lunes, 10 de marzo de 2014

Sobre el empleo de híbridos del género Aeonium como plantas ornamentales en Canarias

Ya se han tratado en este blog los temas de las traslocaciones e hibridaciones como importantes problemas para la biodiversidad de las Islas Canarias. Las traslocaciones son el transporte y cultivo de plantas de un territorio a otro. Estas traslocaciones pueden ser reintroducciones (si se emplea una especie que ha desaparecido del territorio), reforzamientos (si se utiliza para aumentar el número de individuos de una población determinada), o simplemente introducciones (si la especie introducida no es autóctona de la zona donde se planta). En Canarias se emplea este término usualmente para denominar a la plantación de especies autóctonas de unas islas o de una parte de éstas, en otras islas o en zonas donde no son naturales. Por ejemplo, cuando se cultiva el tajinaste rojo del Teide (Echium wildpretii) en la isla de Gran Canaria, el tajinaste blanco grancanario (Echium decaisneis) en Tenerife, etc. En este caso, al problema general de cualquier introducción de especies alóctonas, se suma la posibilidad de hibridación con las especies locales.
Este caso ha sido denunciado varias veces desde esta tribuna (ver http://invasionesbiologicas.blogspot.com.es/search/label/traslocaciones). Pero hasta ahora, los casos señalados se referían a la traslocación de especies, y ahora a esto se suma el uso de híbridos de especies autóctonas (o no) en jardinería.
Se trata en esta ocasión del uso de variedades híbridas del género Aeonium en el ajardinamiento de parques públicos de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria. Este tipo de híbridos de Aeonium son muy comunes en jardines europeos y peninsulares (ver por ejemplo http://davesgarden.com/guides/articles/view/1058/), pero su empleo en las islas puede producir algunos problemas y sobre todo nos plantea muchas dudas. Los que se han localizado son dos: uno híbrido entre Aeonium simsii y Aeonium arboreum forma 'Zwartkop'; y un segundo híbrido denominado Aeonium haworthii ‘Kiwi', híbrido de Aeonium haworthii, endemismo tinerfeño, y otra especie desconocida (quizá también la forma atropurpurea de Aeonium arboreum).
Son quizá las formas híbridas de este género más frecuentes en jardinería. El problema es que esto no es Londres ni Madrid, y aquí crecen silvestres los parentales de ambas formas, lo que implica el peligro de introducir genes alóctonos en las poblaciones naturales. En Las Palmas de Gran Canaria o sus cercanías sólo crece de manera natural Aeonium arboreum (=A. manriqueorum), pero el uso de estas plantas en otros jardines de otros pueblos u otras islas, cosa que seguro está sucediendo ya, multiplica las posibilidades de hibridaciones y de desnaturalización de las poblaciones autóctonas del género Aeonium
Con mucha probabilidad, los encargado de la jardinería de la ciudad de Las Palmas no saben lo que están haciendo, aunque no sé si saber esto nos deja más tranquilos.
Desde aquí rogamos que no se sigan empleando en jardinería, especies que puedan plantear problemas con la flora local, ya sea por su capacidad invasiva, por su capacidad de hibridación con las plantas autóctonas, o por cualquier otra circunstancia.

 Aeonium simsii x arboreum 'Zwartkop'
 
 Aeonium haworthii "kiwi"
  Terraplen del Paque Doramas, en el centro de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria

Jardinera con Aeonium simsii x arboreum en el mismo Parque anterior.

No hay comentarios :

DEJE SUS COMENTARIOS, SU OPINIÓN NOS INTERESA

LEAVE YOUR COMMENTS, your opinion matters

Las especies invasoras en el año internacional de la Biodiversidad