viernes, 27 de enero de 2023

El ciclo sin fin: rabo de gato en aparcamiento de Las Palmas (esperemos que esto sí sea el fin)

    Prometo que es la última entrada que dedico a este tema, que ya parece un culebrón, pero es que uno no deja de sorprenderse. En la entrada del 4 de diciembre pasado (https://invasionesbiologicas.blogspot.com/2022/12/pennisetum-setaceum-en-el-aparcamiento.html) creía que el ciclo estaba completo, cortaron el rabo de gato (Pennisetum setaceum, =Cenchrus setaceum) y en dos meses volvió a alcanzar el tamaño inicial. Pero el verdadero final, y quizá la razón de todo, ha ocurrido hoy 27 de enero de 2023.

    Dejábamos la línea temporal del relato con una buena cantidad de rabo de gato con gran cantidad de espigas, tal como se aprecia en esta imagen:

 Pues bien, en un mes más, los ejemplares de rabo de gato alcanzaron un tamaño enorme, y terminaron de madurar sus inflorescencias, dispersando miles de espiguillas. Este es el aspecto el 13 de enero de 2023

 

    Como se aprecia, los coches tienen que contactar con las plantas para aparcar, y alguien debió quejarse y hoy mismo, 27 de enero de 2023, el aparcamiento quedó así tras una mañana de trabajo con la desbrozadora.

    Si se fijan, sólo han quitado las plantas que molestaban a los coches, las del fondo de la imagen no las tocaron. En definitiva, cuatro meses y ahora sí, el ciclo se inicia de nuevo. Y nos volvemos a preguntar si la mala actuación de la empresa que realiza estas limpiezas no busca precisamente eso, repetir la misma labor tres veces al año, es decir, asegurarse trabajo infinito a costa del ayuntamiento.

    Este tipo de tratamiento no tiene ningún sentido, además de ser una ilegalidad. Las plantas crecen más vigorosas, producen cada vez más semillas, ya que las espigas salen casi a la vez que las hojas, de golpe, y terminan su dispersión antes de ser eliminadas. A partir de la primera producción de semillas, la planta relentiza mucho su crecimiento y la producción de espigas. Ecológicamente es más aconsejable dejarlas como están que quitarlas de esta manera.

¿Alguien puede avisar al Ayuntamiento? A mí ya no me cogen el teléfono. Gracias.




 




lunes, 9 de enero de 2023

Listados de especies introducidas: las dificultades de sacar una especie de la lista.

    Desde hace un tiempo a esta parte, los listados de especies se están revelando como una herramienta necesaria a la hora de iniciar cualquier trabajo de investugación ya sea sobre especies introducidas, autóctonas, en un territorio. Y son constantes los trabajos que añaden especies a dichos listados: nuevas especies, nuevas citas, cambios taxonómicos, etc. De esta manera, los listados crecen y crecen, y son capaces de mostrar con mas detalle la biodiversidad de un territorio. Pero en este trasiego de incorporación de especies, siempre se producen efectos no deseados. Algunos de estos efectos, relacionados con los cambios nomenclaturales, ya han sido puestos de manifiesto en este blog (https://invasionesbiologicas.blogspot.com/2020/10/cambios-en-el-banco-de-datos-de.html), pero queremos llamar la atención aquí sobre otro problema no menos importante: las dificultades para sacar una especie de una lista.

    Las bases de datos de especies, como por ejemplo BIOTA, la base de datos de biodiversidad de Canarias (https://www.biodiversidadcanarias.es/biota/), se nutren de viejas y nuevas publicaciones, informes de seguimiento, e incluso notas de expertos, y lógicamente, los responsables de esta base de datos no pueden poner en duda lo que se dice en estos artículos o trabajos monográficos. Si un botánico escribe que encontró caña de azúcar (Saccharum officinarum) asilvestrada en Tenerife y Gran Canaria, pues no hay más remedio que ponerla como especie presente en ambas Islas. Igual ocurre con la papa (Solanum tuberosum), y otras muchas plantas cultivadas que pueden quedar abandonadas en campos olvidados o pueden "rodar" y germinar a unos metros del cultivo. Son muy numerosas estas citas que se realizaron en un momento dado, pero que no han vuelto a ser citadas. Pero una vez que están dentro, ¿quién se atreve a quitarlas?

