domingo, 19 de junio de 2022

Captura de culebras reales de California (Lampropeltis californiae) en el Barranco Guiniguada.

    Siguiendo con la actividad formativa desarrollada por el proyecto "Invasores en nuestro entorno", después de la disección de algunos individuos en el centro, a la que dedicamos la entrada anterior, la siguiente fase consistió en intentar la captura de algunas serpientes en su población del Barranco de Guiniguada.

    La jornada se inició con la explicación, por parte de los monitores de Gesplán, de cómo se capturan estas serpientes, mostrando las trampas utilizadas y permitiendo que los alumnos se familiarizaran con el animal para que, si ven alguna serpiente no tengan miedo a cogerla.



    Después de este primer contacto con la culebra se inicia el camino hacia el barranco y la búsqueda activa de nuevos ejemplares. Al principio sin suerte, ya que sólo encontramos una muda y algunas huellas del paso de una serpiente por una zona arenosa. Pero finalmente pudimos capturar dos ejemplares de la serpiente, una albina y más pequeña y otra más grande y anillada.


 
 
    Terminamos así la jornada en la que asistimos a la dura labor de los trabajadores de Gesplán, que además de dedicarse a esta labor pedagógica, son los encargados del trabajo tanto en el Guiniguada como en la zona de Maragán-Jinámar. Una amplísima superficie para tres personas. De hecho, mientras estábamos en la actividad, uno de los trabajadores tuvo que responder a una llamada desde Marzagán en la que pedían que acudiese a recoger un ejemplar capturado. Poca gente para mucho trabajo. 
    Como dato curioso y a la vez sintomático de la admiración que las serpientes despiertan entre los jóvenes que asisten a estas excursiones, hay que comentar un dato interesante: muchos de los alumnos asistentes a la actividad declararon su voluntad de tener una de estas serpientes en sus casas, y esto después de decirles varias veces que estaba prohibido y que las multas podían ser muy altas, y de hacerles ver la problemática ambiental que  produce la serpiente. De hecho, cuando se realizan estas jornadas en el Guiniguada, a los alumnos no se les enseña la hubicación de las trampas, imagino que para que no vuelvan en otro momento a capturarlas para ellos. En cambio, cuando se realizaron en San Roque o La Solana, la visita a las trampas era la mejor forma de capturar a estos animales. 
    Estas trampas se esconden de la vista de la gente, por algo será. El camino que recorre el Guiniguada por su fondo es permanentemente visitado por ciclistas, corredores, mascotas y sus dueños, y demás gente.
 

Mucho trabajo para pocas personas y con mucha gente alrededor. Lamentablemente, compartimos la suspicacia de los trabajadores de Gesplán. Cuanta menos gente conozca la presencia de estos animales en un barranco urbano como este, mejor.
Por cierto, a mitad de año, ya se han capturado en 2022 más de 1.900 ejemplares de culebra real de California, casi las mismas que se capturaron en todo el año 2020. El año pasado el número fue de 2.648 serpientes capturadas.
 
 
 
 

lunes, 4 de abril de 2022

Empieza el periodo de emergencia de las culebras reales de California en Gran Canaria. El trabajo educativo continua.

    Hace poco apareció la noticia en la prensa local del inicio del periodo en que las serpientes salen de su letargo invernal y son más fáciles de capturar (https://www.canarias7.es/canarias/gran-canaria/operativo-control-culebra-20220402180335-nt.html). Este año parece que, por la falta de humedad en el suelo, el momento de emergencia se ha retrasado un poco, y aun así, ya se han capturado 270 serpientes en lo que llevamos de año (https://gesplangis.es/arcgis/apps/opsdashboard/index.html#/9d46ff1b76c342f79f6a9ee1b3dc3688). Son menos que el año pasado en este mismo periodo, pero no muchas menos. En principio esta temporada el equipo de control cuenta con más integrantes que el año pasado. Suerte en esta campaña, aunque uno no sabe si desearles que capturen muchas o pocas, ya que eso indicaría que la población cesa su crecimiento. En esta misma noticia, Ramón Gallo, responsable del equipo, indica como interesante el hecho de que las serpientes de las zonas que tienen serpientes desde hace años están disminuyendo su tamaño y cambiando su dieta, pasando de comer mayoritariamente reptiles a incrementar la proporción de roedores. Esto quiere decir que cada vez quedan menos lagartos, lisas y perenquenes en las zonas donde ellas viven. En cambio, en las áreas de reciente ocupación los ejemplares de culebra son más grandes, ya que tienen lagartos que comer. Mala noticia.

