viernes, 12 de marzo de 2010

Diocalandra frumenti: el otro picudo de las palmeras.


El jueves 11 de marzo se celebró en el Edificio de Humanidades de la ULPGC y organizado por el Aula de la Naturaleza del Vicerrectorado de Cultura y Deporte de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, una conferencia y mesa redonda sobre la situación y distribución de las palmeras en general, y de la palmera canaria, en particular. Concretamente, la actividad comenzó con la impartición de una conferencia titulada Distribución y patrones de especiación y dispersión en las palmeras (Arecaceae), a cargo del Doctor en Biología y Ecología Tropical de la Universidad de Toulouse (Francia) y especialista en la diversidad genética y la filogénesis de las palmeras, Jean-Christophe Pintaud. A continuación, tuvo lugar una mesa redonda sobre La palmera canaria y los palmerales: Conservación y estado actual en Gran Canaria, que contó con la participación del mismo Jean-Christophe Pintaud ; Pedro Sosa Henríquez, Catedrático de Botánica de la ULPGC; Pedro Luis Pérez de Paz, Catedrático de Botánica de la ULL; y Marco Márquez García, geógrafo y técnico del Cabildo de Gran Canaria. Además asistieron a la misma técnicos y especialistas de distintos organismos públicos (Cabildos, INIA, Gesplan, etc.). Entre lo mucho e interesante que se trató tanto en la charla como en la posterior mesa redonda llamó mucho la atención la situación actual de la plaga de Diocalandra frumenti, un escarabajo del grupo de los gorgojos que, al igual que el popularizado picudo rojo (Rhynchophorus ferrugineus), ataca a la palmera canaria y causa su muerte. Este insecto no está presente en los territorios vecinos a Canarias, procede directamente del Sureste asiático, y ha colonizado, desde que se encontró en 1998 en Maspalomas, Gran Canaria, tanto esta isla, como Tenerife, Fuerteventura y Lanzarote, de manera mucho más importante y extensa que el picudo rojo. Se calcula que en la isla de Gran Canaria ya ha matado a unas 20.000 palmeras, y se encuentra a las puertas de los palmerales naturales. Además de acabar con las palmeras, este gorgojo actúa como vector de otras plagas fúngicas.
La espectacularidad del picudo rojo y su rápido conocimiento por parte de la sociedad canaria, ha ocasionado que se hable mucho menos de esta otra plaga de la palmera canaria, quizá más perniciosa y desconocida que la del primero.
Para más información sobre esta plaga, sus síntomas, distribución, etc., pueden ver los siguientes enlaces.
http://www.interreg-bionatura.com/especies/pdf/Diocalandra%20frumenti.pdf
http://www.mapa.es/ministerio/pags/biblioteca/plagas/BSVP-28-03-347-355.pdf
http://www.asocan.net/descarga/Documentos/Documentos%20tecnicos/Boletin%20Diocalandra.pdf
http://www.picudorojocanarias.es/index.php?option=com_content&task=blogcategory&id=57&Itemid=64




Distribución actual de Rhynchophorus y Diocalandra en Gran Canaria (para ampliar las imágenes haga clic sobre ellas)

38 comentarios :

Juanillo dijo...

Hola Marcos, he leído que para el picudo rojo el uso de nemátodos parásitos y pesticidas está dando buenos resultados. Tu que estás más puesto en esto... ¿para la Diocalandra existe algún tratamiento más o menos eficaz? 20.000 palmeras son muchas... y el peligro parece importante... a ver si vamos a tener que poner la palmera canaria en las lista rojas... Un saludo y gracias por tu trabajo

MSP dijo...

