa binocular, algunos ejemplares de Orthezia insignis, entre ellos una gran hembra en la parte inferior.




6 comentarios :

Aday Bicho dijo...

Como siempre buena entrada, desconocía el dato de que se usase en algún momento para combatir la lantana, me parece algo absurdo teniendo en cuenta la adaptabilidad de las especies introducidas en Canarias.

Marcos Salas Pascual dijo...

Hola Aday. Gracias por tu ayuda en la determinación del insecto y por tu comentario. Un saludo

Suárez dijo...

La lucha biológica me parece bien si se utilizan insectos de propios del archipiélago. Es un riesgo muy grande introducir insectos de fuera porque luego desconocemos cómo va a interactuar con el medio. Debiera estar prohibido la introducción de insectos y hongos que no estén presentes en las islas.

Marcos Salas Pascual dijo...

Hola Suárez, gracias por participar de nuevo en el blog. Lo que ocurre es que utilizar animales para la lucha biológica no es fácil, hay que hacer muchos estudios previos, tener protocolos estandarizados, comercializar los individuos, y al final sólo lo pueden hacer las multinacionales de turno, las mismas que comercializan los insecticidas. Eso no es rentable hacerlo para un territorio pequeño, por lo que en todo el mundo se emplean los mismos agentes para el control biológico de las plagas. Y sobre prohibir la introducción de insectos y hongos, podría ser una posibilidad, pero promulgar leyes o normas que no se pueden hacer cumplir no sirve de gran cosa. El control fitosanitario de frutas, verduras, plantas ornamentales, de semillas, de tierra, etc., etc., en las que pueden entrar estos patógenos no es sencillo y en Canarias no está muy bien organizado. Otra tarea pendiente de las muchas que quedan por afrontar.
Un saludo y gracias por su comentario.

Suárez dijo...

Pues si esos es así, me parece, medioambientalmente hablándo, más sensato el uso de productos fitosanitario que la llamada lucha biológica. Al menos, en ecosistemas tan vulnerables como los nuestros.

Tengo entendido que en Islas Salvajes no vive nadie ni hay ningún tipo de explotación agrícola. Cómo se supone que llegó ese insecto ahí ?

Marcos Salas Pascual dijo...

Hola Suárez. No, quizá me expliqué mal, el insecto no sé si estará en las islas Salvajes, quién sí crece en dichas islas es la planta, Schizogyne sericea. Y sobre la lucha biológica, yo creo que no hay pautas marcadas, se tendría que estudiar cada caso en particular. Un saludo y gracias de nuevo por su participación.

DEJE SUS COMENTARIOS, SU OPINIÓN NOS INTERESA

LEAVE YOUR COMMENTS, your opinion matters

Las especies invasoras en el año internacional de la Biodiversidad