lunes, 28 de marzo de 2011

Invasores en el paraíso. Plantas introducidas en el Jardín Botánico Viera y Clavijo de Las Palmas de Gran Canaria

Hace poco llegó a mi poder (gracias Juan Luis) un artículo sobre el papel de los jardines botánicos en la introducción de especies que pueden llegar a ser invasoras (Philip E. Hulme, 2011. Addressing the threat to biodiversity from botanic gardens. Trends in Ecology & Evolution 26(4): 168-174), y, cómo no, pensé en qué estaría pasando en el principal jardín botánico de esta isla de Gran Canaria, el Jardín Canario, como se conoce al Jardín Botánico Viera y Clavijo (http://www.step.es/jardcan/ y http://www.jardincanario.org), especializado en plantas endémicas canarias pero en el que también se pueden encontrar numerosas especies de otras procedencias.
Lo primero es dejar claro que el Jardín Canrio no es un foco de dispersión de especies potencialmente invasoras, o al menos, no lo es más que cualquier otro jardín o parque de las Islas. Sobre todo es una víctima de este asunto por la cantidad de tiempo y por tanto de dinero, que debe ocuparse en la eliminación (o al menos en su intento) de estas plantas exóticas introducidas y, algunas, invasoras.
Un paseo por sus instalaciones nos permite encontrar las mismas plantas que crecen espontáneas, en cualquier parque de las islas: Ficus microcarpa, Schinus molle o Schinus terebenthifolius. También propias de jardines, y sin carácter invasor, todavía, podemos encontrar otras especies asilvestradas menos comunes: Kalanchoe daigremontiana, Solanum pseudocapsicum, Dichondra micrantha, Asparagus densiflorus, Pedronea ricasoliana, Jacaranda ovalifolia y Aloe spp. También están presentes, sobre todo en la ladera del barranco que forma parte del Jardín, otras invasoras propias de la zona de medianías donde se asienta: Pelargonium sp., Atriplex semibaccata, Tropaeolum majus, Ricinus comunis, Oxalis pes-caprae, Pennisetum setaceum, Asparagus asparagoides, Opuntia maxima, Azolla filiculoides o Aptenia cordifolia. En el barranco que cruza el jardín pueden verse con facilidad, además de algunas de las ya citadas, Arundo donax y Eucaliptus camaldulensis, con sus ramas cubiertas por Cardiospermum grandiflorum y Anredera cordifolia.
De todas ellas, la más problemática es Pitosporum undulatum, por su fácil confusión con las lauráceas que también producen gran cantidad de plántulas, sin contar con la presencia de Ageratina adenophora, cuya presencia parece incluso propiciarse por su belleza innegable.

Sin duda es imposible impedir que las semillas de las plantas alóctonas plantad
as en el jardín germinen, pero sí sería deseable que se llevara un control más estricto con las plantas que crecen hasta alcanzar grandes portes (Eucaliptus, Pelargonium, Opuntia), y sobre todo un control más férreo en el barranquillo central, ya que por esta vía no sólo penetran de manera desordenada las invasoras más pertinaces en el jardín, sino que muchas plantas canarias, pero alóctonas en Gran Canaria, puedan traslocarse y dar problemas futuros por su posible hiridación, confusión en su distribución, etc. En resumidas cuentas, el Jardín necesita de una planificación del riesgo que suponen las plantas invasoras en el propio parque, y del que representan las especies cultivadas en él con relación al territorio donde se encuentra. No estaría de más tampoco, que el propio Jardín, que realiza una labor educativa muy importante, añadiese la problemática de las especies exóticas invasoras en sus itinerarios botánicos.
Es imposible añadir en esta entrada todas las imágenes de estas especies introducidas asilvestradas en el Jardín Canario, por eso se añade al blog una presentación de las especies nombradas aquí.
Otro día, si es posible, comentaremos los animales introducidos e invasores que también pueblan en Jardín, galápagos, gangrejos rojos americanos, gatos, etc.Azolla filiculoides en un remanso de la canalización de agua del interior del jardín.

Pittosporum undulatum, a su pie varias plántulas de enredaderas introducidas

Kalanchoe daigremontiana es bastante frecuente en la ladera del jardín
Imagen del barranquillo central con Eucaliptus camaldulensis, Anredera cordifolia, etc.

7 comentarios :

Bernardo Navarro Valdivielso dijo...

