jueves, 19 de marzo de 2009

Remedios y enfermedades sobre la plaga del picudo rojo

Una vez que la cosa ya va en serio hay que ponerse a ver cómo se combate la plaga. En Canarias, y según se puede ver en la web oficial http://www.picudorojocanarias.es/ en su apartado sobre metodología del tratamiento de la plaga parece que se han decantado por los insecticidas:

En cambio en las comunidades peninsulares de Valencia, Murcia y Andalucía están realizando tratamientos con nemátodos entomopatógenos, es decir que atacan a los insectos. Esta es una imagen de un picudo atacado por este tipo de nemátodos.
La acción que parece más efectiva es la combinación de estos nemátodos (autóctonos de la Península Ibérica) junto con una sustancia derivada de la quitina (poly-D-glucosamina).
De la siguiente web que aconsejo visitar, http://pabloesparza.blogspot.com/2008/06/nemtodos-entomopatgenos-lucha-biolgica.html, extraemos el siguiente párrafo:
"Probado por medio de diferentes técnicas de aplicación la pulverización es aquella que se ofrece como solución más eficaz para el jardinero corriente o el particular que tenga que hacer frente a este asesino de palmeras. Esta técnica se está aplicando por expertos en jardines emblemáticos de la Comunidad Valenciana y de momento el éxito esta siendo importante. Este plaguicida biológico está basado como he comentado en la introducción en la combinación de agentes biocontroladores (nemátodos entomopatógenos) mezclados con un producto derivado de la quitina a base de quitosano (poly-D-glucosamina) y consigue una doble acción en cuanto a la prevención y la eliminación de la plaga y el fortalecimiento de la planta."
Otros enlaces para ver cómo se trata el tema en la Península son los siguientes:
http://gardenmagazine.es/blog/?page_id=379Le">http://gardenmagazine.es/blog/?page_id=379Le
http://www.accioecologista-agro.org/IMG/pdf/picudo.pdf
http://www.fertinyect.com/index.php?page=picudo-rojo-de-la-palmera&gclid=CJ-g8MPYrpkCFZSD3godxEp1Ig
Nos queda ahora pensar si el tratamiento con nématodos no afectará aquí a la fauna entomológica local. Tendríamos que buscar en las islas un nemátodo autóctono de similares características.

Pero este tratamiento tienen un fallo importante: es carísimo, y sólo se ha utilizado en palmeras urbanas aisladas, donde las "duchas" de nemátodos o los inyectables al tronco son factibles. ¿Podrían realizarse estas actuaciones en palmerales densos o situados en lugares inaccesibles? No pinta bien la cosa.

6 comentarios :

Juanillo dijo...

Excelente entrada caballero. Estamos en las fases iniciales de la invasión, ahora a lo mejor todavía podría ser factible parar la plaga o controlarla a un precio "razonable". ¿Tu que piensas?. Lo más triste es haber permitido que llegara. Un saludo

MSP dijo...

Hola Juanillo:
Efectivamente lo peor ya se hizo, ahora sería necesaria mucha investigación local para controlar la plaga y reducirla a los ámbitos urbanos, de donde no creo que pueda erradicarse. Tenemos que saber más cosas sobre el bicho: sobre sus posibles depredadores, sobre su ciclo biológico en Canarias, cómo le afectan elementos externos, como la temperatura o la humedad, así conoceremos qué zonas son más factibles de ser atacadas y donde concentrar esfuerzos. La guerra biológica es la mejor opción para el medio, pero quizá sea demasiado lenta, y sería mejor producir algunas bajas de más al principio para que la guerra se ganase. No sé, y como no sé tengo que investigar, esa es la única solución. Pero eso cuesta "muchas perras", es más fácil y barato cortar palmeras enfermas y hacerlas desaparecer rápidamente. Piensa que en Fuerteventura han caido ya más de 300 palmeras ¿alguien sabía algo de esto? Ojos que no ven corazón que no siente. Un saludo

Pablo Esparza dijo...

Hola, es cierto que el tratamiento con nemátodos es más complicado, ya no por el coste sino más bien por los métodos de aplicación, que son diferentes, pues no vale la alta presión con la que duchamos al utilizar insecticidas, de hecho debemos quitar los filtros para derramarlos sobre el cogollo de la planta. Trágica situación en la comunidad valenciana, pues zonas con más del 50% de infestación, hace temer por la supervivencia de las palmeras en nuestra tierra, ya no sólo de las datileras o las canarias, son muchos los ejemplares de washingtonias afectados. Un saludo y gracias.

MSP dijo...

Gracias a ti por tu información y participación. En las Islas el tema parece que no avanza con la rapidez que se temía. Se notifican de vez en cuando caídas de palmeras, pero no todas se refieren al picudo, sino que son debidas a infecciones fúngicas y a otros patógenos de la palmera. Si en la Comunidad Valenciana el tratamiento es complicado, y estamos hablando de plantas de jardín o de cultivo, en Canarias habría que trabajar sobre palmerales silvestres, muchas veces creciendo en laderas con gran inclinación, en cauces de aguas corrientes, y rodeados de vegetación natural a la que podrían afectar también los nemátodos o cualquier otra forma de atajar la plaga. Esperemos que no llegue a tanto.
Gracias de nuevo por su participación.

Anónimo dijo...

La carga debia de ir contra los especuladores que por un lado tratan a las palmeras de invasoras, luego a los escarabajos, en fin a lo que se les ocurra, más pronto que tarde me veo con un pasaje solo de ida a el lugar de nunca jamás, donde no hay endemismos, picudos, picones y la gran lacra de esta sociedad, los especuladores de la naturaleza, que buscan un mundo perfecto a partir de una naturaleza que está equivocada desde sus innicios, para ellos la naturaleza no es sabia, los sabios son ellos.

MSP dijo...

Hola Anónimo.
No sé si he entendido bien, pero que yo sepa nadie dice que las palmeras canarias sean invasoras. El picudo sí, y puede acabar con los palmerales naturales en las Islas y por eso debemos actuar. La naturaleza es sabia, pero nosotros no, nosotros somos los que trasladamos animales y plantas de un sitio a otro sin control, nosotros fuimos los que metimos al picudo en las Islas al importar palmeras infectadas, y nosotros debemos ser los que rectifiquemos el efecto de nuestras acciones. No es especulación, es impedir una extinción. Si le parece que tratar a una planta de una plaga está mal y es interferir en el ciclo de las cosas, se lo puede explicar a los agricultores, o recuérdelo usted mismo la próxima vez que caiga enfermo de cualquier bacteria, virus o similar.
Un saludo.

DEJE SUS COMENTARIOS, SU OPINIÓN NOS INTERESA

LEAVE YOUR COMMENTS, your opinion matters

Las especies invasoras en el año internacional de la Biodiversidad