    Curiosamente esta noticia coincide con la visita al centro educativo donde trabajo de las monitoras del proyecto Invasores de Nuestro Entorno (https://www.invasoresdenuestroentorno.com/), que también lleva años educando a nuestros jóvenes sobre el problema de las invasiones biológicas en Canarias. Una actividad de este proyecto consiste en diseccionar algunos ejemplares de esta serpiente, realizando una serie de mediciones que ayudarán a los investigadores en la toma de datos a la vez que forman a los alumnos en las labores propias de un laboratorio científico.  Los alumnos y alumnas aprenden, se conciencias, aumenta su motivación y ponen en práctica lo aprendido. ¿Puede haber algo mejor? Ojalá sigan realizando este proyecto por mucho tiempo, y cuando se acaben las serpientes que sigan con otros ejemplos de invasores, que lamentablemente, no faltan.





miércoles, 16 de marzo de 2022

Sobre mosquitos, plagas y especies nativas o no.

   Esta semana ha sido noticia la aparición de larvas del mosquito del dengue (Aedes aegypti) en la Isla de La Palma (https://www.eldiario.es/canariasahora/sociedad/detectadas-canarias-larvas-mosquito-aedes-aegypti-causante-dengue-fiebre-amarilla-zika_1_8819843.html; https://www.europapress.es/islas-canarias/noticia-detectan-palma-larvas-mosquito-aedes-aegypti-transmisor-zika-dengue-20220310174710.html; https://www.higieneambiental.com/aedes-aegypti-en-canarias; etc.). Este hallazgo fue realizado por el Sistema de Vigilancia Entolomógica de Canarias (https://www3.gobiernodecanarias.org/sanidad/scs/contenidoGenerico.jsp?idDocument=5dd36d41-df0f-11e7-ac18-a995147ba80a&idCarpeta=0428f5bb-8968-11dd-b7e9-158e12a49309) relacionado con la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias.

   No es el primer hallazgo de esta especie en Canarias. En 2017 se detectaron varios ejemplares en Fuerteventura, pero la rápida intervención logró su erradicación (https://www.ricet.es/noticias/se-confirma-la-erradicacion-del-mosquito-aedes-aegypti-de-fuerteventura). Esperemos que en esta ocasión se repita el éxito.

   Pero para los objetivos de este blog es interesante comprobar varios puntos que tienen cierto interés desde el punto de vista de las especies invasoras. Es importante comprobar que los mecanismos de detección temprana son eficaces, lo fueron con este mosquito en Fuerteventura y lo fueron con el caso del picudo rojo de las palmeras (Rhynchophorus ferrugineus). Ambos casos tienen en común que la detección se realizó cuando los insectos ya se habían asentado en las Islas. En ambos casos no se pudieron detectar en la aduana. Y lo que es mas significativo, en ambos casos se trataron los casos como plagas, no como especies exóticas invasoras, y sobre todo, antes de las introducciones ya existían los organismos, las infraestructuras y la legislación para luchar rápidamente contra estas especies. Esto nos dice que si nos tomamos en serio un problema se puede solucionar, pero hay que ser rápidos y esa velocidad se consigue trabajando antes de la invasión, y no después.

   De todas formas se hecha en falta un poco más de difusión del problema de los mosquitos invasores. Si se informara a los ciudadanos de cómo distinguir estos mosquitos se podría utilizar la ciencia ciudadana para rastrear la presencia de estos mosquitos. Para ayudar en esta formación es muy interesante el proyecto Mosquito-Alert (http://www.mosquitoalert.com/proyecto/que-es-mosquito-alert/) que, mediante una aplicación para teléfonos móviles, permite la identificación de un mosquito y la hubicación de la observación. De su página web sacamos el siguiente gráfico muy útil para a identificación del mosquito del dengue, del mosquito tigre, de los mosquitos japonés y coreano, y del mosquito común.