Un articulo sobre plantas invasoras introducidas por los jardines botánicos te ha inspirado para escribir sobre las plantas introducidas en el Jardin Canario. Como responsable del Jardín (uno de ellos) inicialmente me alarmé por si alguna de las especies alóctonas que cultivamos pudiera estar ocasionando problemas y creo que esta entrada puede dar esa impresión a algunos. Si el Jardin Canario fuera el responsable de la introducción en Canarias de todas las plantas invasoras que señalas en tu entrada habria que plantearse si no era mas conveniente cerrarlo, pero todos debemos saber que solo es una víctima. Muchas de las que señalas, Pelargonium, Kalanchoe, Asparagus, Cardiospermum, Anredera, Oxalis, etc. los jardineros llevan años controlándolas, pero su erradicación total es dificil, y de algunas imposible.
Durante muchos años el Jardín fue un foco de dispersión del Pennisetum setaceum. Sventenius la habia recolectado cuando aún era una curiosidad botánica en los años 60 en el Barranco La Playa y creado una colonia en la parte alta del Jardín , junto a los aparcamientos. Es cierto que solo a regañadientes y por la insistencia de Arnoldo Santos eliminamos esta colonia hace unos diez años.
El Jardín Canario también se ha convertido en un foco de dispersión de plantas canarias. Como casos mas llamativos, con poblaciones naturales amenazadas, yo señalaría los de Marcetella moquiniana, Solanum vespertilio, Juniperus cedrus, Dracaena draco, Rhamnus crenulata, Jasminum odoratissimum, etc. Estoy de acuerdo con que hay que tener precaución.
Felicidades por tu blog, que sigo con interés

MSP dijo...

Hola Bernardo.
Como podrás leer en la entrada, califico la mayor parte de las introducidas como generales a cualquier parque, unas pocas son raras en otros parques y sólo unas pocas son verdaderamente peligrosas, es decir, invasoras. He intentado diferenciar estos aspectos y dejarlos claros tanto en la entrada como en la presentación que he añadido. De todo lo dicho, creo que lo más importante es controlar ese barranquillo central que actúa facilitando la entrada de invasoras al parque, pero que también puede actuar dispersando plantas del parque hacia las zonas vecinas, y esto no siempre es bueno. Sería muy positivo realizar un trabajo que evalúe seriamente estos dos efectos: el de las plantas alóctonas sobre el jardín, y el de las plantas del jardín que pueden escaparse, cosa que repito, no siempre es deseable (una planta tinerfeña como Solanum vespertilio ssp. vespertilio debería controlarse). Quede clara mi profunda admiración por el trabajo educativo y científico desarrollado en el Jardín.
Un saludo y gracias por seguir el blog.

MSP dijo...

Hola de nuevo, Bernardo.
He añadido un párrafo intentando aclarar las dudas que pudiesen formarse al respecto.
Por cierto, en la presentación que ha añadido y que ruego mires, hay una serie de enredaderas en estado juvenil que he designado como desconocidas, ¿podrías indicarme de qué especies se trata? Como acudo muy asiduamente al jardín, tendré ocasión de verlas florecer y así poder determinarlas, pero si las conoces me seria de gran ayuda. Gracias de antemano y de nuevo saludo.

Bernardo Navarro Valdivielso dijo...

Gracias Marcos, creo que el nuevo párrafo es aclaratorio. No veo nuevas fotos en la entrada por lo tanto no se a cual puedes referirte. En la zona de laurisilva tenemos desde hace varios años invasión de una Passiflora. Está determinada como Passiflora morifolia Mast. in Mart. pero no está contrastado por nigún especialista. Fué inventariada por mi en el 2007 con la siguiente nota: Esta especie es una especie invasora en todo el Jardín. Se ha dado instrucciones de erradicar en lo posible. Te puedo enviar fotos de flor y fruto si estas interesado.
Por cierto, según me dice Aguedo Marrero el Solanum vespertilio escapado en el barranco, justo enfrente del Puente de Piedra es de la ssp. doramae y por lo tanto de Gran Canaria, aunque yo creo que abas subespecies pudieran estar hibridadas en el jardín. En todo caso no considero que esto sea un problema para las poblaciones naturales de cualquiera de las dos.

Bernardo Navarro Valdivielso dijo...

Perdona Marcos, la que está en la foto a la derecha del Pittosporum es la que Passiflora de mi anterior comentario

MSP dijo...

No en la entrada, sino en los gadgets de la columna de la izquierda, muy hacia abajo, después de las etiquetas hay una serie de presentaciones, una de plantas introducidas, otra de animales, y entre ellas puse la de las plantas del Jardín.
Un saludo

Bernardo Navarro Valdivielso dijo...

La 3 es Passiflora morifolia. La 2 me parece que debe pertenecer a mismo género. Seguiré tu trabajo

DEJE SUS COMENTARIOS, SU OPINIÓN NOS INTERESA

LEAVE YOUR COMMENTS, your opinion matters

Las especies invasoras en el año internacional de la Biodiversidad