domingo, 16 de marzo de 2014

Nuevo trabajo sobre especies introducidas en Gran Canaria: New xenophytes from Gran Canaria (Canary Islands, Spain), with emphasis on naturalized and (potentially) invasive species. De F. Verloove

Presentamos un nuevo artículo de Filip Verloove sobre especies introducidas en Canarias, en este caso en Gran Canaria. "New xenophytes from Gran Canaria (Canary Islands, Spain), with emphasis on naturalized and (potentially) invasive species", publicado en Collectanea botánica 32: 59-82, y que está disponible en la red en el enlace http://collectaneabotanica.revistas.csic.es/index.php/collectaneabotanica/article/viewFile/210/213.
Se trata de un extenso trabajo en el que se nombran hasta 44 taxones diferentes, estos son: Agave attenuata, Antigonon leptopus, Atriplex nummularia, Cascabela thevetia, Cenchrus echinatus, Cuscuta campestris, Diplachne fusca subsp. uninervia, Diplotaxis tenuifolia, Dysphania anthelmintica, Eclipta prostrata, Euphorbia pulcherrima, Fagopyrum esculentum, Gossypium barbadense, Lablab purpureus, Lemna minuta, Opuntia leucotricha, Passiflora edulis, Pennisetum glaucum, Phaseolus acutifolius, Pluchea carolinensis, Prosopis juliflora, Salvia microphylla, Schinus terebinthifolius, Senna spectabilis, Solanum chrysotrichum, Tecoma stans, Tipuana tipu, Urochloa mutica, U. plantaginea, Washingtonia robusta, Alopecurus myosuroides, Amaranthus blitoides, Bothriochloa ischaemum var. songarica, Cardamine flexuosa subsp. debilis, Heliotropium curassavicum, Leonotis nepetifolia, Medicago lupulina, Parkinsonia aculeata, Physalis peruviana, Phytolacca americana and Turnera ulmifoliaPaspalum vaginatum, P. distichum, Cortaderia selloana.
Como suele ser habitual en los trabajos de Verloove (ver http://bibliografiainvasiones.blogspot.com.es/search/label/Verloove), entre estas pantas se mezclan citas nuevas de especies asilvestradas e incluso bastante extendidas, cambios nomenclaturales, escapes de cultivo, y lo que llama introducciones efímeras. El autor divide el trabajo en dos bloques, las especies naturalizadas y las efímeras, aunque en el primer grupo incluye también efímeras que se consideran invasivas en alguna zona del Planeta. Entre las primereras existen varias de las que, en este y en otros medios, ya se había dado cuenta de su existencia en Gran Canaria, aunque siempre es conveniente citarlas de manera adecuada y dar noticia científica de su presencia en la Isla. Son: Opuntia leucotricha, Schinus terebinthifolius, Tecoma stans, Washingtonia robusta, Leonotis nepetifolia, Phytolacca americana y Turnera ulmifolia.
La gran mayoría de las especies son escapes de cultivos de los que se tendrá que vigilar su posible progresión futura en el medio: Antigonon leptotus, Atriplex nummularia, Cascabelia thevetia, etc.
Quizá la cita con mayor interés es la de Urochloa mutica, una gramínea cespitosa que está invadiendo los cauces más nitrófilos de algunos barrancos del norte grancanario, desde Jinámar, Bañaderos, Gáldar, etc.
Desde este blog no dudamos del interés y de la necesidad de publicar trabajos como éste, pero pensamos que sería conveniente deslindar los diferentes niveles de introducción de una especie vegetal, y no tratarlos a todos por igual. Aunque pueda pensarse en la necesidad de dar noticia de un escape fortuito de una planta en un jardín, no separar estos casos de las introducciones en el medio natural o seminatural, distorsiona la realidad. No puede calificarse de la misma manera los casos de Antogonom leptopus, una especie ornamental, con un interrogante en su naturalización, Dysphania anthelmintica, un cambio nomenclatural a partir de Chenopodium ambrosioides, Lemna minuta, la correcta determinación de lo que se creía Lemna minor, o Urochloa mutiva, una especie perfactamente asilvestrada que se encuentra invadiendo determinados hábitats insulares.
El problema lo tendrán los autores de las próximas ediciones del Listado de especies silvestres de Canarias, para incluir o no a estas especies "efímeras" en la base de datos de biodiversidad de Canarias. La mezcla de este tipo de datos puede distorsionar las estadísticas sobre la biodiversidad canaria, aumentando de forma notable el número de especies introducidas. El problema de las especies introducidas en Canarias no es su número, sino el efecto que algunas de ellas producen en el medio.

Algunas de las especies que se citan en el artículo reseñado:
Phytolacca americana
Tecoma stans
Grupo de Washingtonia robusta
Opuntia leucotricha


Leonotis nepetifolia

2 comentarios :

Anónimo dijo...

Saludos amigo
muy bueno el articulo, como bien dices tendrán que valorar si se incluyen estas especies en el Catalogo nuevo que se publique de "Especies Silvestres de Canarias", al que se debería de primeras cambiar el titulo del mismo. Me gustaría equivocarme pero mucho me temo que harán lo mismo que en otras ocasiones y incluirán todas estas especies en el nuevo catalogo porque les sale gratis, en vez de desarrollar proyectos de control y erradicación que son bastante costosos. la verdad es que no me explico que criterios se siguen para incluir especies como el lampranthus buccinatoria ( ahora Distictis buccinatoria)-Catalogo de 2009, cuando es una especie que ni siquiera los viveristas logran reproducir.
En Flora Iberica tomo 18, p. 313-315 están descripciones sobre Lemna minor y Lemna minuta, lo comento porque apuntas que se trata de la misma.
Saludos

MSP dijo...

Hola Anónimo, muchas gracias por su comentario. El criterio que se sigue para añadir especies al listado es sencillamente que sus citas hayan sido publicadas. El problema es la falta de filtro por parte de los autores. Los editores del catálogo no creen adecuado rebatir el trabajo de los que han citado las especies. Sobre Lemna minor y Lemna minuta, efectivamente se trata de especies distintas, lo que digo (aunque al parecer no me he explicado bien), es que no es una cita nueva, sino que lo que antes se daba erróneamente como Lemna minor, en este trabajo que se analiza se determina adecuadamente como Lemna minuta. En realidad casi nadie se para a determinar las lentejas de agua que se ven en charcos o estanques, se dan siempre como Lemna minor. Una mala costumbre de algunos botánicos.
Un saludo y de nuevo gracias por su participación en el blog

DEJE SUS COMENTARIOS, SU OPINIÓN NOS INTERESA

LEAVE YOUR COMMENTS, your opinion matters

Las especies invasoras en el año internacional de la Biodiversidad