   En Canarias,  según la base de datos de Biodiversidad de Canarias (BIOTA, https://www.biodiversidadcanarias.es/biota/), no se considera ninguna especie del género Aedes como naturalizada, pero sí se registran varias especies de mosquitos de los géneros Anopheles y Culex. Son 8 especies en total, 3 Anopheles y 5 Culex, de los que todos menos Culex pipens, el mosquito común, el más conocido, se consideran Nativos Probables. En cambio el mosquito más abundante se califica como Introducido Posible. Este hecho seguramente se deba a que se piensa que existe una estrecha relación de esta especie con el hombre, por lo que difícilmente estaría en Canarias sin la participación del ser humano. Pero este tipo de razonamientos parecen poco sólidos.
 
   Esperemos que algún día los mecanismos de control y vigilancia de especies exóticas invasoras, no plagas, sean tan ágiles y útiles como lo son en los casos de plagas sanitarias o agrícolas. Habrá que trabajar para ello.


viernes, 7 de enero de 2022

Lampropeltis getula californiae en Gran Canaria: La primera captura de 2022 y nuevo récord en 2021.

 Siempre es preferible mirar para adelante que para atrás, aunque tampoco es recomendable olvidar lo que ha pasado. En el caso de la culebra real de California en Gran Canaria uno ya no sabe para dónde mirar.

El año 2021 acaba con un nuevo record de capturas, 2.648. Recordemos que el año anterior, 2020, se estableció la nueva plusmarca con 1.990. El ascenso en este número de culebras capturadas está siendo exponencial desde 2019, año en que se capturaron poco más de 1.000 culebras. Según puede verse en las estadísticas presentadas en la web de #stopculebrareal (https://gesplangis.es/arcgis/apps/opsdashboard/index.html#/9d46ff1b76c342f79f6a9ee1b3dc3688), una espectacular herramienta de donde es posible extraer gran cantidad de información, el ascenso en estos dos últimos años se debe a un incremento en las culebras capturadas mediante los medios propios del proyecto. Hasta 2021 el número de reptiles que se capturaban de esta manera siempre había sido menor que las entregadas por personas ajenas al servicio. Esto quizá signifique que la eficacia de los medios es también mayor. Esperemos que sea esto y no que refleje un incremento enorme de la población de estas serpientes.

 
Los núcleos principales donde se localiza la especie siguen siendo los mismos (zona de La Solana, San Roque, entre Telde y Valsequillo, Amagro, Montaña de La Data, Bco. Guiniguada) , pero cada vez sus límites son más difusos, encontrándose culebras en casi todo el cuadrante nororiental de la isla y en muchos barrancos del Sur: Fataga, Arguineguín, Mogán, Ayagaure.

Si nos fijamos en las capturas u observaciones en las zonas fuera de los focos, donde no son capturadas directamente por los técnicos del proyecto ni por trampas, se observa perfectamente que existe un patrón claro: las carreteras. Gran parte de estas serpientes fuera de los focos aparecen en las vías de comunicación, y en ocasiones en carreteras menores, donde el tráfico no es frecuente. 

 

Captura de culebras reales de California a lo largo de la carretera del Valle de Agaete, desde El Puerto de las Nieves hasta Berrazales (https://gesplangis.es/arcgis/apps/opsdashboard/index.html#/9d46ff1b76c342f79f6a9ee1b3dc3688



 Capturas de culebra real en las carreteras de Arguineguín (a la izquierda) y del Bco. de Los Palmitos y Ayagaure, a partir del núcleo de Montaña la Data (a la derecha) (https://gesplangis.es/arcgis/apps/opsdashboard/index.html#/9d46ff1b76c342f79f6a9ee1b3dc3688)


