miércoles, 26 de mayo de 2010

La plaga de culebras llega al Parlamento de Canarias

Y no me refiero a la reciente aprobación del nuevo catálogo de especies amenazadas de Canarias (que también), sino a la plaga de culebras reales de California (ya se define como plaga) que amenaza a Gran Canaria desde 2003. Como refiere la prensa local (http://www.canarias7.es/articulo.cfm?id=170076) hace poco se llevó a la comisión parlementaria de Medio Ambiente del Parlamento de Canarias el caso de Lampropeltis getulus. El Consejero de descatalogaciones y preparaciones del terreno para urbanizarlo, también llamado Berriel, realizó una descripción del número de capturas hasta el momento: 93 el primer año de la campaña, 131 el segundo, y 110 en lo que llevamos de año 2010. También dijo que sólo afectaba a los barrios de La Solana y San Roque, entre Telde y Valsequillo, en total una superficie de poco más de 50 kilómetros cuadrados. Insistió en el uso de perros para capturar serpientes y parece que lo presentó como un importante avance realizado en Canarias. En alguna noticia anterior sobre este mismo tema, los técnicos afirmaron tener problemas para encontrar y adiestar perros para este fin (http://invasionesbiologicas.blogspot.com/2010/01/se-busca-perro-rastreador-de-serpientes.html). Esperemos que no sea otra "quedada" del consejero. Como buen político repartió culpas con el Cabildo de Gran Canaria. Es decir, lo de siempre, el "y tú más" al que nos tienen acostumbrados.
Conclusiones, el consejero sabe lo que le dicen, y dice lo que más le conviene a sus intereses políticos, no a la realidad. La realidad es que este ritmo de capturas implica que la población no se erradica, al contrario, crece de manera importante, que la superficie que ocupa la plaga es mucho mayor de la que indica, habiéndose visto ejemplares desde Jinamar hasta el propio casco de Valsequillo (hay otros datos de su aparición en Gáldar, pero bien puede ser otro foco y no pertenecer a la misma población ). La cuestión es que el tema va a más y parece que para largo. Se agradecería algo más de rapidez en las decisiones, efectividad en las acciones y dejarse de escaquear responsabilidades. El asunto lo merece.

DEJE SUS COMENTARIOS, SU OPINIÓN NOS INTERESA

LEAVE YOUR COMMENTS, your opinion matters

Las especies invasoras en el año internacional de la Biodiversidad