 

      Esto no quita importancia a estas nevas citas, ni mucho menos es una crítica a las mismas. Los trabajos de investigación basados en las novedades taxonómicas son imprescindibles, pero una cosa no quita la otra. Que se cite una especie nueva o que se cambie su designacion botánica, no debería ser el único requisito necesario para que se incorporase a las bases de datos.

    Debería desarrollarse un procedimiento por el que todos los cambios que se proponen en el catálogo de especies de un territorio, ya sea de incorporación de una especie o de un cambio taxonómico, necesitaran de algún tipo de filtro antes de entrar definitivamente al mismo: su aceptación por la comunidad científica, una segunda observación, etc. 

    De la misma manera deberían existir procedimientos para eliminar ciertas especies que distorsionan los resultados que se pueden obtener de un estudio que utilice estos listados (citas de ejemplares cultivados, escapes fortuitos de cultivos, etc.). Que alguien haya plantado Acer pseudoplatanus en Gran Canaria no debería ser el único requisito necesario para que se incluya en el listado de especies de Canarias (https://www.biodiversidadcanarias.es/biota/especie/F00075)

 

Acer pseudoplatanus en Tamadaba (Gran Canaria)

    Es bueno que un listado sea dinámico y valla incorporando cambios, pero por su uso como referencia obligada en proyectos de investigación, redacción de legislación, hace necesaria la incorporación de estos procedimientos que aseguren la calidad del mismo.

    Como ejemplo de este caso llama la atención el caso de la platanera (Musa acuminata), especie que se indica en BIOTA como asilvestrada en todas las Islas. Es verdad que, una vez que se abandona un campo de plataneras, los ejemplares viejos siguen produciendo retoños de base durante varios años, hasta que, generalmente por falta de agua, el individuo acaba muriendo. No existe reproducción sexual en la platanera de cultivo, generada por hibridación de especies silvestres del extremo suroriental de Asia (Indonesia, India, Filipinas, etc.). La expansión de este cultivo por todo el Planeta se debe a la acción humana, y fuera de zonas tropicales húmedas, la planta no puede sobrevivir sin riego.

    A la expansión de este cultivo por América, en la que las Islas Canarias tuvieron un papel decisivo, se dedica el siguiente artículo, recién publicado en la revista Economic Botany, y que está disponible en el siguiente enlace https://link.springer.com/article/10.1007/s12231-022-09559-2

(Salas-Pascual, M., Cáceres-Lorenzo, T. The Dispersal of Bananas (Musa spp.) to the Americas in the Sixteenth Century. Econ Bot 76, 354–367 (2022). https://doi.org/10.1007/s12231-022-09559-2)

Un resumen de este trabajo se publicó hace algún tiempo en la revista divulgativa The Conversation

(https://theconversation.com/que-es-mas-veloz-un-platano-o-un-conquistador-169677

En el trascurso de estos estudios se vio la necesidad de dar solución a este problema de la dificultad de eliminar especies de las bases de datos sobre biodiversidad. Los estudios etnobotánicos y de botánica histórica son fundamentales para tener un criterio claro sobre la introducción de especies en un territorio y su grado de integración en la flora local.

 



domingo, 4 de diciembre de 2022

Pennisetum setaceum en el aparcamiento. En menos de dos meses volvemos a la pantalla de inicio. El trabajo infinito.

   Para terminar con el seguimiento de los trabajos de "eliminación" de rabo de gato (Pennisetum setaceum, =Cenchrus setaceus) en un aparcamiento de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, traemos ahora las imágenes de la explosión de inflorescencias y biomasa que, tras 50 días después de la actuación, presentan las plantas "eliminadas". 

