miércoles, 1 de julio de 2009

Tras el gran incendio de Gran Canaria en 2007 las especies invasoras también se recuperan.

Dentro de poco se cumplirán dos años tras el asolador incendio de julio de 2007 en los pinares grancanarios. Da gusto ver cómo el pino y todo el sistema se recupera poco a poco. Pero en una reciente visita al pinar de Inagua pudimos comprobar que las especies invasoras, cañas (Arundo donax), piteras (Agave americana) e incluso algunas tuneras (Opuntia ficus-indica), también se recuperan. El incendio produjo estos efectos en la flora, pero en la fauna seguramente produjo muchos más desastres. Con relación a la fauna introducida hay que señalar que, mientras el incendio dejó a los conejos y cabras cimarronas momentáneamente sin comida, tras las primeras lluvias germinaron enormes cantidades de hierba que seguramente proporcionaron gran cantidad de comida a estos herbívoros alóctonos. Si a esto añadimos la prohibición de cazar conejos durante este tiempo, sacaremos que, con tada probabilidad, las poblaciones de conejos y cabras asilvestradas han aumentado en la zona del pinar. Esto puede comprobarse con la observación de infinidad de hierbas y arbustos ramoneados que aparecen en toda la zona quemada.
Habrá que seguir el devenir de esta zona para comprobar qué efecto, a medio y largo plazo, ha tenido este incendio sobre las plantas y animales invasores.

DEJE SUS COMENTARIOS, SU OPINIÓN NOS INTERESA

LEAVE YOUR COMMENTS, your opinion matters

Las especies invasoras en el año internacional de la Biodiversidad