Este patrón es claro, pero lo complicado es saber por qué se produce. ¿Es acaso una muestra de la existencia de una dispersión promovida por alguna persona? ¿Es quizá en estas carreteras se ven pero fuera de las carreteras también están y no se han visto? Personalmente creemos que esta relación existe y es necesario esudiarla y que quizá se trate de una dispersión involuntaria de las serpientes. Los animales pueden "subirse" a los vehículos en las zonas donde se encuentran los focos principales y se dispersan de manera involuntaria. Recordemos que uno de los focos principales se encuentra en las proximidades de Merca-Las Palmas, en Marzagán-Jinámar, y que este establecimiento es quizá el nudo de transporte de mercancias más importante de la Isla, sobre todo para el sector agrícola. Cuando se observa la imagen de las capturas en esta zona llama mucho la atención que no se ha producido ninguna en el interior de esta instalación, mientras que por los alrededores son muy numerosas. Sería conveniente prospectar esta zona e incluso trampearla. 

 

Capturas en las inmediaciones de Merca-Las Palmas (https://gesplangis.es/arcgis/apps/opsdashboard/index.html#/9d46ff1b76c342f79f6a9ee1b3dc3688)
 

Pero la razón de esta entrada está también en informar sobre la primera captura del año 2022, realizada en el núcleo primigenio y principal de Telde-Valsequillo. Interesante si tenemos en cuenta que estamos en la peor época para realizar este tipo de capturas, ya que las serpientes están ahora invernando escondidas bajo el suelo. No sabemos si esperar a que sea la última o la primera de muchísimas más. Lo que sí pensamos es que es necesario acompañar a las labores de captura un estudio detallado de la forma de dispersión del animal, lo que acompañaría a las labores de prevención, necesarias para la gestión de este animal en la Isla.

Pero sobre todo, desear suerte y acierto en su trabajo a las personas de #stopculebrareal. Su éxito será el de todos y el de la biodiversidad grancanaria.


domingo, 28 de noviembre de 2021

El problema de la gestión de los animales domésticos abandonados que se convierten en un problema ambiental y de salud. Hoy, de nuevo las cotorras (y de paso las ardillas)

 La simplificación de los problemas no los resuelve, al contrario, suele empeorarlos. Traemos hoy de nuevo, por machaque de los medios de comunicación, el incesante tema de la gestión de los animales domésticos abandonados, anteriormente llamados mascotas. No hablamos aquí de cabras, que también, sino de cotorras, gatos, perros, ardillas, culebras, cerdos vietnamitas, etc., etc. La importancia de este tema es tal que la mayor parte de los vertebrados terrestres incluidos en los listados legales de especies exóticas invasoras, son animales y plantas utilizados como ornamentales o como mascotas. Pero centrémonos en el tema que nos trae aquí. Esta semana ha aparecido en todos los medios de comunicación el control de cotorras que el ayuntamiento de Madrid ha realizado en parques públicos de esa ciudad. "Gracias" a que unas personas se saltaron un aviso, es decir, entraron ilegalmente en el parque donde se realizaba el control y grabaron la actuación (https://elpais.com/espana/madrid/2021-11-25/madrid-contrata-a-una-empresa-para-que-mate-a-tiros-a-las-cotorras.html; https://www.efeverde.com/blog/creadoresdeopinion/analisis-cientifico-sobre-la-situacion-de-la-cotorra-en-madrid-y-en-espana-alternativas-de-gestion-y-desmentido-de-bulos-sobre-las-cotorras/; https://www.eldiario.es/opinion/zona-critica/cotorras-son-vecinas_129_8530199.html; etc.).

 Tomado de https://elpais.com/espana/madrid/2021-11-25/madrid-contrata-a-una-empresa-para-que-mate-a-tiros-a-las-cotorras.html

 


  
Unas opiniones a favor de la actuación, otras opiniones en contra del método y otras en contra de todo. En este caso las opinones ya van sobrando.