Así se cierra el ciclo, alcanzando la misma biomasa y número de espigas que había el día en que se realizó la actuación.

   Ya pueden volver los operarios a cortar de nuevo las matas. Una actuación cada dos meses, es un buen negocio para las empresas que tienen la concesión para trabajar en jardines y zonas urbanizadas. De hecho no se han ido muy lejos. Ahora se dedican a "limpiar" las zonas ajardinadas, como la que se ve en las imágenes obtenidas en los alrededores del Centro Comercial La Ballena. Se ha pasado por la desbrozadora una zona donde crecía rabo de gato y greñón (Cenchrus ciliaris), una especie autóctona que intenta competir con el rabo de gato, junto a la vinagrera (Rumex lunaria), y la aulaga (Launaea arborescens). De todas estas plantas, sólo la vinagrera ha merecido el indulto, seguramente por su carácter leñoso. Para ver qué crecía en la zona antes de la actuación sirve el área que ha quedado protegida por el vallado que protege la carretera.


De todo esto caben varias reflexiones:

¿Sabe el ayuntamiento la ilegalidad que se está haciendo con este tratamiento a una especie exótica invasora totalmente irregular?

¿Lo sabe la empresa que realiza las actuaciones?

¿Conoce el ayuntamiento la inutilidad de las actuaciones y por tanto el despilfarro de dinero público que constituye esta forma de tratar al rabo de gato?

En todo caso, todo mal.




jueves, 10 de noviembre de 2022

Cuando las "introducciones" son necesarias para llenar un "nicho": el caso de los nombres de las setas

 Muchas veces se habla de que existen introducciones, sobre todo en islas oceánicas, que se producen por la existencia de nichos vacios, es decir, de posibilidades en los sitemas naturales que no se están aprovechando por la falta de especies que lo hagan. Este tema sigue siendo controvertido, y en Canarias no se ha demostrado que ocurra esto en ningúna introducción ni de plantas ni de animales. Pero donde sí ocurre algo parecido es en los nombres utilizados para denominar a los hongos. ¿Qué ocurre cuando hay más setas que nombres para denominarlas? En este artículo podrán leer qué ocurre en estos casos.

https://theconversation.com/muchas-setas-pocos-nombres-192817





 


domingo, 6 de noviembre de 2022

Pennisetum setaceum en el aparcamiento. Menos de un mes para florecer.

    El pasado 9 de octubre, publicábamos en este blog el hecho de que en un aparcamiento de Las Palmas de Gran Canaria se habían realizado unos trabajos de "eliminación" de Pennisetum setaceum (=Cenchrus setaceus) https://invasionesbiologicas.blogspot.com/2022/10/tomarse-en-serio-el-problema-es-la.html. Planteábamos en esa entrada el hecho de que no se habían llevado a cabo los procedimientos conocidos para que las actuaciones tuvieran el éxito esperado, y, efectivamente, traemos aquí las pruebas de lo que ha ocurrido con las plantas cortadas mediante una desbrozadora. La secuencia de las imágenes nos muestran la realidad.

Día, 7 de octubre de 2022, el día de la actuación

 

A los tres días, 10 de octubre de 2022, ya se ven claramente las nuevas hojitas


A los 25 días de la actuación, el 2 de noviembre de 2022, las hojas ya están desarrolladas.


Y a los 27 días, el 4 de noviembre de 2022, aparecen las primeras inflorescencias

    Pues ya está. Un día y medio de trabajo desperdiciado. Unos ejemplares rejuvenecidos que aumentarán el ya enorme banco de semillas de toda la zona. Todo en menos de un mes, y por no hacer las cosas como sabemos, y está estipulado, que se deben hacer.
Otra vez será.


martes, 1 de noviembre de 2022

Noviembre, mes de conferencias y escusas para encontrarnos. Las invasoras siempre presentes.