Hola Juan. En la Península están empleando los nemátodos, es cierto, pero son "baños de nemátodos", y parece útil cuando se quiere preservar unas pocas palmeras en un jardín. No puede aplicarse el mismo sistema para palmerales naturales, por caro y por imposibilidad física de subir a la copa en muchos casos. Sobre Diocalandra, los técnicos la creen más peligrosa que el picudo, pero tarda más en matar a la palmera y actúa como vector de muchos hongos, por lo que cuando muere la palmera nadie sabe de qué ha sido, y tarda incluso años en matarlas. Aunque han muerto muchas, parece que afecta sobre todo a cultivadas, y éstas nunca se sabe si son canarias, híbridos o qué. Así que no se conoce el efecto real de esta plaga sobre palmerales naturales y sanos. También se dijo en la charla que todos los palmerales naturales de Gran Canaria, salvo algún caso puntual, están en progresión, por lo que estamos a tiempo de que la especie no sea vulnerable, aunque para Berriel y sus secuaces mientras quede una palmera en pie, en los escudos heráldicos por ejemplo, no hay problema.
Un saludo y a caminar, que ya es primavera.

Olide Zingale dijo...

Somos una empresa dedicada a la protección de las palmeras contra las plagas y en particular contra el Picudo Rojo.
Fabricamos un aparato de nuestra invención que se instala en la corona de las palmeras altas, y que manipulándose desde el suelo facilita la fumigación y la aplicación de Nematodos y abarata los costes del tratamiento preventivo, siendo también de alta y demostrada eficacia.
Otro aparato de nuestra invención es un sistema de inyección recargable en el tronco, que, manipulándose también desde el suelo abarata considerablemente los costes.
Una de las grandes ventajas de nuestros sistemas es que se pueden instalar en serie permitiendo así la fumigación de varias palmeras en una única actuación con el consiguiente ahorro de tiempo y dinero.
Muy interesante para Campos de Golf, Viveros de palmeras, Comunidades etc..
Si desean más información, contacte con
info@palmcontrolsystem.com
www.palmcontrolsystem.com

MSP dijo...

Hola Señor Olide. Gracias por la información que aporta y que, por su interés, queda en el blog como un comentario, aunque tenga algo de publicidad. El problema en Canarias es la naturalidad de las poblaciones. Hasta ahora el picudo rojo y la Diocalandra ha afectado a palmeras de zonas urbanas o de carreteras, cultivadas, pero los palmerales naturales están situados muchas veces en zonas de difícil acceso y al no estar podadas es prácticamente imposible acceder a su copa, lo que dificulta mucho su tratamiento. Lo más utilizable son los inyectables en el tronco, pero aún así son muy caros a mediana y gran escala. Lo más rentable y provechoso sigue siendo la detección temprana y la eliminación de palmeras afectadas, así como la prevención. ¿Comercializan ustedes también trampas de feromonas para detectar estos escarabajos?
Un saludo y gracias por su participación en el blog.

Fabián dijo...

Hola Marcos. Me han comentado que además de "los picudos", en Tenerife, según me contaron, existe un hongo (Un fusario me dijeron) que está acabando con las palmeras... Las palmeras de la isla baja de Tenerife, según me contaron, están bastante afectadas... ¿Sabes algo de este tema?... ¿es tan grave como me contaron?. Un saludo cordial. Fabián.

Olide Zingale dijo...

Hola, perdone si en mi comentario hay algo de publicidad; lo que intento es poner a conocimiento que se pueden abaratar los costes en el tratamiento preventivo y curativo de las palmeras contra el Picudo Rojo la Diocalandra u otros.
No vendemos trampas con feromonas, aunque si desea puedo darle contactos donde encontrarlas. Referente a las trampas me permito aconsejar de colocarlas lejos de las palmeras (50mt o más) porque en caso contrario el picudo atraído por la feromona o cairomona al topar con alguna palmera puede quedarse en ella consiguiendo justo lo contrario de lo que se quiere; lo digo por experiencia y por estudios que se han hecho.
Las inyecciones en el tronco han demostrado que son efectivas, pero siempre que sean aplicadas correctamente y con regularidad, he visto palmeras muertas por ser tratadas solo con inyecciones.
Las inyecciones que a largo plazo pueden resultar caras son las conocidas “salchichas” (por su forma) o la de baja u alta presión por el alto coste de mano de obra, pero no se puede decir que, una vez instalado el aparato inyector, 5 litros de caldo compuesto de insecticidas sistémicos con funguicida y aminoácido por un coste entre 0,50 y 1,00 €
sea caro y que, además ,se puede rellenar las veces que haga falta en solo 2 minutos.
Estoy de acuerdo con usted que lo mejor es la prevención, pero esa también cuesta y por eso hay que intentar abaratar los costes.
Gracias por agradecer mi participación en el blog y quedo a su disposición, será para mi un placer poder aportar algo útil en la lucha contra esta plaga.
Un cordial saludo
Olide

MSP dijo...