    Datos: la presencia de cotorras afecta gravemente a las poblaciones autóctonas de aves y mamíferos voladores; sus nidos alcanzan grandes dimensiones y son un peligro para la integridad de los árboles donde se asientan, por lo que son un peligro también para la seguridad pública; sus colonias producen tanto ruido que representan también un problema de contaminación auditiva para los vecinos, afectando a su salud; en zonas agrícolas forman plagas capaces de dar al traste con plantaciones de cereales o frutas. Por todo esto están incluidas en el catálogo nacional de especies exoticas invasoras, por lo que las autoridades públicas deben velar por su eliminación, no pueden fomentar su presencia y, si se capturan, no pueden devolverse al medio natural. En España y en 2015, en un recuento muy a la baja se publicó que habían mas de 21.000 ejemplares en todo el estado, y en 2019 el ayuntamiento de Madrid hizo un censo de nidos y calculó su población de cotorras en unas 12.000. 

Nido de cotorras en una palmera (Fuerteventura)

    Opciones: no hacer nada no es una opción, por cuestiones de salud, seguridad y medioambientales, los organismos públicos están obligados a intentar erradicar o al menos reducir las poblaciones de estos animales. Pueden capturarse mediante varios mecanismos, pero en todos los casos las aves no se pueden volver a soltar, por lo que, o se matan, con medios más o menos indoloros, o se mantienen en cautividad hasta que mueran (las cotorras tienen una vida media, en esas condiciones de 20 años). Otra opción es matarlas directamente. Como en las ciudades no está permitida la caza, se tiene que dejar esta labor a técnicos profesionales que, con las medidas de seguridad necesarias, realizarían esta labor. Lo que se realiza más habitualmente es la mezcla de ambas opciones, se controlan las colonias destruyendo nidos, eliminando huevos, capturando adultos y matándolos posteriormente con métodos adecuados, y, en los lugares donde no se puedan realizar estas actuaciones, se llevan a cabo cazas directas putuales. 

    Alternativas no realizables: capturar, esterilizar y soltar, no es legal, ni seguramente es posible ni efectivo, dadas las dimensiones de las colonias; capturar y mantener con vida en cautividad 11.000 cotorras durante 20 años e impedir que se reproduzcan. Y todo esto sin subir los impuestos necesarios para pagarlo todo.

    En los casos de que estas mascotas alcancen el medio rural, una alternativa que parece limitar el gasto público es el de la caza deportiva. De esta manera, los animales asilvestrados son considerados "especies de caza" en la Ley 7/1998, de 6 de julio, de Caza de Canarias, y de la misma manera en el resto de leyes de caza de todo el estado. La definición de lo que es un animal asilvestrado nos la ofrece la Orden de 21 de junio de 2021, por la que se establecen las épocas hábiles de caza para la temporada 2021-2022, así como las condiciones, medios y limitaciones para su ejercicio en la Comunidad Autónoma de Canarias. "Animales asilvestrados: aquellos animales de origen doméstico que no dependen del ser humano para su subsistencia y los que no habitan en Canarias de manera natural, que se hallen libres, en uno u otro supuesto, en terrenos susceptibles de aprovechamiento cinegético y carezcan de signo aparente de dominio o posesión por una persona". Estos animales se incluyen dentro de lo que se llama caza menor. Este último hecho crea la duda de si una cabra, una oveja o un cerdo asilvestrado entrarían dentro de esta definición de animal asilvestrado y serían por tanto especies de caza. 

    Pero dejar la gestión de estos animales asilvestrados en el medio natural, en manos de los colectivos de cazadores crea muchas dudas. El objetivo de esta gestión debería ser su erradicación, su control, y no parece que sea ese mismo el objetivo de los cazadores, sino mantener su actividad el mayor tiempo posible.

    En Canarias, esta última orden de 2021 nos presenta dos casos curiosos dignos de mencionar y que son prueba de la dificultad de gestionar el problema con la actividad cinegética.

Uno: Resulta que los animales asilvestrados son incluidos como especies de caza en todas las Islas menos en Lanzarote, ¿por qué? Ni idea. En la isla conejera el problema es el mismo que en el resto del Archipiélago. ¿Tiene Lanzarote alguna condición especial que la hace diferente en este aspecto? Parece que no. Si algún usuario conoce la razón, nos encantaría conocerla.