    Como viene siendo habitual, el mes de noviembre se caracteriza por ser el mes elegido para las jornadas de divulgación sobre diferentes aspectos de nuestro medio ambiente, y entre esos temas siempre ocupa un lugar importante la problemática de las especies invasoras e introducidas en las Islas.

    Las primeras jornadas que se realizarán son las "Jornadas de Divulgación Científica del Jardín Canario: Orígenes, diversidad y conservación de la Flora Canaria" https://jornadasdivulgacioncientificajardincanario.com/, que se celebrarán del 2 al 4 de noviembre en La Casa de Colón.



    Entre las charlas que se programan destacamos por su temática relacionada con este blog, la que se presentará el jueves 3, a las 17:00 horas, y que el Dr. Jairo Patiño Llorente ha titulado "Hacia una aproximación integradora para entender el fenómeno de las plantas invasoras en las Islas Canarias"


    Más adelante, entre el 16 y 19, se llevarán a cabo las ya tradicionales Jornadas Forestales, en el Paraninfo de la ULPGC, https://jornadasforestalesdegrancanaria.com/xxviii-jornadas-forestales-de-gran-canaria/.


    En la que, entre sus muchas e interesantes actividades, tendremos una charla interesante para entender la distribución de una importante invasora, Ulex europaeus, y la predicción de las zonas que la especie podría invadir en otras islas.

 

 

    Esperemos poder asistir a todas estas intervenciones que son casi la totalidad de ocasiones en que estos temas pueden salir del ámbito académico y estar disponibles para el público en general.

    Ojalá existiese una programación de este tipo de eventos durante todo el año, así se podría crear "cantera" y se podrían difundir temas tan importantes como las invasiones biológicas.



domingo, 9 de octubre de 2022

Tomarse en serio el problema es la única solución. De nuevo Pennisetum setaceum. II

    Por primera vez en la historia de este blog, que ya va para 14 años, nos atrevemos a repetir casi completamente una entrada. Se trata de la que se publicó el domingo 8 de marzo de 2020, sobre el tratamiento de Pennisetum setaceum (=Cenchrus setaceum) en las carreteras. En esa ocasión se trataba de una carretera de Guía, en Gran Canaria, y ahora de un estacionamiento de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, pero el caso es el mismo, o peor. Cambiaremos las imágenes, cambiaremos algo el texto, pero la sensación de rabia e impotencia es la misma.

    "En ocasiones uno se cansa de repetir siempre las mismas cosas y de oir siempre las mismas frases referidas a un mismo tema. ¿Cuántos años hace que se trata el problema que ocasiona el rabo de gato, Pennisetum setaceum, en el medio canario? Muchos. Y ¿qué se ha hecho? Varias cosas: legislativamente se ha incluido en el catálogo nacional de especies exótivas invasoras, con todo lo que ello implica, se ha elaborado unas directrices técnicas para el manejo y arradicación de los individuos de esta especie (ORDEN de 13 de junio de 2014,BOC Nº 120. Martes 24 de Junio de 2014 - 2753, http://www.gobiernodecanarias.org/boc/2014/120/006.html); socialmente hay grupos de voluntarios en todas las islas, organizados para eliminar, mejor o peor, los individuos que puedan; y científicamente, se ha avanzado bastante en el concimiento fisiológico y reproductivo, corológico, de la especie. Pero sigue ocurriendo esto:"