Hola Fabián. La lista de enfermedades que puede tener una palmera es muy larga, la puedes ver en este enlace: http://www.picudorojocanarias.es/index.php?option=com_content&task=blogcategory&id=52&Itemid=65
El fusario (Fusarium oxysporum) es muy frecuente. Ataca a las palmeras debilitadas, demasiado regadas, y Diocalandra puede actuar como vector de la misma. La situación en la Isla Baja de Tenerife debe ser similar a la del norte grancanario. Las palmeras más afectadas son las de zonas urbanas, por el exceso de riego, suciedad, carbonilla de los coches, etc.Las palmeras naturales parecen más rsistentes a estas afecciones. Esperemos que la cosa no pase a más.
Un saludo.

MSP dijo...

Hola de nuevo Sr. Olide. No se preocupe por mi comentario sobre la publicidad, como administrador es mi obligación controlar que el blog no se desmadre, ¡no sabe qué comentarios llega uno a leer! Las intervenciones como la suya serán siempre bienvenidas, sobre todo cuando son tan esclarecedoras y documentadas. Los precios que indica no es que sean caros, el problema es que no se pueden tratar cientos de miles de palmeras, como las que pueden crecer en la isla de Gran Canaria, y muchas de ellas en riscos y zonas de difícil acceso, sin podar, apiñadas, etc. El tratamiento general es muy difícil. Sí sería factible tratar palmeras emblemáticas, por entiguas o por alguna singularidad. Los técnicos en esta isla sólo están eliminando las palmeras infectadas, sin tratamiento. De momento todas las palmeras atacadas han sido cultivadas, así que el tema es todavía fitosanitario. Cuando pase a ser ambiental no sé si los técnicos de este sector tendrán otra idea.
UN saludo y no dude en participar en este blog cuando se le plazca. Gracias.

Hugo dijo...

Hola, MSP, las palmeras que existen en Canarias ¿son originarias de las islas?
Muchas grácias y un saludo.

MSP dijo...

Hola Hugo. La única palmera que es natural de las islas Canarias es la palmera canaria (Phoenix canariensis). De nuestas islas se extendió por todo el mundo como planta de jardín, dada su belleza y resistenacia. Tanto es así que en el levante español se concoce popularmente como "palmera de jardín", para diferenciarla de la palmera propiamente dicha que es la datilera. Es resto de palmeras proceden de otros muchos puntos del globo: del Mediterráneo, de Sudamérica, del Caribe, de Norteamérica, Asia, etc. Aquí se han asilvestrado la palmera datilera y las palmeras de abanico (del género Washingtonia), pero el resto no pueden escapar del cultivo, por ahora.
Un saludo y gracias por participar en el blog.

Hugo dijo...

Hola MSP, se ha enviad un comentario que no se ha publicado, referente a las palmeras y el picudo rojo, ¿lo has recibido?

MSP dijo...

Hola Hugo. Todos los comentarios que ha enviado se han publicado. Suelo publicarlos todos, salvo aquellos que pueden ofender a otras personas por lo que dicen o cómo lo dicen. Inténtalo otra vez.
Gracias y un saludo.

Hugo Cabre. dijo...

Hola, estamos ante una situación que no entiendo, por ello me gustaria que álguien ducho en la materia me la aclarase, por un lado tenemos a la palmera que parece que no es originaria de las islas(una especie invasora), por otro tenemos un insecto que parece que regula las poblaciones de estas palmeras, sin que tengan efectos negativos ni en la economia, ni efectos secundarios sobre el ecosistema, entonces ¿por que se intenta machacar al picudo rojo, si lejos de ser una amenaza podria ser perfectamente una bendición.¿?

