domingo, 6 de noviembre de 2016

Cascabela thevetia (=Thevetia peruviana) y Schinus molle. Nuevas introducciones en el Sitio de Interés Científico de Jinámar (Gran Canaria)

Desde hace unos 5 años que trabajamos sistemáticamente en el SIC de Jinámar, no por cuestiones directamente relacionadas con las especies invasoras, sino por otros motivos, el listado de especies alóctonas presentes en el espacio protegido no ha dejado de aumentar. En las primeras prospeciones, a principios de 2012, ya aparecieron especies de amplia distribución y de gran arraigo en el lugar, como Arundo donax, Pennisetum setaceum, Maireana brevifolia, Atriplex semibaccata, Argemone ochroleuca, Opuntia dillenii, Acacia farnesiana, Nicotiana glauca, Conyza bonaeriensis, Conyza sumatrensis, Lycopersicum sculentum, Datura inoxia, Ricinus comunis, Portulaca granulato-stellata, Digitaria sanguinalis, Cynodon dactylon, Chenopodium ambrosioides, Cucurbita pepo y Paspalum dilatatum. Poco después aparecieron Cortaderia selloana, Zygophyllum waterlotii, Limonium arborescens y Washingtonia robusta. En una actuación posterior se eliminaron los ejemplares de Cortaderia selloana. En enero de 2015 se encontraron Tetragonia echinataSclerophylax spinescens (http://invasionesbiologicas.blogspot.com.es/search/label/Tetragonia%20echinata). Ahora, otra revisión de la zona encontramos por primera vez dos nuevas especies bien conocidas en los jardines canarios y ya citadas como asilvestradas o al menos como capaces de germinar a partir de semillas en algún lugares de Gran Canaria. Son Cascabela thevetia (=Thevetia peruviana) y Schinus molle. La primera ya fue citada como efímera por F. Verloove en 2013 (ver http://invasionesbiologicas.blogspot.com.es/2014/03/nuevo-trabajo-sobre-especies.html) cerca de Soria, en el Barranco de Aguineguín, y la segunda consta como introducida segura y presente en todas las Islas excepto La Palma y El Hierro.
Ambas especies se encuentran en la Cañada Rica, es decir, en el barranco que separa la Peña de Medio Mundo con el resto del SIC. Esta cañada recoge el agua procedente de la autopista y de la ladera del centro comercial El Mirador, y es el lugar por donde se introducen casi todas las especies citadas en el SIC. Cascabela thevetia está presente con tres ejemplares, algunos ya adultos y con flores, de casi 1 metro de alto, mientras que de la especie Schinus molle sólo hemos encontrado un ejemplar muy joven, casi una plántula, con las hojas mostrando el dimorfismo típico de esta especie. Las hojas compuestas de Schinus molle tienen foliolos más anchos y dentados de joven, y cuando el árbol crece se transforman en foliolos más estrechos y enteros.
Ambas especies son ejemplo de la facilidad con que muchas plantas de jardín se asilvestran en lugares adecuados, con agua suficiente, además de ser una muestra de la necesidad de un control rápido de estas plantas con potencial invasor. Lo que ocurre en Jinámar lo podemos ver y resolver porque se trata de un territorio constantemente en observación, pero ¿qué no ocurrirá en la gran cantidad de hábitats similares, periurbanos, que no tienen el más mínimo control? Mucha gente se queja de la gran cantidad de casos de introducciones que se dan en una isla como Gran Canaria, ¡¡pues todavía pasa poco, para lo que podría suceder!! Es necesaria la detección temprana y la actuación rápida sobre estas introducciones. Un euro en previsión ahorrará miles en tratamientos muchas veces inútiles.

 Ejemplares de Cascabela thevetia en la Cañada Rica de Jinámar.

 Ejemplar juvenil de Schinus molle

DEJE SUS COMENTARIOS, SU OPINIÓN NOS INTERESA

LEAVE YOUR COMMENTS, your opinion matters

Las especies invasoras en el año internacional de la Biodiversidad