Un aparcamiento de Las Palmas de Gran Canaria, que, como las carreteras, se ven pobladas por matas de rabo de gato que crecen en sus bordes, entre el asfalto y los bordillos. Molestan a los coches y hay que quitarlos. Una mañana se plantan dos furgonetas de operarios con la maquinaria precisa: desbrozadoras y sopladores de hojas. Primero cortan las matas a ras de suelo, y con las segundas hacen "montoncitos" soplando las hojas, inflorescencias y demás para facilitar la recogida. En mañana y media limpiaron, provisionalmente, el aparcamiento. Hasta la próxima ocasión, que será dentro de poco. De paso expandieron semillas por toda la zona, aunque ya estaba llena de ellas. En pocas horas infringieron varias leyes. ¿Desconocimiento, desidia? Un poco de todo. ¿Responsables? No los operarios (aunque un poco, ya que todos tenemos obligación de formarnos en las cosas que afectan a nuestro trabajo), pero sobre todo sus jefes, y el ayuntamiento que no cumple con sus obligaciones. ¿Pasará algo? Nada. Y seguimos.

 

Montón de rabo de gato y detalle de sus espigas, listo para ser recogido, dentro de algunas horas.

Operario amontonando restos de la poda con un soplador de hojas. Se ha preferido ocultar al operario para no permitir su reconocimiento

Cepellón del rabo de gato cortado con la desbrozadora. Incluso le quedan algunas hojas que no se llegaron a cortar. De este cepellón crecerán en breve nuvas hojas, tallos e inflorescencias, con más fuerza que antes ya que la corta produce el rejuvenecimiento de la planta.
 

Detalles de las zonas donde crecían las plantas. La sopladora de hojas ha acumulado gran cantidad de semillas ahí donde es más fácil que germine, en las grietas entre bordillo y asfalto. Las proximas lluvias verán una espectacular proliferación de rabo de gato. Suma y sigue.

    "Y no es un ejemplo aislado. Mucha carreteras del norte de Gran Canaria, y quizá de todas las Islas, reciben el mismo tratamiento. Y ahora repitamos otra vez que el problema es muy grave, que estamos haciendo cosas importantes para mitigarlo, invitemos a los voluntarios a que sigan trabajando, organicemos charlas a escolares, tengamos proyectos de investigación para conocer el método más adecuado para su erradicación, tengamos aplicaciones para promover la ciencia ciudadana en este campo, y pongamos velitas a Santa Rita para que frene la invasión. Todo esto tendrá el mismo resultado si no podemos hacer lo más básico."


domingo, 19 de junio de 2022

Captura de culebras reales de California (Lampropeltis californiae) en el Barranco Guiniguada.

    Siguiendo con la actividad formativa desarrollada por el proyecto "Invasores en nuestro entorno", después de la disección de algunos individuos en el centro, a la que dedicamos la entrada anterior, la siguiente fase consistió en intentar la captura de algunas serpientes en su población del Barranco de Guiniguada.

    La jornada se inició con la explicación, por parte de los monitores de Gesplán, de cómo se capturan estas serpientes, mostrando las trampas utilizadas y permitiendo que los alumnos se familiarizaran con el animal para que, si ven alguna serpiente no tengan miedo a cogerla.



    Después de este primer contacto con la culebra se inicia el camino hacia el barranco y la búsqueda activa de nuevos ejemplares. Al principio sin suerte, ya que sólo encontramos una muda y algunas huellas del paso de una serpiente por una zona arenosa. Pero finalmente pudimos capturar dos ejemplares de la serpiente, una albina y más pequeña y otra más grande y anillada.


 
 
    Terminamos así la jornada en la que asistimos a la dura labor de los trabajadores de Gesplán, que además de dedicarse a esta labor pedagógica, son los encargados del trabajo tanto en el Guiniguada como en la zona de Maragán-Jinámar. Una amplísima superficie para tres personas. De hecho, mientras estábamos en la actividad, uno de los trabajadores tuvo que responder a una llamada desde Marzagán en la que pedían que acudiese a recoger un ejemplar capturado. Poca gente para mucho trabajo. 
    Como dato curioso y a la vez sintomático de la admiración que las serpientes despiertan entre los jóvenes que asisten a estas excursiones, hay que comentar un dato interesante: muchos de los alumnos asistentes a la actividad declararon su voluntad de tener una de estas serpientes en sus casas, y esto después de decirles varias veces que estaba prohibido y que las multas podían ser muy altas, y de hacerles ver la problemática ambiental que  produce la serpiente. De hecho, cuando se realizan estas jornadas en el Guiniguada, a los alumnos no se les enseña la hubicación de las trampas, imagino que para que no vuelvan en otro momento a capturarlas para ellos. En cambio, cuando se realizaron en San Roque o La Solana, la visita a las trampas era la mejor forma de capturar a estos animales. 
    Estas trampas se esconden de la vista de la gente, por algo será. El camino que recorre el Guiniguada por su fondo es permanentemente visitado por ciclistas, corredores, mascotas y sus dueños, y demás gente.
 