MSP dijo...

Hola Hugo. El picudo ataca sobre todo a la palmera canaria, que es endémica de las Islas Canarias, nuestro símbolo vegetal autonómico (declarado en el Parlamento como tal), y una de las muchas aportaciones que la flora de estas islas ha realizado a la jardinería mundial. También ataca a otras palmeras, como a la datilera, con la que entró seguramente en las islas, pero si pueden elegir, el picudo rojo y este otro picudo, atacan preferentemente a la canaria. De ahí el problema de estas plagas en las Islas.
Espero haber aclarado su duda.
Gracias por su participación e interés y un saludo.

Hugo Cabre dijo...

¿Se sabe por casualidad cuantas palmeras Canarias existen en el archipiélago?, también me gustaria saber si las palmeras que están plantadas en los margenes de las carreteras son palmeras Canarias.
Grácias.

MSP dijo...

Hola Hugo Cabre. En todo el Archipiélago no se sabe exactamente cuántas palmeras canarias puede haber. En Gran Canaria, un estudio reciente ("Atlas de los palmerales de Gran Canaria", de Pedro Sosa Henríquez y colaboradores, editado por la Obra Social de La Caja de Canarias en 2007)contabiliza unas 43.000 palmeras canarias naturales. Sobre las plantadas en carreteras y zonas urbanas la cosa no está clara. La palmera canaria se hibrida fácilmente con la datilera, y en viveros donde crecen ambas es muy fácil el cruce. No podemos reconcoer los caracteres que separan ambas especies hasta que los ejemplares son medianamente adultos (forma, longitud, color de la hoja y el tallo, tamaño de los frutos,etc.), por lo que cuando se plantan es imposible saber si se está plantando canaria, datilera o un híbrido. Los autores del trabajo antes referido están trabajando con marcadores genéticos para saber si una palmera es canaria o no, y así reconocerlas a cualquier edad. Esperemos que tengan éxito pronto.
Un saludo.

Hugo Cabre dijo...

Yo no entiendo mucho de esto, pero corrigeme si me equivoco, las palmeras se hibridan cuando se cruzan con otras palmeras que no son de su misma especie, si esto es así, a la vista de tu comentario que esto viene sucediendo desde hace muchos años, esto es cierto.

MSP dijo...

Hola Hugo Cabre. No sabría decirte desde cuándo se hibridan las palmeras canaria y datilera, imagino que desde que la palmera fue introducida en las Islas, ¿cuándo fue ésto? Seguramente hace mucho. Viera y Clavijo ya cita la existencia de palmeras datileras en las Islas, y parece que algunos palmerales litorales, como el de Maspalomas, pudo tener algunas palmeras datileras plantadas como recurso alimenticio para los navegantes que recalaban en nuestras costas. Pero eso son teorías. Yo apostaría al siglo XVI o XVII, pero esto para la presencia de datileras y es de suponer que en cuanto llegasen a las islas podrían hibridizarse, pero de manera muy testimonial. El "boom" de la creación de híbridos, por llamarlo de alguna forma, llegaría con la importación masiva de palmeras datileras y su cultivo en masa en invernaderos.
Espero resolver tus dudas.
Saludos.

Hugo Cabre dijo...

Una duda, ¿todas las especies tienen depredadores naturales? cuando esto no sucede ¿que pasa?

MSP dijo...

Hola Hugo Cabre. Por lo general sólo los Grandes Depredadores, las cúspides de las cadenas tróficas, no tienen depredadores propios, salvo los agentes patógenos que pueden matarlos, pero en ecología estos no se consideran depredadores. En ese caso, las poblaciones son siempre limitadas por los recursos, es decir, el tamaño de las poblaciones de los grandes depredadores depende del tamaño de las poblaciones de sus presas y de la competencia por los recursos, esto hace que sean muy sensibles a cualquier alteración y por eso la mayor parte de fauna en peligro de extinción está formada por este tipo de depredadores (felinos, tiburones, rapaces, etc.). Esto explicado de manera sencilla y simplificada.
Si una especie pierde sus depredadores crece rápidamente y dilapida los recursos, por lo que puede entrar en crisis y desaparecer, no sólo esta especie si no muchas relacionadas con ella, es lo que se conoce como una extinción en cadena. En África está pasando con los elefantes en algunos Parques Nacionales, al cesar la caza que sustituía a los depredadores, las poblaciones de elefantes crecen tanto que acaban con los bosques y finalmente migran o mueren de hambre al desertificarse la zona. El equilibrio es muy frágil.
Un saludo y gracias por tu participación.