Dos: En Fuerteventura sí se incluyen los animales asilvestrados entre los animales cazables, y se añade de manera concreta a la ardilla moruna como especie autorizada. La ardilla moruna se puede cazar con perro, con hurón, con escopeta y con arco. Vaya por delante que la ardilla moruna es una especie exótica invasora y como tal es necesario controlar y si es posible erradicar de la Isla. Pero, ¿es la caza el método más eficaz para hacerlo? ¿cuántas ardillas morunas matan los cazadores al año en Fuerteventura? La mayor parte de las ardillas morunas viven cerca de zonas urbanizadas, donde obtienen con facilidad agua y alimento. Realmente no parece que sea un método muy útil, por lo que su inclusión en esta orden no parece tener mucho sentido, y al contrario, da una penosa imagen para la propia caza, ya que cazar un animal que se acerca a las personas para que le den de comer no parece muy honorable. La disparidad de tamaños, la facilidad de su captura, la barbaridad de escopetear una ardilla, no parecen una buena publicidad para humanizar la caza.





domingo, 14 de noviembre de 2021

Terminan las XXVIII Jornadas Forestales, este año con un amplio tratamiento de las especies exóticas invasoras.

 Terminaron las XXVIII Jornadas Forestales celebradas en Las Palmas de Gran Canaria y organizadas por el Cabildo Insular y la ULPGC. Este año ha habido una gran representación de las ponencias dedicadas al problema de las invasiones biológicas, desde muchos puntos de vista. Destacamos el trabajo presentado por Joan Rita, profesor de la Universidad de las Islas Baleares, dedicado al problema común de la afección que producen las cabras abandonadas o asilvestradas a la vegetación natural. La historia del proceso de erradicación de estas cabras en Baleares tiene mucha similitud con lo que está sucediendo en Canarias, y deberíamos aprender de la forma que han tenido en ese archipiélago de tratar el problema. En la actualidad se han erradicado cabras y conejos en varios islotes de Baleares, produciendo un beneficio espectacular en el medio. Muy recomendable.

Les dejamos los vídeos de los tres días de estas Jornadas con todas las ponencias y las preguntas que se realizaron a continuación.

Por cierto, muchas gracias a todos los asistentes, que fueron numerosos, y a los que lo siguieron en directo por la red.

 





lunes, 1 de noviembre de 2021

Las XXVIII Jornadas Forestales de Gran Canaria se ocupan de las invasiones biológicas.

 


 En la ya larga historia de las Jornadas Forestales que organiza el Cabildo de Gran Canaria en el mes de noviembre de cada año, las invasiones biológicas han estado presentes muchas veces. Este año de 2021 son varias las ponencias que se dedican a este tema. En la página web de las jornadas (https://jornadasforestalesdegrancanaria.com/) se presenta el programa de las Jornadas Forestales, en una versión corta y en otra ampliada, y el folleto de las mismas. Traemos aquí las fichas de las ponencias dedicadas a este tema. Como puede verse, son todas muy ineteresantes y totalmente aconsejables para cualquiera que tenga interés por estos temas. Las sesiones tendrán dos formatos, presenciales, que se celebrarán en el Paraninfo de la ULPGC, y digitales, ya que se emitirán por internet.

De cualquier forma, esperemos que tengan el seguimiento que se merecen. 

 

 
 

 

 
 
 

sábado, 25 de septiembre de 2021

Si quieres resultados diferentes, atrévete a hacer cosas diferentes (Einstein)

En el tema de las especies invasoras parece que los problemas prosiguen y se intentan soluciones repetidas. Y muchas veces poco lógicas. Un claro ejemplo de ello es el tema de intentar eliminar las especies invasoras utilizándolas para servir de alimento o para fabricar alguna cosa útil (https://www.tree-hugger8.net/invasive-species-you-can-eat-5084844; https://cnnespanol.cnn.com/2012/08/14/deberiamos-comernos-las-especies-invasoras/; etc.). Uno de los usos más repetidos que pueden darse a algunas plantas invasoras es el de producción de fibras para la fabricación de papel o de otros materiales.