Mucho trabajo para pocas personas y con mucha gente alrededor. Lamentablemente, compartimos la suspicacia de los trabajadores de Gesplán. Cuanta menos gente conozca la presencia de estos animales en un barranco urbano como este, mejor.
Por cierto, a mitad de año, ya se han capturado en 2022 más de 1.900 ejemplares de culebra real de California, casi las mismas que se capturaron en todo el año 2020. El año pasado el número fue de 2.648 serpientes capturadas.
 
 
 
 

lunes, 4 de abril de 2022

Empieza el periodo de emergencia de las culebras reales de California en Gran Canaria. El trabajo educativo continua.

    Hace poco apareció la noticia en la prensa local del inicio del periodo en que las serpientes salen de su letargo invernal y son más fáciles de capturar (https://www.canarias7.es/canarias/gran-canaria/operativo-control-culebra-20220402180335-nt.html). Este año parece que, por la falta de humedad en el suelo, el momento de emergencia se ha retrasado un poco, y aun así, ya se han capturado 270 serpientes en lo que llevamos de año (https://gesplangis.es/arcgis/apps/opsdashboard/index.html#/9d46ff1b76c342f79f6a9ee1b3dc3688). Son menos que el año pasado en este mismo periodo, pero no muchas menos. En principio esta temporada el equipo de control cuenta con más integrantes que el año pasado. Suerte en esta campaña, aunque uno no sabe si desearles que capturen muchas o pocas, ya que eso indicaría que la población cesa su crecimiento. En esta misma noticia, Ramón Gallo, responsable del equipo, indica como interesante el hecho de que las serpientes de las zonas que tienen serpientes desde hace años están disminuyendo su tamaño y cambiando su dieta, pasando de comer mayoritariamente reptiles a incrementar la proporción de roedores. Esto quiere decir que cada vez quedan menos lagartos, lisas y perenquenes en las zonas donde ellas viven. En cambio, en las áreas de reciente ocupación los ejemplares de culebra son más grandes, ya que tienen lagartos que comer. Mala noticia.

    Curiosamente esta noticia coincide con la visita al centro educativo donde trabajo de las monitoras del proyecto Invasores de Nuestro Entorno (https://www.invasoresdenuestroentorno.com/), que también lleva años educando a nuestros jóvenes sobre el problema de las invasiones biológicas en Canarias. Una actividad de este proyecto consiste en diseccionar algunos ejemplares de esta serpiente, realizando una serie de mediciones que ayudarán a los investigadores en la toma de datos a la vez que forman a los alumnos en las labores propias de un laboratorio científico.  Los alumnos y alumnas aprenden, se conciencias, aumenta su motivación y ponen en práctica lo aprendido. ¿Puede haber algo mejor? Ojalá sigan realizando este proyecto por mucho tiempo, y cuando se acaben las serpientes que sigan con otros ejemplos de invasores, que lamentablemente, no faltan.





miércoles, 16 de marzo de 2022

Sobre mosquitos, plagas y especies nativas o no.