MINERVA dijo...

Hola MSP, lo que comentasde los elefantes creo que no es del todo cierto, lo puedes comprobar en los experimentos que se han hecho en Africa, donde han habido zonas que las han regulado artificiamente matando a los elefantes para que no acabaran con el bosque el resultado es un bosque poco productivo y viejo, en cámbio en otras zonas los han dejado, ciertamente en principio parece que están acabando con el bosque pero todos estos restos de árboles viejos son descompuestos que junto a sus excrementos contribuyen a fertilizar la tierra, al arrancar los árboles vievos permiten que la luz llegue a los jóvenes, las patas de los elefantes entierran las semillas, en la época de lluvia nace un nuevo bosque más frondoso que el que habia estado antes. Con todo esto ¿vale la pena jugar a ser seres superiores? muchas de las veces actuando desde el desconocimiento, justificando lo que no estamos dispuestos a tolerar, en base a nuestro juicio personal. ¿quien protejerá al escarabajo PICUDO ROJO? la evolución o antievolución.¿tienes la respuesta?

MSP dijo...

Hola Minerva.
Eso me pasa por meterme donde no me llaman. Efectivamente no lo sé todo, lo admito, soy limitado. Puse el ejemplo de los elefantes para explicar un concepto. El ejemplo estaba equivocado, pero el concepto sigue siendo válido. Y tu pregunta es cómo sabemos cuando actuar y cuando no. El ejemplo del elefante, explicado sabiamente por tí, me puede servir. Es un sistema natural donde los elementos del sistema se autorregulan. nos parece que está en desequilibrio pero por sus propios mecanismos reguladores se equilibra. El hombre no debería actuar. De acuerdo. Pero el caso del picudo es otro. Es un elemento ajeno al sistema que lo desequilibra y para el que el propio sistema no tiene defensa ni forma de autoregularse. ¿Deberíamos esperar a que apareciese un elemento del sistema, un depredador pongo por caso, que lo regule sin actuar? Es posible, pero si no ocurre o tarda más de la cuenta, quizá sea demasiado tarde para la palmera canaria. ¿Quién defiende al picudo? Él mismo, y lo hace perfectamente. Ejemplo: una enfermedad afecta a un organismo, este organismo tiene defensas propias, ¿esperamos a que estas defensas actúen o intervenimos? Es una decisión difícil, si en esa decisión está en juego la extinción de una especie frente a la muerte de algunos ejemplares de una especie muy extendida, yo al menos lo tengo claro, pero mi opinión no la tiene por qué compartir todo el mundo. Otra cosa, no podemos pensar que si no actuamos nosotros, el sistema se recuperará por sí sólo, ya que este sistema está tan afectado por nosotros mismos que tiene difícil recuperación. Nosotros la liamos y nosotros debemos ayudar a desliarla.
UN saludo y gracias por tus opiniones, todos los días se aprende.

Hugo Cabre dijo...

Hola Minerva, nada, nada parece ser que la palmera Canaria que lleva en las islas tropecientos años no tiene mecanismos para repeler al picudo rojo, debido a la acción humana, otro punto de vista a valorar es que hasta unos pocos años no existian los especuladores, ¿pueden que hayan traido estas enfermedades y plagas?, entonces porqué acabar con el picudo rojo, hay que acabar con el verdadero problema. ¿sabemos cual es?

MSP dijo...