En este mismo blog se ha tratado este tema varias veces (http://invasionesbiologicas.blogspot.com/2009/09/en-las-gomera-fabrican-papel-con.html; http://invasionesbiologicas.blogspot.com/2011/12/aunque-hoy-es-28-de-diciembre-esto-no.html; http://invasionesbiologicas.blogspot.com/2017/03/mac-ecofibras-un-proyecto-no-libre-de.html). Las primeras actuaciones para fabricar papel o utilizar las fibras de plantas como el rabo de gato (Pennisetum setaceum) o la caña común (Arundo donax) son de 2009. Ahora se repite el planteamiento con el proyecto Inv2mac (Potencial aprovechamiento de biomasa generada a partir de especies vegetales invasoras de la Macaronesia para uso industrial, MAC2/4.6d/229) (https://inv2mac.com/index.php/proyecto), que en realidad es la continuación del proyecto ecoFIBRAS (MAC/4.6d/040). En total, este proyecto habrá tenido una duración de 9 años, desde 2014 a 2022.


 En esta fase se pretende estudiar la transformación en fibras de Pennisetum setaceum, Arundo donax, Ricinus communis (integrados ya en ecoFIBRAS), a los que se suman Acacia spp, Opuntia spp., y Hedychium gardnerianum.

Este proyecto, tal como indica su página web, "se basa en el estudio del aprovechamiento de la biomasa residual generada a partir de las campañas de erradicación y control de especies vegetales invasoras presentes en la Macaronesia". Pero es que para que este proyecto sea útil primero deberían haber campañas de erradicación y control de especies vegetales invasoras de tal envergadura que generaran suficiente material vegetal para hacer factible el aprovechamiento de la biomasa generada. 

Resulta que se trabaja en utilizar la biomasa generada en unas campañas que no existen, o que al menos son tan pequeñas que no producen grandes cantidades de biomasa, al menos en Canarias.

Pero quizá lo peor ocurriría si el proyecto tuviera un gran éxito. Si se crease un procedimiento económico y efectivo para crear fibras de alguna de estas especies, ¿se obtendría la materia prima del medio, mediante campañas de erradicación o se cultivarían para abaratar costes?

En definitiva, no parece muy lógico intentar emplear especies invasoras para obtener un beneficio económico, ya que con ello se logran varios aspectos no deseables: se acrecienta la idea de que algunas especies invasoras son "beneficiosas", en definitiva se "lava" su imagen; se crean redes económicas basadas en las especies invasoras, que no deberían ser perdurables en el tiempo; se propician las actuaciones a gran escala, con la falta del detalle necessario que requieren estas activiaddes para no afectar a la flora y fauna nativas, al suelo, etc.

Siguiendo el mismo razonamiento, ¿por qué no elaboramos zapatos o bolsos con piel de culebra real de California, o de cabra cimarrona? ¿o hacemos un plato "típico" con cangrejos de río, o añadimos trebolinas a la ensalada?

Dos ideas para futuros proyectos. De nada.
 

Otra cosa, ahora mismo hay mas gente trabajando en temas de especies invasoras en los laboratorios y universidades que en el campo o en el mar gestionando el problema. Habría que mirarse eso también.

viernes, 27 de agosto de 2021

Progresión del rabo de gato (Pennisetum setaceum) en la zona de Bandama-Los Hoyos.

 Cada vez que se visita uno de los paisajes gológicos más impresionantes de Gran Canaria, la Caldera y el Pico de Bandama, uno sale con sentimientos encontrados: por un lado la vegetación natural progresa en este entorno de manera palpable, pero por otro el rabo de gato (Pennisetum setaceum) sigue su progreso incontrolado. Desde que iniciamos la andadura de este blog venimos proporcionando noticias de esta progresión, primero en 2009 (http://invasionesbiologicas.blogspot.com/2009/09/expansion-de-una-poblacion-de.html), más tarde en 2014 (http://invasionesbiologicas.blogspot.com/2014/04/bandama-diez-anos-de-seguimiento.html) y la última vz en 2019 (http://invasionesbiologicas.blogspot.com/2019/04/pennisetum-setaceum-sigue-su-progresion.html). Tenemos imágenes de esta progresión que podemos resumir en las tres siguientes fotografías:



Hoy la cosa está peor. Las imágenes siguientes son de este mes de agosto de 2021. No sólo se extiende por la ladera de picón que se aprecia en las fotografías, sino que cubre gran parte del borde norte de la Caldera, en su cara que mira al interior de la misma,


Y empieza a ocupar la base de los acantilados orientados al sur. Cualquier zona en solana formada por derrubios es perfecta para su asentamiento.

