viernes, 6 de mayo de 2011

De Jatropha curcas a las supertuneras: cosas de la agrobiotecnología

Un comentario sobre la entrada que dedicamos en este blog al caso del cultivo de Jatropha curcas en Fuerteventura (recordar en http://invasionesbiologicas.blogspot.com/2011/01/sobre-el-cultivo-de-jatropha-curcas-en.html) me hizo volver a navegar un poco para ver en qué estado está la cuestión en las Islas. Resulta que existen al menos dos empresas que fomentan esta plantación, una privada, XERICS-CAB (Canario Africana de Biocombustibles), y CULTESA, empresa consorciada entre el Cabildo de Tenerife y la CajaCanarias. La primera ofrece una larga lista de servicios entre los que está el cultivo de esta planta para la producción de Biodiesel, de la que dice tener una extensa plantación en África Occidental (cf. aquí). En CULTESA se desarrolla un proyecto desde 1997, cuya finalización estaba prevista para finales del 2010 pero que al parecer contínua en desarrollo. Su objetivo es la producción a gran escala de esta planta.
Todo esto de la agrobiotecnología me da un poco de miedo. Sin meterse en cuestiones de libre mercado y todo eso, que aún me da más miedo. Pero es curioso que este tipo de actividades intenten llevar el sello de bio-, eco-, desarrollo sostenible, pero que se desarrollen lejos de casa, por si acaso.
Y, en relación a las especies invasoras en las Islas, caso de las tuneras del género Opuntia, da más miedo aún que digan en su web
"Destacan sobremanera las opuntias y nopales forrajeras sin espinas (más de veinte tipos), las opuntias frutales (más de cuarenta tipos de muy alta calidad), y las opuntias para producción de materias primas, contamos con un superclon multiuso (nopal/forraje/biomasa) capaz de multiplicar por 50 su biomasa en el primer año de plantación."( http://www.xerics.com/cultivos.otros.html)
¡Por favor, que no se les escape esa supertunera!

DEJE SUS COMENTARIOS, SU OPINIÓN NOS INTERESA

LEAVE YOUR COMMENTS, your opinion matters

Las especies invasoras en el año internacional de la Biodiversidad