Efectivamente, al picudo, como a otras tantas plagas, la han introducido en las islas los especuladores,en este caso por importar palmeras baratas desde el norte de África de manera fraudulenta, diciendo que proceden de zonas libres de la plaga, para embellecer urbanizaciones o campos de golf, y, efectivamente, la palmera canaria no tiene defensas contra este insecto ya que nunca ha tenido que enfrentarse a este tipo de ataques, y también es posible que el efecto produzca una selección en aquellas palmeras más resistentes y la especie acabe evolucionando y adquiriendo defensas, pero también es posible que entre los picudos, los híbridos, y demás historias nos acabemos quedando sin palmerales en Canarias. Es posible.

Francisco dijo...

Hola a todos. Cuánta paciencia tienes MSP, tengo que reconocerlo.


A Minerva: No se trata de jugar a ser dioses con la naturaleza, si no a concienciarnos y preservar este pequeño y delicado reducto de biodiversidad constantemente amenazado que son las Islas Canarias.

Cualquier entrada de seres vivos a las islas, supone un potencial peligro para nuestra flora y fauna, de gran riqueza y también de gran fragilidad por el secular aislamiento que han tenido.

¿Vamos a permitir que nuestros palmerales naturales se destruyan por la acción del hombre? Que en definitiva es quién lo ha propiciado.

¿no vamos a revertir en lo que podamos el daño que hemos hecho?

Me parecería inhumano, inconsciente, inmoral,, y cualquier adjetivo de esa misma condición; que permitamos la destrucción que se hace (muchas veces inconscientemente) de nuestra naturaleza, por acción u omisión.



PD: No sólo necesaria la conservación y preservación de nuestro frágil terriotorio, si no además la recuperación de muchas más zonas desertificadas/invadidas.

Minerva dijo...

Hola Fancisco, hola MSP, os doy las grácias por vuestras explicaciones, que respeto profundamente pero no comparto, por que los argumentos que defendeis para intervenir en el medio natural son como las arenas movedizas, para algunos son la verdad absoluta y la solución de problemas pero para otros, son el desastre y creación de problemas, lo siento, no soy egologista, simplemente practico la lógica, no tiro nada en el medio natural, no destrozo sin razón ninguna planta, pero respeto a todos los que obtienen su sustento del medio natural, aunque para ello tengan que sacrificar una parte de lo que a veces se denominan endemismos o a los que por deporte extraen recursos naturales, nuevamente muchas grácias.
Suerte.

RODRIGO dijo...

Hola MSP, EN TU COMENTARIO;Deberíamos esperar a que apareciese un elemento del sistema, un depredador pongo por caso, que lo regule sin actuar? Es posible, pero si no ocurre o tarda más de la cuenta, quizá sea demasiado tarde para la palmera canaria. ¿Quién defiende al picudo? Él mismo, y lo hace perfectamente. Ejemplo: una enfermedad afecta a un organismo, este organismo tiene defensas propias,
VALORA, SI APLICAMOS LA LÓGICA QUE APLICAMOS A LA ESPECIE HUMANA CUANDO ESTAMOS ENFERMOS O LA LÓGICA DE LA SELECCION NATURAL, DÁ LA SENSACIÓN DE QUE ESTAS JUGANDO A DOS CARTAS A LA VEZ, ACLÁRATE POR QUE TE ESTÁS HACIENDO UN BUEN LIO.

MSP dijo...

Hola Rodrigo. No, no me estoy haciendo ningún lío. Sólo que en este caso no podemos aplicar lo que llamas "la lógica de la selección natural", ya que, no sé si lo he dicho ya, EL PICUDO ES UNA ESPECIE INTRODUCIDA POR EL HOMBRE, y por tanto no forma parte del ecosistema insular en el que las especies autóctonas llevan miles de años coevolucionando. Pero aún suponiendo que fuese un proceso "natural", que es mucho suponer, ya dejo dicho sin rodeos que en este caso: palmera canaria vs. picudo, esa pretendida "selección natural" puede acabar por extinguir la especie vegetal. ¿podemos correr el riesgo de estar equivocados, y dejar que el símbolo vegetal de las Islas Canarias desaparezca por no afectar a un "equilibrio natural" que no es tal, ni se le acerca? No soy yo el que está hecho un lío.