Pero esto no ocurre sólo en este espacio natural protegido, sino en toda la zona de Tafira-Bandama-Los Hoyos. Para su divulgación hemos elaborado un pequeño vídeo en el que se ha querido ofrecer, mediante las imágenes obtenidas a través de Googe Earth, una visión de esta progresion en dos zonas del área. El Cabezo y el Camino del Fierro. Dos antiguas zonas agrícolas hoy cubiertas por completo por esta planta. Aquí van simplemente dos imágenes del antes y en después de cada una de estas zonas.

El Cabezo:


Y el Camino del Fierro:


Poco mas que decir. A ver si alguien hace algo. Esto no se para con voluntarios.

Aquí les dejo el vídeo. Ruego difusión.


 






sábado, 7 de agosto de 2021

Cambios en los nombres comunes tradicionales de las plantas y animales. Otra forma de perder riqueza relacionada con el mundo natural.

     Permítanme en esta entrada, y aunque este tema no esté estrictamente relacionado con las especies introducidas, presentar aquí un problema derivado de la afición del ser humano por cambiar aspectos naturales o tradicionales relativos con el conocimiento de nuestro entorno natural. Se trata de la tendencia actual de cambiar los nombre comunes tradicionales de plantas y animales, por otros que se pretenden más apropiados, por sonar mejor, por moda o por la intención de solucionar el complicado problema de relacionar un nombre común con una única especie, o una especie con un único nombre.

    Pero los nombres comunes de plantas y animales son de gran importancia cultural, desde el punto de vista lingüístico, histórico, social y etnobiológico, y la única manera de evitar su pérdida es utilizarlos de manera correcta, en su contexto, mantenerlos vivos y útiles. 

    Una visión de este problema pueden obtenerla en el siguiente artículo, publicado en la revista de divulgación The Conversation.

https://theconversation.com/aloe-o-sabila-la-riqueza-de-los-nombres-tradicionales-de-plantas-164922

     

    Y en este tema muchos debemo entonar el mea culpa, ya que muchas veces somos los propios técnicos y científicos los que introducimos estos nuevos nombres derivados de los científicos para denominar a estas plantas que ya tenían nombre común y que no necesitaban de estos neologismos. Nombres como bencomia, que sustituye a los tradicionales rosalito o zumaquero, deberían evitarse en listados de nombres comunes, y otros como busardo ratonero o ratonero común no deberían ser calificados como comunes, como sí lo es en Canarias el término aguililla. El problema de la multiplicidad de nombres comunes para designar a una misma especie ya lo resuelven los nombres científicos, que muchas veces somos reticentes a usar por la mala acogida que tienen entre el público general. Y si una especie no tiene nombre común, o no los conocemos, no podemos inventarnos uno, hay que difereciar nombres técnicos, que pueden ser bencomia, ratonero, o los que se quiera inventar, de los nombres realmente comunes, tradicionales, y eso es necesario reflejarlo claramente en nuestros escritos. El léxico de un territorio es también digno de protección.

Detalle de Bencomia caudata, y ficha de esta especie en la base de datos de la biodiversidad canaria (BIOTA), donde aparecen juntos los nombres, bencomia de monte y zumaquero, siendo el primero un neologismo y el segundo un término tradicional que nos habla del aspecto de la planta (similar al zumaque) y lo relaciona con topónimos como El Zumacal.


DEJE SUS COMENTARIOS, SU OPINIÓN NOS INTERESA

LEAVE YOUR COMMENTS, your opinion matters

Las especies invasoras en el año internacional de la Biodiversidad