lunes, 19 de diciembre de 2011

Hay que ponerse a trabajar. No queda otra.

Parece que este final de año se están conjuntando muchas cosas para indicarnos que es necesario ponerse a trabajar en el tema de las especies invasoras (y en tantos otros). La reciente publicación del Decreto de creación del catálogo y del listado de especies exóticas invasoras en España nos ha permitido ver la necesidad de conocer más sobre las especies invasoras y su efecto sobre nuestro medio, saber más para gestionar mejor. Es necesario saber más sobre la incidencia de muchas especies sobre los ecosistemas para poder saber si necesitan una mayor o menor regulación.
Pero también nos permite saber qué especies son conocidas invasoras y por tanto ya no son necesarios más estudios básicos, sino que es urgente actuar, y en este caso, salvo honrosas excepciones, es donde más queda por hacer en Canarias.
Da envidia, al menos a mí, ver cómo en otros territorios del estado se actúa sobre especies mediante programas, más o menos amplios, de eliminación de especies invasoras, sin necesidad de costosos estudios previos (ver por ejemplo, la campaña contra Cylindropuntia rosea en la Comunidad Valenciana, http://www.quercus.es/noticia/4482/, o el Programa Andaluz para el Control de Especies Exóticas Invasoras, http://www.juntadeandalucia.es/medioambiente/site/web/), y no digamos ya lo que se realiza en otras islas de todo el Mundo, muchas de ellas pertenecientes a países con menos recursos económicos que los que tenemos en este país. Como muestra pueden leer el acta de la Conferencia Internacional sobre Invasiones en Islas, organizado por el UICN y que pueden obtener en esta dirección: http://www.issg.org/pdf/publications/Island_invasives/IslandInvasives.pdf.
Gracias al amigo Agustín Naranjo por esta referencia. En este documento de más de 500 páginas, la única alusión a las Islas Canarias, y a cualquiera de las islas de nuestro estado, es el trabajo titulado "Invasive alien species on European islands: eradications and priorities for future work" de P. Genovesi y L. Carnevali. Parecería que no se ha trabajado en España en estos últimos años, y no es cierto (del todo), más bien que falta una planificación integrada de los trabajos sobre la culebra real de California, sobre el picudo rojo, Diocalandria, etc. Pero aún así parece que es hora de dejar de legislar o de recopilar información y es tiempo ya de actuar: planificar y ejecutar. No queda otra.

DEJE SUS COMENTARIOS, SU OPINIÓN NOS INTERESA

LEAVE YOUR COMMENTS, your opinion matters

Las especies invasoras en el año internacional de la Biodiversidad