SANTIAGO dijo...

Solo puedo decir que cuando una especie desaparece, aparece otra u otras que le sustituyen, para que la desaparición de una especie se produzca en condiciones naturales tiene que cambiar las condiciones del ecosistema ser erradicadas de una forma masiva, te voy a poner un ejemplo claro que sucede con cierta frecuencia, la plaga de langostas que pasa por Canarias, a veces, del continente Africano, cuando ocurre este fenómeno acaban con todo, incluso con lo que se denomina endemismos, ¿sabes lo que pude descubrir la última vez que vinieron? que arrasaron con todo lo que encontraron y lo transformaron en nutrientes o abono para la propia tierra, aparte de esto muchos pájaros se alimentaban de ellos, luego murieron, sirviendo a su vez de alimento a las especies que habian devorado, LOS ENDEMISMOS, todo en la vida es un ciclo, nacer, vivir, reproducirse y morir, donde la energia pasa de unos eslabones a otros y cuanta más energia retenga una especie más energia transmitirá a la siguiente especie y así sucesivamente hasta que no haya energia suficiente para mantener otro eslabón superior, esto es la vida. Pretender dirigir a voluntad lo que debe ser el destino de la naturaleza es jugar a ser seres superiores, donde a veces nos tenemos que amparar en la protección basandonos en los endemismos y otras en la destrucción basándonos en los eslabones inferiores que están indefensos, considero que el hombre es capaz de defender con argumentos todo lo que se proponga pero no quiere decir que esté haciendo lo correcto. SIMPLIFICANDO:EL MAL DE UNOS ES LA OPORTUNIDAD DE OTROS. Es lo maravilloso de la vida, siempre se reinventa a sí misma. Todos nos tenemos que reinventar constantemente, adaptar a las circunstancias en todo momento, incluidos los fenómenos naturales, imaginate la destrucción que puede tener en cuanto a endemismos un fenómeno natural adverso, pero imagínate cuantas oportunidades tendrán los que preceden a dicho fenómeno.

MSP dijo...

Hola Santiago. Totalmente de acuerdo contigo, si este sistema fuese un sistema sin la intervención del ser humano. Muchas especies no están en peligro por fenómenos naturales, fluctuaciones naturales de sus poblaciones, o por otras muchas causas independientes de la presencia de la especie humana. Han llegado a este extremo por nuestra culpa, y ahora que están en peligro y que seguimos amenazándolas, ¿nos vamos a retirar diciendo que no queremos intervenir en procesos naturales? No me parece de justicia frente a estas especies. Dejemos de intervenir en sus procesos naturales, ayudemos a devolver el equilibrio a sus sistemas, y entonces dejemos actuar a la naturaleza. Si no lo hacemos así seremos unos irresponsables y unos suicidas.
Saludos.

SANTIAGO dijo...

Hola, perdona pero sigo discrepando, lo que está usted argumetando es algo parecido a "busquemos la paz haciendo la guerra" o "a Dios rogando y con el mazo dando". Pero todo cabe, solo hace falta un interés o un interesado y seremos capaces de reventar el mundo de una manera justificada.

Omar dijo...

El penúltimo comentario del Sr. m.s.p.. La diferencia entre temerario y suicida. Temerario es álguien que aún conociendo los riesgos se arriesga y unas veces acierta y otras no. Suicida es álguien que no conoce el riesgo se arriesga y siempre se equivoca po necesidad, considerando todos los argumentos planteados, por todas las partes, aplicando su teoria del equilibrio medioambiental, seguro que estamos más cerca de los suicidas que de los temerarios, por el gran desconocimiento que existe en todos los temas relacionados con los ciclos naturales.

MSP dijo...

Hola Omar. Totalmente de acuerdo. Sólo una matización, no es "mi teoría" sobre el equilibrio, ya me gustaría a mí. La ecología es toda una ciencia que intenta conocer cómo funciona ese equilibrio, y grandes científicos han trabajado para perfilar el concepto de equilibrio ecológico.
Gracias por su participación y un saludo.