   Esta semana ha sido noticia la aparición de larvas del mosquito del dengue (Aedes aegypti) en la Isla de La Palma (https://www.eldiario.es/canariasahora/sociedad/detectadas-canarias-larvas-mosquito-aedes-aegypti-causante-dengue-fiebre-amarilla-zika_1_8819843.html; https://www.europapress.es/islas-canarias/noticia-detectan-palma-larvas-mosquito-aedes-aegypti-transmisor-zika-dengue-20220310174710.html; https://www.higieneambiental.com/aedes-aegypti-en-canarias; etc.). Este hallazgo fue realizado por el Sistema de Vigilancia Entolomógica de Canarias (https://www3.gobiernodecanarias.org/sanidad/scs/contenidoGenerico.jsp?idDocument=5dd36d41-df0f-11e7-ac18-a995147ba80a&idCarpeta=0428f5bb-8968-11dd-b7e9-158e12a49309) relacionado con la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias.

   No es el primer hallazgo de esta especie en Canarias. En 2017 se detectaron varios ejemplares en Fuerteventura, pero la rápida intervención logró su erradicación (https://www.ricet.es/noticias/se-confirma-la-erradicacion-del-mosquito-aedes-aegypti-de-fuerteventura). Esperemos que en esta ocasión se repita el éxito.

   Pero para los objetivos de este blog es interesante comprobar varios puntos que tienen cierto interés desde el punto de vista de las especies invasoras. Es importante comprobar que los mecanismos de detección temprana son eficaces, lo fueron con este mosquito en Fuerteventura y lo fueron con el caso del picudo rojo de las palmeras (Rhynchophorus ferrugineus). Ambos casos tienen en común que la detección se realizó cuando los insectos ya se habían asentado en las Islas. En ambos casos no se pudieron detectar en la aduana. Y lo que es mas significativo, en ambos casos se trataron los casos como plagas, no como especies exóticas invasoras, y sobre todo, antes de las introducciones ya existían los organismos, las infraestructuras y la legislación para luchar rápidamente contra estas especies. Esto nos dice que si nos tomamos en serio un problema se puede solucionar, pero hay que ser rápidos y esa velocidad se consigue trabajando antes de la invasión, y no después.

   De todas formas se hecha en falta un poco más de difusión del problema de los mosquitos invasores. Si se informara a los ciudadanos de cómo distinguir estos mosquitos se podría utilizar la ciencia ciudadana para rastrear la presencia de estos mosquitos. Para ayudar en esta formación es muy interesante el proyecto Mosquito-Alert (http://www.mosquitoalert.com/proyecto/que-es-mosquito-alert/) que, mediante una aplicación para teléfonos móviles, permite la identificación de un mosquito y la hubicación de la observación. De su página web sacamos el siguiente gráfico muy útil para a identificación del mosquito del dengue, del mosquito tigre, de los mosquitos japonés y coreano, y del mosquito común.


   En Canarias,  según la base de datos de Biodiversidad de Canarias (BIOTA, https://www.biodiversidadcanarias.es/biota/), no se considera ninguna especie del género Aedes como naturalizada, pero sí se registran varias especies de mosquitos de los géneros Anopheles y Culex. Son 8 especies en total, 3 Anopheles y 5 Culex, de los que todos menos Culex pipens, el mosquito común, el más conocido, se consideran Nativos Probables. En cambio el mosquito más abundante se califica como Introducido Posible. Este hecho seguramente se deba a que se piensa que existe una estrecha relación de esta especie con el hombre, por lo que difícilmente estaría en Canarias sin la participación del ser humano. Pero este tipo de razonamientos parecen poco sólidos.
 
   Esperemos que algún día los mecanismos de control y vigilancia de especies exóticas invasoras, no plagas, sean tan ágiles y útiles como lo son en los casos de plagas sanitarias o agrícolas. Habrá que trabajar para ello.


DEJE SUS COMENTARIOS, SU OPINIÓN NOS INTERESA

LEAVE YOUR COMMENTS, your opinion matters

Las especies invasoras en el año internacional de la Biodiversidad