sábado, 27 de septiembre de 2014

El género Conyza en Canarias: ¿invasoras, simplemente malas hierbas o algo más?

Ya hemos planteado en este blog en varias ocasiones la dificultad que representa calificar una especie como invasora o considerarla sencillamente como una mala hierba. Recordemos que para ser una planta invasora. ésta debe presentarse en comunidades naturales o seminaturales, y producir en éstas algún tipo de desequilibrio o desajuste. A este problema, las especies de género Conyza presentes en Canarias añaden varios más: su difícil taxonomía e incluso su consideración como especies introducidas.
Siguiendo lo establecido en el Listado de especies terrestres de Canarias (http://www.gobiernodecanarias.org/medioambiente/piac/AlfrescoFileTransferServlet?action=download&ref=b7b5c146-cec7-448b-929d-80ce3c4adb70), este género está representado en las islas por las siguientes especies, a las que se han añadido las islas donde están presentes y su calificación como IS (introducidas seguras):
Conyza bonariensis (L.) Cronquist, IS H P G T C F L
Conyza canadensis (L.) Cronquist IS T C
Conyza floribunda Kunth in Humb., Bonpl. & Kunth IS H P G T C
Conyza gouani (L.) Willd. IS P G T C
Conyza sumatrensis (Retz.) E. Walker IS C L
Lo primero que dificulta el análisis es la dificultad de determinar correctamente a las especies que nos encontramos en el campo. Conyza bonariensis y Conyza sumatrensis son fácilmente distinguibles (ver las imágenes que acompañan esta entrada), ya que pueden considerarse dos taxones "extremos", la primera con los capítulos mayores y las hojas más pequeñas, y la segunda al contrario, con capítulos pequeños y hojas grandes. Conyza canadensis se caracteriza por ser la única con flores liguladas en sus capítulos. Lígulas ("petalitos") que pueden ser muy pequeños, de 0,5 mm, pero siempre presentes. Pero entre estos taxones existen gran cantidad de individuos intemedios, considerados en su mayoría híbridos entre ellos.Que conozca se han descrito dos híbridos:
C. x flahualtiana (Thell.) Sennen (=C. bonariensis x C. Canadensis)
C. x rouyana Sennen (=C. sumatrensis x C. canadensis)
y no sería descartable híbridos entre Conyza bonariensis y Conyza sumatrensis.
La facilidad con la que se producen hibridaciones entre estas plantas se debe a que los diferentes taxones son originarios de diferentes zonas de América, por lo que en la naturaleza es imposible su cruce. Una vez que el hombre las dispersa, de manera accidental, acaban ocupando los mismos territorios sin haber necesitado de barreras genéticas para su evolución. De ahí que puedan hibridizarse sin demasiados problemas.
El tercero de los táxones se considera hoy una  variedad de C. sumatrensis, en concreto la var. leiotheca, con tallo, hojas y capítulos menos pilosos (http://www.bioone.org/doi/abs/10.3417/1055-3177%282006%2916%5B96%3ACSVLCA%5D2.0.CO%3B2?journalCode=novo)
Por último queda Conyza gouani. En principio hay que decir que la especie fue descrita inicialmente en Canarias, por lo que pudo considerarse como un endemismo de las mismas, pero hoy la bibliografía se refiere a esta especie como presente en gran parte de África (Sudáfrica, Mozambique, Marruecos, Etiopía, etc.) (http://www.ville-ge.ch/musinfo/bd/cjb/africa/details.php?langue=an&id=101788).
¿Sería esta antigua cita canaria de la especie la misma que se encuentra hoy en África, o es otro taxon distinto? Una simple visión de los pliegos de herbario recolectados en las islas por Ledrú a finales del siglo XVIII, y el posible pliego original de Wildenow, junto a una imagen actual de la misma planta obtenida en Mozambique, nos parece indicar que en efecto son la misma planta. Lo que no sabemos es si se trata de una especie nativa en Canarias o introducida. En principio, y por los lugares donde ha aparecido en Canarias (Risco Blanco, Bco. Oscuro, en Gran Canaria, Bco. de Badajoz, Masca, en Tenerife, La Cumbrecita, Tazacorte, en La Palma, en lugares húmedos, rezumantes), podría tratarse de una especie nativa.
El resto de especies no deberían ser consideradas invasoras, a pesar de que aparezcan como tales en el  libro Flora y fauna terrestre invasora en la Macaronesia. Top 100 en Azores, Madeira y Canarias (http://www.lsilva.uac.pt/Flora_e_Fauna.pdf), ya que es muy difícil encontrarlas en comunidades naturales o seminaturales, salvo en algunos cauces alterados.
En conclusión, el listado de especies del género en Canarias debería quedar de la siguiente manera:
Conyza bonariensis (L.) Cronquist, IS H P G T C F L
Conyza canadensis (L.) Cronquist IS T C
Conyza gouani (L.) Willd. NO P G T C
Conyza sumatrensis (Retz.) E. Walker IS H P G T C L
Es una propuesta.
 Conyza bonariensis, y Conyza sumatrensis creciendo en una misma localidad. Las plantas más pequeñas son C. bonariensis, y las que sobresalen de ellas, C. sumatrensis.


 Individuo de C. bonariensis, con hojas pequeñas, estrechas, y capítulos grandes

 Conyza bonariensis

  Hojas de C. sumatrensis

  Detalle de parte de la inflorescencia de C. sumatrensis.

 Conyza sumatrensis
 Conyza canadensis (imagen tomada de http://swbiodiversity.org/seinet/taxa/index.php?taxon=3603)

 

 Pliegos de Conyza gouani, el primero de Wildenow y el segundo de P. Ledrú. Debajo, ejemplar actual de Mozambique (tomado de
http://www.mozambiqueflora.com/speciesdata/image-display.php?species_id=158950&image_id=2)




 Individuo posiblemente híbrido entre C. bonariensis y C. sumatrensis, de 1,5-2 metros de altura, hojas más grandes de C. bonariensis, menos piloso, y con capítulos mayores y hojas menores que C. sumatrensis. Abajo, parte del tallo de la misma planta, donde se observa la disminución de su pilosidad, y grupo de capítulos, a medio tamaño entre sus posibles progenitores.


Los enlaces donde pueden encontrar las imágenes de los pliegos y la descripción de Conyza gouani se indican a continuación:


Del herbario de Kew, como Conyza gnaphaloides, de Etiopía: http://www.europeana.eu/portal/record/11614/_HERBARIUMSPECIMEN_RBGK_UK_K000273877.html




DEJE SUS COMENTARIOS, SU OPINIÓN NOS INTERESA

LEAVE YOUR COMMENTS, your opinion matters

Las especies invasoras en el año internacional de la Biodiversidad