Anónimo dijo...

Hola MPS,

¿Se han hecho pruebas en Canarias aplicando el hongo Beauveria bassiana en las palmeras contra el picudo rojo?

El modo de acción de este hongo entomopatógeno consta de diferentes etapas. Cuando las esporas microscópicas del hongo entran en contacto con las células de la epicutícula del insecto, estas se adhirieren e hidratan. Las esporas germinan y penetran la cutícula del insecto. Una vez dentro, las hifas crecen destruyendo las estructuras internas del insecto y produciendo su muerte al cabo de unas horas. Tras ello, si las condiciones ambientales son favorables, pueden emerger del cadáver esporas del hongo con capacidad para ser propagadas de nuevo y reinfectar a nuevos insectos. Fuente: Wikipedia

MSP dijo...

Hola anónimo.
Que yo sepa, no se han hecho pruebas con dicho hongo. Preguntaré por ahí para asegurarame. ¿Sabe si este hongo ataca específicamente al picudo y no a otros invertebrados? Sería una información importante.
Gracias por su participación y un saludo.

Anónimo dijo...

Hola Marcos. Gran labor la que estás llevando a cabo con la concienciación e información de estos temas.

Manifestar la preocupación que tenemos los ciudadanos con lo que está ocurriendo en la GC1 entre Maspalomas y el Barranco de Tirajana. Miles de palmeras que han ido arrancándose una por una vete a saber dónde y con qué control. ¿? ¿A dónde las llevan?

Imagen desoladora de un vergel a un paisaje impropio de un destino turístico que se precie. en el cual ni siquiera se plantea una repoblación con autoctonas que vuelvan a servir de "pantalla vegetal" ante las basuras y eriales del trayecto.

Debería ser denunciable: en esta época de crisis se traduce en un derroche de dinero por dos vías: 1-La imagen deteriorada de Gran Canaria ante el turismo. 2- El derroche de una inversión de palmerales de más de 15años. 3- El consiguiente derroche de tener que tratar y eliminar esos mismos palmerales con nuestro dinero.

INDIGNO

Anónimo dijo...

Hola Marcos. Gran labor la que estás llevando a cabo con la concienciación e información de estos temas.

Manifestar la preocupación que tenemos los ciudadanos con lo que está ocurriendo en la GC1 entre Maspalomas y el Barranco de Tirajana. Miles de palmeras que han ido arrancándose una por una vete a saber dónde y con qué control. ¿? ¿A dónde las llevan?

Imagen desoladora de un vergel a un paisaje impropio de un destino turístico que se precie. en el cual ni siquiera se plantea una repoblación con autoctonas que vuelvan a servir de "pantalla vegetal" ante las basuras y eriales del trayecto.

Debería ser denunciable: en esta época de crisis se traduce en un derroche de dinero por dos vías: 1-La imagen deteriorada de Gran Canaria ante el turismo. 2- El derroche de una inversión de palmerales de más de 15años. 3- El consiguiente derroche de tener que tratar y eliminar esos mismos palmerales con nuestro dinero.

INDIGNO

MSP dijo...

Hola Anónimo. Las palmeras que cortan por estar infectadas por una plaga deberían ser eliminadas, bien quemándolas, o lo que es más habitual, enterrándolas con cal y envueltas en plásticos. Sobre el picudo rojo hay todo un protocolo publicado, pero sobre Diocalandria, que parece ser la plaga que está produciendo la muerte de las palmerasde la orilla de la autopista del sur, no conozco la existencia de un protocolo, ya que sólo afecta a unos pocos puntos del globo, entre ellos las Canarias. Tienes toda la razón sobre el derroche de dinero que implica la falta de control en la entrada de plagas a las Islas, quizá este gasto implique una mayor concienciación de neustros gestores, pero visto lo visto tengo serias dudas.
Un saludo y gracias por intervenir en el blog.

DEJE SUS COMENTARIOS, SU OPINIÓN NOS INTERESA

LEAVE YOUR COMMENTS, your opinion matters

Las especies invasoras en el año internacional de la Biodiversidad